Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

Por el paso San Sebastián y con un nuevo pasaporte ingresó a Magallanes el deportado Lun Terzic

Impacto generó la noticia divulgada en la edición de ayer por este medio sobre la presencia en Punta Arenas del ciudadano croata Lun Terzic Nicolich, quien pese a tener prohibición de regresar a Chile, burló el control migratorio en el paso San Sebastián, en Tierra del Fuego, al ingresar con un nuevo pasaporte, donde figuraba otro número asignado, diferente con el cual fue prontuariado hace 16 años.
[…]

Por La Prensa Austral Miércoles 27 de Agosto del 2014

Compartir esta noticia
86
Visitas


Impacto generó la noticia divulgada en la edición de ayer por este medio sobre la presencia en Punta Arenas del ciudadano croata Lun Terzic Nicolich, quien pese a tener prohibición de regresar a Chile, burló el control migratorio en el paso San Sebastián, en Tierra del Fuego, al ingresar con un nuevo pasaporte, donde figuraba otro número asignado, diferente con el cual fue prontuariado hace 16 años.
Terzic fue deportado a Croacia a comienzos de noviembre de 2011 tras cumplir en la cárcel de Punta Arenas una pena de 13 años efectiva por el cruento asesinato de su esposa Elisa Torres Cárcamo, hecho de sangre acaecido el 30 de diciembre de 1998, al interior de la ex Notaría Vergara.
Al cabo de poco más de dos años de su expulsión del territorio nacional, en Croacia el ex convicto se embarcó en un buque que traía como destino la austral ciudad argentina de Ushuaia. Una vez allí, viajó a Río Grande, donde habría permanecido por espacio de un mes, hasta que este lunes abordó un bus de la empresa Tecni Austral que cumple el servicio internacional de pasajeros entre dicha ciudad y Punta Arenas.
El cruce en el control fronterizo de San Sebastián argentino lo sorteó sin mayores inconvenientes, debido a que en dicho país no tiene restricciones. Lo mismo aconteció en el lado chileno, donde, según la PDI, Lun Terzic exhibió un nuevo pasaporte, con otro número asignado, razón por la que su identificación no arrojó reparos a los funcionarios que atienden el ingreso migratorio en la isla de Tierra del Fuego.
En el bus viajaban 9 personas, 5 chilenos, 2 argentinos, un alemán y un croata, quien en el listado de pasajeros figuraba como Terzic Lun, nacido el 2 de abril de 1967, pasaporte Nº28716859.
La alerta sobre su presencia en territorio chileno proviene del ferry que cumple el servicio de cruce marítimo en la Primera Angostura, en Punta Arenas, donde con anterioridad a ser detenido el año 1998, tras consumar su atroz crimen en la Notaría, era trabajador de la transbordadora.
El hecho de haber descendido del bus en plena navegación y circular por las instalaciones de la nave, bastó para ser reconocido.
El bus de la empresa Tecni Austral llegó a Punta Arenas cerca de las 17,30 horas del lunes. Su primera gestión fue tomar contacto con el cónsul de Croacia, Rudi Mijac, tras lo cual se trasladó a una hostal de Avenida Independencia, lugar donde tres horas más tarde llegó en su búsqueda personal del Departamento de Extranjería y Policía Internacional de la PDI, debido a la prohibición que tenía de regresar a nuestro país, razón por la que fue conducido hasta el cuartel policial de calle Errázuriz para iniciar la tramitación administrativa de su expulsión.
“Ingresó al territorio nacional con un nuevo pasaporte y un nuevo número asignado, y al percatarnos que había entrado a Chile se iniciaron de inmediato los trámites, nuevamente con la intendencia para sacarlo del país, lo que se concretó esta mañana (ayer) después de reuniones con el cónsul de su país”, explicó el jefe de Extranjería de la PDI, comisario Edilicio Gacitúa.
Precisó que fue un aviso externo recibido por el cónsul de Croacia lo que activó el dispositivo de seguridad para dar con el paradero de Terzic, añadiendo que Mijac habría indicado el lugar donde se hospedaba el ciudadano extranjero.

El periplo de Terzic

En su declaración prestada a la policía, Terzic habría asegurado que no tenía conocimiento de la prohibición que lo afectaba para regresar a Chile, y mucho menos que en su calidad de condenado y expulsado, tenía que solicitar un permiso diplomático para volver a entrar, porque asumía que tenía saldada su deuda con la justicia chilena.
Alrededor de un mes tardó su viaje entre Croacia y Ushuaia, admitió el comisario Gacitúa.
“En una entrevista con nosotros y con el cónsul, aseguró que vino a comprar una especie de notebook, ya que como había vivido en el pasado acá, sabía que ese tipo de artículos son más económicos, lo que en definitiva no se concretó por el trámite de expulsión”, subrayó.
Gacitúa aclaró que Terzic no ingresó de manera clandestina al país, que su pasaporte es un documento real de viaje, con todo en regla e idóneo para el cruce fronterizo, el cual además ahora quedó actualizado con la nueva información que lo involucra, fecha de nacimiento, nuevo nombre, número de registro.
El jefe policial remarcó que este ciudadano no está imposibilitado de ingresar al país, sólo que previo a eso debe efectuar un trámite administrativo en el consulado de Chile en Croacia, a fin de que se le otorgue el permiso pertinente.

Expulsión

Poco y nada pudo “disfrutar” de su estadía el croata en Magallanes, ya que luego de su llegada a las 17,30 horas del lunes, permaneció en la hostal hasta ser entrevistado por la policía, en una diligencia que se extendió hasta cerca de la 1 de la madrugada de este martes, tras lo cual Terzic volvió a descansar por algunas horas antes de presentarse a las 8,30 horas en el cuartel de la PDI donde había sido citado.
Lo que pocos saben, es que muy temprano ayer, alrededor de las 7 horas, concurrió hasta el complejo penitenciario, en la Avenida Circunvalación, su último lugar de residencia en nuestra ciudad. ¿La finalidad?, según dijo a algunos funcionarios penitenciarios, era pedir algún consejo ya que se había visto envuelto en esta situación administrativa que no entendía, según comentaron desde la cárcel.
Quiso entrevistarse con alguno de los antiguos gendarmes, no obstante no pudo conseguir su cometido, al no ser autorizado su ingreso al penal.
Luego de esta visita, cerca de las 9 horas, ingresó al cuartel de la PDI, donde salió escoltado por detectives en una camioneta fiscal, casi oculto, raudamente en dirección a Punta Delgada para abordar el ferry que lo llevaría a Bahía Azul, para de ahí viajar al paso fronterizo en San Sebastián, lugar donde en definitiva, a las 16,20 horas abandonó Chile, de regreso a Río Grande desde donde supuestamente, según aseguró el jefe de Extranjería, se embarcaría en un vuelo comercial de regreso a su país, cuyo pasaje aéreo tiene fecha para el mes de octubre.