Necrológicas
  • Orlando Vera Muñoz
  • Yerco González Cárcamo
  • Leonor Silva de la Fuente
  • Francisco Moreno Chávez
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Margarita Ríos Collier
  • Elena Cea Vidaurre

Poblador invitó a La Prensa Austral a conocer su casa

Su nuevo hogar en el Loteo del Mar le cambió la vida a combativo grupo familiar.

Por La Prensa Austral Miércoles 24 de Agosto del 2011

Compartir esta noticia
20
Visitas


Atrás quedaron aquellos difíciles días de julio de 2010, cuando el poblador Julio Burgos Peralta, 56 años, protagonizó una huelga de hambre en las afueras del edificio de los Servicios Públicos. El protestó para que se le reembolsara el dinero de un departamento que él devolvió al Serviu en el barrio Archipiélago de Chiloé, y le autorizaran a comprar una vivienda en otro sector.

Aquel anhelo finalmente se cumplió luego que él inscribiera su título de dominio en el Conservador de Bienes Raíces, el pasado 15 de julio, por una vivienda de dos pisos en calle Mar Caribe Nº856, Loteo del Mar. Burgos abrió el lunes sus puertas a este medio para mostrarnos su nueva casa, de 38 metros cuadrados, y que les cambió la vida junto a su esposa Rosa Arteaga, su hija Fabiola Burgos y Martín Alejandro, su nieto de 1 año 4 meses.

La euforia de hoy contrasta con los 11 grados bajo cero que debió afrontar hace poco más de un año en su protesta frente al edificio público que alberga a Vivienda y al Serviu, período en el que incluso estuvo dispuesto a dar la vida por su causa.

Desde noviembre hasta fines de febrero realizó una nueva protesta al no autorizársele la compra de un terreno que le ofrecían para instalar allí una vivienda. Esta incluyó una “toma” en la población Nelda Panicucci, período en el cual logró que interviniera el alcalde Vladimiro Mimica en la constitución de una mesa de trabajo con la directora del Serviu, Ximena Cerpa, Carabineros y los vecinos del sector. De aquella instancia se darían las bases para la solución definitiva.
Con el monto actualizado del dinero recibido por su departamento y gracias a unos ahorros que tenía en su libreta de la vivienda logró completar los 14 millones de pesos requeridos. El puso “no más allá de 800 mil pesos”, que tenía ahorrados gracias a un puesto ambulante de frutas con el que partió en Navidad, con la ayuda del distribuidor de frutas Víctor Mena quien lo instó a hacerlo al verlos en la situación que estaban, “ahora sólo tengo que trabajar para reembolsarle un dinero a él”.