Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Piden que la ciencia se haga cargo de reevaluar cuotas y enfrentar depredación de las orcas

Esta semana la empresa Globalpesca anunció el cese de sus actividades en lo que resta de 2015 para la captura de bacalao de profundidad. Esto, principalmente por la baja en la cuota asignada, respecto de años anteriores y la triplicación de costos que han debido afrontar, ya que el pago de concesión se mantiene en el mismo valor.
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 25 de Abril del 2015

Compartir esta noticia
41
Visitas


Esta semana la empresa Globalpesca anunció el cese de sus actividades en lo que resta de 2015 para la captura de bacalao de profundidad. Esto, principalmente por la baja en la cuota asignada, respecto de años anteriores y la triplicación de costos que han debido afrontar, ya que el pago de concesión se mantiene en el mismo valor.
Sobre ésta y otras problemáticas, se refirieron el capitán del Globalpesca II, Mauricio Zamorano Rojas, y el gerente de operaciones de la empresa en Punta Arenas, Eduardo Infante Larraguibel, quien se expresó en primer término.

– Globalpesca III está por llegar y con eso cesan las actividades. Al menos 150 personas quedarán sin trabajo, además de personas externas.
– “Sí, lo que pasa es que, en una marea normal, alistar un barco nos cuesta un millón de dólares y esos son recursos que quedan en la región, para proveedores de naves, alimentos, temas técnicos, servicios, certificaciones. Es decir, hay todo un mundo de empresas girando alrededor”.

– ¿En esta última marea, cuántas toneladas debían capturar?
– “Del 47º al sur, nuestra cuota son 518 toneladas de bacalao y no nos podemos pasar… Todavía quedan unas 20 toneladas”.    
– Justamente, uno de los problemas que enfrentan ustedes es la baja asignación de cuotas de pesca.
– “La ley establece que es el Comité Científico el que fija la cuota y, por otro lado, está el comité de manejo que para el bacalao ya se conformó, pero aún no entra en operación. Esto es grave porque toda la información social, económica y la experiencia de la pesca es un dato que ellos no tienen para la toma de decisiones. Además, los únicos datos que tiene el Ifop (Instituto de Fomento Pesquero) son producto de la pesca. En nuestra empresa, son tres barcos que no estarán durante el resto del año. ¿Con qué datos va a trabajar el Comité Científico?
“Además, no se habla del financiamiento; nosotros trabajamos con cuota licitada a través de subasta pública, la que se paga anualmente y estamos con el mismo valor de hace 5 ó 7 años atrás. Cuando se redujo la cuota a un tercio, no sólo bajó nuestra capacidad productiva sino que triplicó los costos. Lo que se paga es alrededor de US$3 millones, en diciembre, a todo evento, independiente de cómo venga el año”.  
Orcas depredan pesca
– El segundo contra es que las orcas están depredando parte de la pesca.  
– “Para eso, uno de los datos más importantes que se utiliza es un parámetro de eficiencia que mide la cantidad de anzuelos calados, versus cantidad de peces o kilos que subimos a bordo. Y pasa que hemos tenido una depredación creciente por parte de las orcas… y eso no está ingresado en el sistema. Entonces, la eficiencia va disminuyendo, pero no por falta de peces, sino por esta depredación, que no es natural, porque las orcas no comen a más de 80 metros de profundidad y el bacalao vive a 2.000 metros de profundidad.  
“Como empresa, estamos haciendo grandes esfuerzos para ver cómo contrarrestar esto; tenemos un par de proyectos de investigación, estamos trabajando con Save Wave (empresa holandesa), y reanalizando nuestro arte de pesca, entre otras cosas. Pero necesitamos que la ciencia se haga cargo, porque no existe ningún estudio de cuál es la población de orcas y su comportamiento. Y hago un llamado al Ifop, de que se preocupe de eso, porque si la población de orcas crece van a perjudicar a la pesquería”.

– El desplazamiento de la biomasa entre mar argentino y chileno ha sido tema también en la asignación de cuotas.
– “El bacalao, según algunos estudios, es criado al sur de la Patagonia; por las corrientes, los alevines se irían hacia Argentina, Uruguay y Malvinas. Ahí crecerían y algunos vuelven… quedando en Chile. Pero hay mucho por estudiar, esos peces alcanzan madurez cerca de los 10 años y pueden vivir hasta 50 años. Entonces, ¿qué hacen durante esos años, dónde van? Eso no se sabe.
“Hay una institución internacional que es Camelar, que lleva toda la información de lo que se pesca en el mundo. Nosotros no podemos solicitar esos datos como Globalpesca, pero sí un ente gubernamental como el Ifop… y no lo han hecho”.
Visión del capitán

El 20 de abril, recaló en Punta Arenas, junto con Globalpesca I, el Globalpesca II (donde trabajan unas 45 personas). Su capitán, Mauricio Zamorano Rojas, quien labora en la empresa desde 2005, también entregó su visión.   

– Desde su experiencia, cómo ve la situación del recurso bacalao.
– “La cuota que se dio, supuestamente, es para proteger el recurso, pero, en realidad, no es así. Esa cuota anual, la pescamos en menos de cuatro meses y eso es reflejo de que pescado, hay”.

– Ustedes están en el día a día en la pesca, han visto in situ el comportamiento de las orcas.
– “Hay que saber vivir con ellas. Hace 10 años, nosotros permanecíamos tres meses en una sola área de pesca, pero hoy por las orcas, nos vemos obligados a movernos constantemente de caladero en caladero dentro de las zonas del sur de Chile y eso implica aumentar costos que antes no teníamos”.   

– ¿Han intentado usar algún sistema que permita aislar a los peces de la depredación?
– “Se han hecho diversos tipos de pruebas pero es casi imposible (redes, jaulas, espanta orcas). La orca es muy inteligente”.

– Ahora, con el cese de actividades, ¿qué va a pasar? Ustedes son bastantes en cada barco.
– “Nosotros trabajamos con muchas líneas de pesca; estos barcos tienen la capacidad de poner 6 líneas en el agua, cada una de unos 15 kilómetros. Esto implica un trabajo que requiere mucha gente, que ahora va a quedar fuera. En los tres barcos, suman 150 personas y además están sus familias”.

– ¿Qué viene luego del cese de actividades?
– “El buque va a quedar con una dotación mínima de seguridad, que es el 20% de la tripulación total. Una vez que se descarguen los buques y se realicen las reparaciones, van a quedar a la gira”.
Aprontes
En Globalpesca, la cesantía se veía venir una vez terminada la marea. Infante explicó que “esto era inevitable, pero como empresa siempre estamos tratando de ver nuevas alternativas. Ahora bien, la ley establece una instancia llamada revisión de pares, cuyo objetivo es que un grupo de científicos ajenos a la investigación y la fijación de cuotas, evalúa el proceso mismo y el análisis que hizo el Ifop. La revisión ya se hizo y entiendo que el informe ya se entregó así que esperamos con ansias el resultado de eso”.
Respecto al cese definitivo de actividades, Globalpesca informó que se espera su concreción antes de la primera quincena de mayo. En tanto, la mayor parte del bacalao irá como producto congelado para consumo humano a Estados Unidos y el resto con destino final en Asia.