Necrológicas
  • María González Hernández
  • Silvia Cárcamo Guajardo
  • Susana Julia Levinieri vda. de Gallardo

Piden que ministros se inhabiliten para evaluar reclamaciones contra minera

Seis mil 500 millones de pesos en acciones de Copec tiene el Presidente Sebastián Piñera, según su declaración de patrimonio y lo que denuncian parlamentarios y grupos ecologistas. Este podría ser uno de los tantos “inofensivos” negocios del Mandatario pero, a juicio de los detractores del proyecto de la Minera IslaRiesco, se trataría de un conflicto de intereses de proporciones mayores.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 30 de Mayo del 2011

Compartir esta noticia
10
Visitas


Seis mil 500 millones de pesos en acciones de Copec tiene el Presidente Sebastián Piñera, según su declaración de patrimonio y lo que denuncian parlamentarios y grupos ecologistas. Este podría ser uno de los tantos “inofensivos” negocios del Mandatario pero, a juicio de los detractores del proyecto de la Minera IslaRiesco, se trataría de un conflicto de intereses de proporciones mayores.
En una conferencia de prensa realizada en Santiago por el senador Guido Girardi, el diputado Enrique Accorsi y el concejal de Punta Arenas, Mario Pascual, exigieron que los secretarios de Estado que conforman el Comité de Ministros se inhabiliten.
Pascual explicó que no confían en la evaluación que puedan hacer estos personeros acerca de las reclamaciones contra el proyecto carbonífero, debido a que Piñera es accionista de Copec. Esta empresa es una de las dueñas de la cuestionada minera y por eso dudan de las órdenes que el Mandatario pudiese dar a sus ministros.
El presidente del senado reconoció que durante los gobiernos de la Concertación “faltó coraje para rechazar este proyecto”. Cabe recordar que en 2007, durante el gobierno de Michelle Bachelet, la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) licitó las pertenencias mineras que poseía en la isla Riesco. El grupo Copec-Ultramar se adjudicó tales derechos y así surge el proyecto para construir cinco minas de carbón en Magallanes.
Según Pascual “el Presidente mostró una gran preocupación por la carbonización de la matriz energética chilena, pero en su Plan Magallanes marcó como uno de los polos fundamentales del desarrollo de la región precisamente la explotación de la minería del carbón”.
Carbón contaminante
Agregó que el carbón que se va a sacar de la isla Riesco, “es el más contaminante que existe porque es sub bituminoso, es decir, que tiene un bajo poder energético y un alto poder contaminante con azufre y metales pesados”.
También denunciaron públicamente que la minera destruyó uno de los ocho sitios arqueológicos que se encontraron de los asentamientos étnicos en la isla Riesco.

“En este gobierno no hubo coraje ni pudor para violar todas la leyes y aprobar de manera vergonzosa este proyecto. En el gobierno de Piñera los intereses económicos ganan porque hay muchos conflictos de interés”, afirmó Girardi.
El senador cuestionó que “si se está usando carbón, que es el combustible más barato, por qué entonces los precios de la electricidad son los más caros de Latinoamérica”.

El diputado Accorsi criticó que “nunca ha habido un Presidente de Chile que tenga acciones en un negocio directamente como lo tiene Piñera en el caso de isla Riesco. Le pedimos que venda sus acciones”.

Encuesta y rechazo
al proyecto
Accorsi, Pascual y Girardi presentaron una encuesta realizada en abril por Estratégica Consultores en la que se señala que ante la pregunta “¿Está usted de acuerdo con que se haya aprobado ambientalmente el proyecto de explotación de carbón de Minera IslaRiesco?” un 69,7 por ciento está en desacuerdo o muy en desacuerdo. Se entrevistaron a 332 personas de Punta Arenas en 22 sectores de la comuna. Otra de las preguntas fue “¿Cuál considera usted que será la principal consecuencia del proyecto IslaRiesco?”, a lo que un 56% cree que será un daño ambiental, un 10,3% piensa que traerá problemas al turismo y ganadería, un 17,2% cree que generará empleos, un 2,6% piensa que generará crecimiento económico y un 13,8% no sabe.