Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Paseo familiar terminó en tragedia al ahogarse joven en el cauce del río San Juan

En un operativo conjunto entre Carabineros y la Brigada de Homicidios de la PDI
se logró rescatar el cuerpo del malogrado mozo del hotel Finis Terrae de Punta Arenas.

Por La Prensa Austral Martes 22 de Enero del 2013

Compartir esta noticia
191
Visitas


Un doloroso desenlace tuvo el paseo familiar que Rodrigo Ignacio Soto González, junto a los suyos, realizó al sector de San Juan, a unos 58 kilómetros al sur de Punta Arenas, luego de que el joven, de 21 años, perdiera la vida ahogado al ser atrapado por las traicioneras aguas del río del lugar.

La tarde del domingo, y a unos 100 metros hacia el norte del puente, estableció esta familia su campamento, en lo que prometía ser un fin de semana de alegría y que, dadas las condiciones climáticas, invitaba a participar de un paseo veraniego.

De hecho, el fallecido, mientras su familia disfrutaba del merecido descanso, permanecía en Punta Arenas desempeñando sus funciones de mozo de un céntrico hotel de la ciudad, terminando su jornada pasada la medianoche de ayer, momento en que, de manera telefónica, rogó a sus padres que viajaran a buscarlo para poder compartir con ellos, lo que finalmente se concretó cerca de las 2 de la madrugada.

Nada hacía presagiar que cerca de las 6 horas, el malogrado joven junto a otra familiar, saldrían a caminar con la finalidad de tomar fotografías de un amanecer que, dada las condiciones meteorológicas que a esa hora reinaban, hacían una postal digna de inmortalizar.

Fue así que caminaron junto a la ribera poniente del cauce del río San Juan en dirección norte, logrando avanzar unos 400 metros, a la altura del kilómetro 58,5 de la Ruta 9 Sur, lugar en el cual, en un acto temerario, Rodrigo se despojó de la ropa que vestía y, pese a no saber nadar, ingresó al afluente, intentando cruzarlo. Sin embargo, casi en la mitad del recorrido, y debido a la profundidad del lecho de cerca de 2,5 a 3 metros, habría sido atrapado por un banco de lodo, el que finalmente lo hundió, desapareciendo de la vista de su acompañante.

La mujer corrió en busca de ayuda ante la inminente tragedia y, al volver al lugar del accidente, se percataron que cerca de unos 50 metros corriente abajo, y atrapado entre unos troncos, flotaba el cuerpo de la víctima, aparentemente sin vida.

Llamado de ayuda

Con las dificultades que presenta la comunicación telefónica en el sector, familiares debieron trasladarse a un punto alto para poder encontrar señal de telefonía celular, con lo cual lograron dar aviso a Carabineros, siendo despachado al sitio del suceso los funcionarios del Retén de Agua Fresca al igual que el Grupo de Operaciones Especiales (Gope) de la policía uniformada. A su llegada, cerca de las 10 de la mañana, se iniciaron de inmediato las tareas de rescate, ingresando efectivos al cauce para poder liberar el cuerpo atrapado, para llevarlo de vuelta a tierra.

Posteriormente, profundas imágenes de dolor se vivieron al costado del río, cuando el cuerpo era retirado bajo una copiosa lluvia que a esa hora caía en el sector; la atónita y sobrecogida mirada de la familia del joven malogrado conmovía a los presentes. Incluso, la madre del fallecido no soportó la impotencia de su partida, abrazando el cadáver de su hijo de 21 años, quien el próximo martes estaría de cumpleaños. Luego de aquel desgarrador instante, su cuerpo fue cubierto por una lona plástica, a la espera de los peritos policiales.

Carabineros informó del hecho al fiscal de turno, quien dispuso que efectivos de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones concurrieran al sector rural para realizar las pericias que permitan establecer las reales circunstancias en que se produjo el fallecimiento del joven.

En efecto, los peritos policiales realizaron la fijación de la ropa que el joven se había sacado metros antes de donde fue encontrado, además, se le realizaron pericias a la cámara fotográfica que los jóvenes portaban, sólo minutos antes de que ocurriera el trágico accidente, en donde se habrían almacenado los últimos minutos de la vida de Rodrigo.
En tanto, Carabineros tomó la declaración de los familiares, quienes no daban crédito a lo que estaba ocurriendo.

Restos mortales

El Servicio Médico Legal llegó al apartado lugar, procediendo al levantamiento del cuerpo pasado el mediodía de ayer, siendo trasladado hasta la morgue de Punta Arenas, donde esta mañana se le efectuaría el examen post mortem, para posteriormente entregar los restos a sus familiares.

Se informó que el joven, aficionado a la música, será velado en el que fuera su hogar desde siempre, ubicado en calle Patagona Nº1600, en el barrio San Miguel.