Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Policías niegan acusaciones del Partido Comunista

El PC denunció ser víctima de amedrentamiento, golpes y detenciones ilegales por parte de grupos no identificados y de funcionarios de civil.

Por La Prensa Austral Viernes 6 de Enero del 2012

Compartir esta noticia
12
Visitas


Tras la denuncia realizada a La Prensa Austral por el Partido Comunista y publicada en la edición de ayer donde daba cuenta de la existencia de actos de amedrentamiento, golpes y detenciones ilegales en contra de dirigentes estudiantiles por parte de grupos no identificados y de policías de civil, las instituciones aludidas, Carabineros y la Policía de Investigaciones, negaron enérgicamente dichas acusaciones.

El comandante Oscar Salazar, prefecto de la Prefectura de Carabineros Magallanes, señaló que al ver la publicación de ayer, comenzó a recabar información policial respecto a los denunciantes y a los procedimientos adoptados en su contra. Explicó que en el caso del dirigente de las Juventudes Comunistas, Luis Fierro, no existe ningún tipo de denuncia en la institución por la situación que señala, ocurrida hace 15 días mientras esperaba locomoción, cuando habría sido abordado por dos carabineros e intentado ser aprehendido por un “delito falso”. Destacó eso sí el oficial que “toda persona que haya sido vulnerado sus derechos, está en su legítimo derecho de interponer un recurso de protección, o en su defecto a realizar un reclamo formal en la Prefectura de Magallanes”, pero destacó que no existe un respaldo legal ni administrativo en materia de reclamo, por parte de esta persona contra Carabineros.

El prefecto de Carabineros indicó que la comunidad debe tener en consideración que Carabineros tiene la misión de dar tranquilidad a la población, dejando en claro que la policía mantiene en funcionamiento vehículos policiales que no mantienen los colores institucionales, pero que éstos están debidamente inscritos y todos cuentan con patente, no como han denunciado los jóvenes del PC, que habrían sido abordados por camionetas sin identificación.

Tuvo palabras de igual manera para las dos detenciones que habrían afectado a la dirigenta estudiantil, Macarena Guerrero, y de los golpes que acusó recibir por parte de los policías al interior del bus en el que era trasladada, sosteniendo que en el parte médico redactado en el Hospital Clínico, se establece que presentaba una contusión en su rodilla izquierda, hombro y lóbulo auricular derecho en expansión, no pudiéndose precisar que existan lesiones producidas por terceros.

Deja en claro el comandante que tampoco en este caso existe algún tipo de denuncia de la menor en Carabineros, señalando que “esa es la transparencia que nosotros queremos dar, que si hay una situación que realmente afecte a estas personas, nosotros estamos llanos a iniciar una investigación o de poner a disposición de los tribunales los antecedentes para que se siga investigando”.

PDI
“Desconozco cualquier antecedente de los que se mencionan en esta nota de prensa, no se cuál es el fundamento que tiene el Partido Comunista en esta acusación, porque no hay ningún antecedente que a nosotros como institución nos permita mencionar siquiera o referirnos a este tema, porque nosotros como institución no nos sentimos vinculados a este hecho”, señaló por su parte respecto a las denuncias formuladas por el PC, el subprefecto y jefe de la Prefectura Magallanes de la PDI, Alfredo Castillo, quien agregó que la policía cumple exclusivamente mandamientos judiciales y órdenes emanadas de los tribunales a la Fiscalía, no realizándose en ningún caso este tipo de actos ilícitos.

Al igual que en Carabineros, dejó en claro que no existen denuncias efectuadas en la policía civil de este tipo, y que sólo en relación a situaciones similares, mantienen la de una vecina identificada como Rosalba Campos por secuestro, quien denunció este delito a mitad del año pasado y luego el 14 de diciembre. Por estos hechos la Brigada de Homicidios se encuentra desarrollando una investigación, realizando rondas periódicas a su domicilio y manteniendo un contacto telefónico permanente con ésta.