Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Por un celular, dos jóvenes terminaron en prisión preventiva

Por un lado se habló de un robo con violencia. Por otro, de una riña entre amigos.
[…]

Por La Prensa Austral Domingo 9 de Octubre del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
102
Visitas


Por un lado se habló de un robo con violencia. Por otro, de una riña entre amigos.

Sin embargo, a la hora de responder a la solicitud de la Fiscalía, el Tribunal determinó que ambos imputados terminaran en prisión preventiva.

Fue ayer cerca de las 3 de la madrugada cuando Carabineros logró la detención de Luis Alonso Coli y Luis Villarroel Ayusa, ambos de 18 años, a quienes se sindicó como autores de un delito perpetrado minutos antes en la intersección de Francisco Antonio Pinto con Márquez de la Plata.

Los antecedentes indicaron que ambos “encapuchados” abordaron a una persona de 21 años, a quien agredieron con pies y puños, arrastraron y sustrajeron un teléfono celular. Testigos señalaron además que uno de los detenidos le propinó un botellazo que dio al joven en parte de rostro y cabeza. A raíz de lo anterior, la víctima resultó con fractura nasal y policontusiones.

Ayer, Coli y Villarroel fueron formalizados por el delito de robo con violencia. Ambos, entregaron su versión al juez de Garantía, Juan Olivares, señalando que todo se dio en el contexto que agresores y víctima bebían en la vía pública. Agregaron que la disputa por un teléfono celular, que habían decidido vender, motivó la agresión.

Tal versión no coincidió con la declaración de la víctima, quien en su denuncia aseguró no conocer a sus agresores.
Mientras Luis Villarroel Ayusa, trabajador y estudiante de la Umag no tiene anotaciones, Luis Alonso Coli registra al menos siete condenas por delitos de robo, lesiones graves y hurto simple (en su mayoría como menor de edad). Además, en los próximos días deberá comparecer por una causa pendiente.

Se fijó un plazo para investigar de 45 días, los mismos que ambos deberán permanecer privados de libertad. No obstante, la defensa no descartó apelar ante la Corte de Apelaciones por la decisión adoptada ayer en el Juzgado de Garantía.