Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Pena en libertad para autor de crimen

Contrastadas escenas se vivieron ayer tras finalizar la primera audiencia del Tribunal Oral en lo Penal que se llevó a cabo en el nuevo Centro de Justicia de Punta Arenas de calle Carrera. Las voces de frustración de los familiares de la víctima de un asesinato eran radicalmente opuestas al emotivo abrazo que Esteban Vega Loaiza, de 20 años, se daba con sus padres tras recuperar la libertad.
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 24 de Noviembre del 2012

Compartir esta noticia
24
Visitas


Contrastadas escenas se vivieron ayer tras finalizar la primera audiencia del Tribunal Oral en lo Penal que se llevó a cabo en el nuevo Centro de Justicia de Punta Arenas de calle Carrera. Las voces de frustración de los familiares de la víctima de un asesinato eran radicalmente opuestas al emotivo abrazo que Esteban Vega Loaiza, de 20 años, se daba con sus padres tras recuperar la libertad.

La tensión se generó luego de que el tribunal compuesto por los jueces Jovita Soto, Pablo Miño y Gonzalo Rojas, procediera a la lectura de la sentencia en contra del acusado, quien fue condenado como autor del homicidio de Pedro Marió Santana, hecho ocurrido la madrugada del 6 de mayo pasado en la villa Nelda Panicucci.

En dicho dictamen, el tribunal sentenció a Vega Loaiza a la pena de cinco años, no obstante, y concurriendo las circunstancias modificatorias que establece la ley, se le concedió el beneficio de libertad vigilada, quedando sujeto al control del delegado de Gendarmería de Chile por todo el tiempo que dure la condena impuesta.

Las expresiones de asombro se escucharon de inmediato en la 2ª sala del tercer piso del Centro de Justicia, tanto de los familiares del propio acusado, como los de la víctima, quienes no daban crédito al hecho de que el sentenciado obtuviera su libertad.

“Esta es la justicia que tenemos en Chile, este tipo puede salir y matar de nuevo. ¿Qué tipo de criterio usan?, como es posible, si quitó la vida de una persona, no la de un perro, o sea que ahora cualquiera puede matar a alguien y queda en libertad”, fueron las palabras que a viva voz pronunciaba la cuñada de la víctima, Rosa Zúñiga Maldonado.

La mujer precisó que la familia de la víctima reside en Chiloé y que son personas de escasos recursos que aún están pagando el traslado y sepultación de su familiar, cuyos restos fueron llevados hasta la isla Grande.

Reencuentro familiar

Los padres del autor del crimen, Eloisa Loaiza y Hernán Vega, se estrecharon en un abrazo con el acusado luego de que este recuperara la libertad, evitando entregar declaraciones a los medios de comunicación, pero dejando en evidencia la emoción que les embargaba en el momento. La misma posición asumió el sentenciado.