Necrológicas
  • Orlando Vera Muñoz
  • Yerco González Cárcamo
  • Leonor Silva de la Fuente
  • Francisco Moreno Chávez
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Margarita Ríos Collier
  • Elena Cea Vidaurre

Pedro Paredes: “Si el Hogar cierra, me voy a ir a vivir a la calle no más”

– Otros de sus compañeros también mostraron su preocupación por el cese de funciones del recinto que los ha albergado durante años en Punta Arenas.

– La intendenta regional (s), Gloria Vilicic, afirma que el gobierno hará todo lo necesario para que los alrededor de 50 adultos mayores no queden desprotegidos.

Por La Prensa Austral Domingo 2 de Octubre del 2011

Compartir esta noticia
115
Visitas


“Lo encontraría triste si se llega a cerrar esto”, señala Pedro Paredes, de 71 años, oriundo de Chiloé y usuario de la Residencia Juan Pablo II de la filial Punta Arenas del Hogar de Cristo, respecto del anuncio de cierre de este establecimiento, que el próximo 4 de abril cumple 25 años desde su fundación, en 1987 (durante la venida del Papa) y que dio inicio a la labor de esta institución en Magallanes. Sin embargo, advirtió que nadie lo ha informado oficialmente de esta decisión, dada a conocer públicamente el jueves 29 de septiembre.

Hombre de pocas palabras, cuando se le pregunta a dónde se va a ir cuando cierre el hogar donde reside desde hace 7 años de los 15 que lleva viviendo en Punta Arenas, don Pedro responde: “…. Yo creo que a la calle, no más”, añadiendo que no tiene familia. “No tengo a nadie acá”.

El mismo futuro incierto le espera a Alfredo Lagos, oriundo de Temuco, quien desde hace tres años asiste al Hogar de Cristo.

“Me enteré que va a cerrar por el diario”, cuenta y no puede evitar demostrar su preocupación sobre lo que le espera en la ciudad que lo ha acogido durante 30 años.

Al preguntársele adónde se irá una vez que la residencia deje de funcionar, don Alfredo responde: “No tengo idea”. De su familia, en Temuco, no queda nadie, tal como pudo comprobarlo cuando viajó hasta allá el año 2002.

Sin embargo, deja entrever su esperanza de que el obispo Bernardo Bastres realice alguna gestión a favor de él y sus compañeros.

Otro de los cerca de 40 adultos mayores, usuarios del programa residencia del Hogar de Cristo, Juan Barrientos, de 75 años, también oriundo de Chiloé, expresó no sólo su desazón, sino, también, su molestia por la situación que se avecina. Vive desde el año 2000 en el Hogar de Cristo.

“Voy a hablar por mí. Lo que he escuchado hasta el momento, no me ha gustado nada. Me dejó bien disconforme y preocupado, pero no por mí, porque el día que me digan que me tengo que ir, tengo donde llegar, pero acá hay abuelos que no”, afirmó, enojado.

“No son objetos,
son personas”

Por su parte, una de las dos manipuladoras de alimentos de la Residencia Juan Pablo II de la Fundación de San Alberto Hurtado, María Hueicha, afirmó, apesadumbrada, que la noticia “ha sido un golpe bien fuerte, porque ¿qué va a pasar con los abuelos?”.

“Algunos no van a querer irse a hogares en otras ciudades, porque la mayoría son de acá y en el norte todo es distinto. Y, aparte de eso, acá nosotros, como funcionarios, somos su familia. Nos cuentan sus problemas, nosotros los escuchamos, le conocemos todas sus mañas. Entonces, es muy complicado, no queremos que los abuelitos se queden sin hogar y tampoco que los traten como un paquete y los pongan allá o acá, no son objetos, son personas. Por lo tanto, merecen respeto”, agregó.

Asimismo, la funcionaria indicó que en julio del próximo año podría ser la fecha de cierre, aunque se les señaló, en una reunión, que les avisarán tres meses antes.

Hueicha también aclaró que tanto el jardín infantil como el Programa de Atención Domiciliaria (Padam) y la Hospedería (que funciona en el mismo edificio de la Residencia Juan Pablo II), cuya construcción en Avenida España aún no concluye, seguirán funcionando en Punta Arenas.

Gobierno regional

Tras hacerse público el cierre del programa, la intendenta subrogante, Gloria Vilicic Peña, aseguró que el gobierno hará todo lo necesario para que los adultos mayores de la Residencia Juan Pablo II del Hogar de Cristo no queden desamparados.

De hecho, recordó los 11 millones de pesos que el Ministerio de Planificación (Mideplan) entregó a la fundación para la hospedería y destacó el catastro de calle que se realizó recientemente, con el fin de elaborar políticas públicas para erradicar la extrema pobreza.

También indicó la puesta en marcha, en noviembre, de la nueva hospedería, que tendrá una capacidad para atender a 50 personas.

“La erradicación de la extrema pobreza es uno de los siete ejes del gobierno del Presidente Sebastián Piñera”, señaló Vilicic.