Necrológicas

Presidente nacional de la Democracia Cristiana: “Muchos aspiran y aspiramos a que Carolina Goic sea la próxima senadora por Magallanes”

– El senador Ignacio Walker destacó los triunfos alcaldicios del partido en Primavera y Porvenir y dijo que la DC se convirtió en la primera fuerza política del país, pues sus alcaldes electos gobernarán sobre 3,4 millones de personas.

Por La Prensa Austral Domingo 18 de Noviembre del 2012

Compartir esta noticia
11
Visitas


El presidente nacional de la Democracia Cristiana, senador Ignacio Walker, insistió en que, pese a la solidez que tiene la figura de la ex Presidenta Michelle Bachelet, su partido no resignará su opción de disputar en primarias el cupo para ser la carta presidencial 2013.

Y, en el ámbito parlamentario, dijo que muchos militantes de la DC, entre ellos él, aspiran a que la diputada Carolina Goic sea la próxima senadora por Magallanes.

En conversación con El Magallanes, Walker se mostró contento por los resultados municipales que, según los cálculos, colocan a la Democracia Cristiana como la principal fuerza política del país y, en ese contexto, destacó los triunfos que tuvo el partido a nivel de alcaldes en las comunas de Primavera (con Blagomir Brztilo) y Porvenir (con Marisol Andrade).

“Estamos contentos, primero, por el resultado nacional. Pasamos a ser la primera fuerza política en términos de población gobernada por un DC: 3,4 millones de personas, el 20% de la población, está gobernada por uno de los 68 alcaldes que eligió la DC; y la Udi pasó a ser la segunda fuerza política nacional.

“Y, por supuesto, en Magallanes, estamos alentados por el trabajo que hizo el partido, especialmente por haber elegido a dos alcaldes en Porvenir y Primavera y varios concejales. Por lo tanto, quedamos en un buen pie”.

Walker también destaca que la DC subió su representación de concejales, pues de los actuales 344 llegó a 385, pasando así del 13,96% al 15,1%.
Candidatos al Congreso

– Estas elecciones siempre se han visto como la antesala para las parlamentarias. ¿Queda, entonces, el partido bien posicionado para ellas?
– “Mira, no hay nada mecánico ni automático en esto. Tampoco hay que sacar cuentas alegres cuando tenemos un 60% de abstención, pero, claramente, la DC está en un proceso de ascenso. El año 2009, teníamos cinco senadores y ahora somos nueve, con la bancada más numerosa del Senado y, por lo tanto, esto demuestra que haciendo las cosas bien, con unidad interna, con claridad de objetivos podemos avanzar”.

– ¿La DC ya tiene decidido que llevará a la diputada Carolina Goic como carta senatorial en Magallanes?
-“Mire, nosotros vamos siempre a promover primarias abiertas y vinculantes del pueblo democratacristiano para elegir a nuestros candidatos a cargos de representación popular. Esto es lo que hicimos el 15 de enero pasado en materia de concejales, en forma pionera y sin ley de primarias, sin financiamiento público y, por lo tanto, eso es lo que el partido tiene concordado.
“Ahora, muchos aspiran y aspiramos a que Carolina Goic sea la próxima senadora por Magallanes, por su dilatada trayectoria, la única mujer entre 19 diputados, jefa de bancada, con grandes votaciones y un tremendo espíritu de servicio público y un ánimo de lucha, como lo está demostrando en estos momentos por su propia situación de salud. Entonces, obviamente que ella es una muy buena carta para la elección senatorial en Magallanes. Insisto, siempre en el contexto de las primarias que el partido va a promover”.

– En el caso de la elección de diputados, ¿ya hay nombres que la DC esté barajando a nivel regional?

– “Bueno, afortunadamente tenemos cartas importantes como Juan Francisco Miranda, que es el presidente regional y que ha hecho un gran trabajo. También se habla de Eugenia Mancilla, de Juan Morano -que fue alcalde-, ¡en fin! Yo no quiero prejuzgar en ningún sentido. Al contrario, que florezcan mil flores y que, si hay varios o dos o más interesados, que haya primarias para poder zanjar también esa situación”.
Abstención

– En estas elecciones, la gran invitada fue la abstención. En Punta Arenas, se registró un 73% de acuerdo al padrón electoral -padrón que debería, por cierto, ser revisado-. ¿Cómo van a enfrentar esto de caras a las parlamentarias?

– “Bueno, esto requiere de mucha reflexión. No podemos tomar decisiones precipitadas o sobre la marcha. Aquí hemos hecho un giro coppernicano de un sistema que desde el año 61 era obligatorio. Es cierto que teníamos el peor sistema desde la recuperación de la democracia, de inscripción voluntaria y voto obligatorio. “Ergo, no me inscribo”, fue la conclusión de mucha gente. No nos olvidemos que en la elección municipal del año 2008 votó el 58% de las personas y, si bien es cierto, aumentamos el padrón electoral de ocho millones a trece millones de personas con la inscripción automática, votaron 5,5 millones de electores. Menos de casi los siete millones que votaron el 2008. Por lo tanto, esto hay que madurarlo, reflexionarlo…”.

– Pero, es un retroceso.
– “¡Claro que es un retroceso desde el punto de vista de la participación ciudadana! Para quienes aspiramos a una ciudadanía de alta intensidad, éste es un reflejo de una ciudadanía de baja intensidad y eso nos preocupa a los que creemos en la participación ciudadana”.
– “La Democracia Cristiana siempre ha sido partidaria del voto obligatorio y yo, en lo personal, lo he defendido siempre. No era parlamentario cuando se votó esta reforma constitucional, pero, ¡en fin!, no vamos a llorar sobre la leche derramada, pero tampoco podemos precipitar una decisión. Hay que reflexionar sobre esta materia y hay que perfeccionar el régimen electoral chileno”.

– ¿Cómo evalúa usted el desempeño del gobierno en términos del manejo y entrega de la información de los resultados electorales?
– “Lo más vergonzoso fue lo que pasó con el gobierno y el Servel en los días posteriores, en que no fueron capaces de dar a tiempo los cómputos parciales. Eso no había ocurrido en 50 años”.
– ¿Esta desprolijidad hace que los resultados se cuestionen?
– “Bueno, hubo falta de prolijidad y eso también nos debe hacer reflexionar sobre los cambios legislativos, administrativos y de todo tipo para que esto funcione realmente impecable y considerando, incluso, la posibilidad de introducir el voto electrónico”.

Primarias presidenciales

– ¿La DC mantendrá su empeño de disputar en primarias la opción presidencial que hoy día tiene en forma sólida la ex Mandataria, Michelle Bachelet?
– “Bueno, hay un liderazgo indiscutido que es el de Michelle Bachelet. He recorrido el país tres veces en los últimos dos años como presidente del partido. He estado en las catorce regiones, en 70 y 80 comunas en el último mes y medio y, evidentemente, que hay una fuerza muy poderosa que se llama Michelle Bachelet. Pero, eso no debe impedirnos competir. Nosotros como directiva estamos proponiendo a la Junta Nacional de este fin de semana que el 20 de enero elijamos a nuestro pre-candidato presidencial con miras a la elección primaria que tendrá lugar el 30 de julio”.

– O sea, por sólida que sea Bachelet, ¿la DC no va a resignar su opción de competir?
– “Por ningún motivo, porque no es sólo una persona, es una visión de país, un proyecto de futuro, un programa de gobierno. Hay muchas cosas involucradas. Esto, siempre con mucho realismo. Habrá que evaluar permanentemente, pero la directiva es partidaria de elegir a nuestro pre-candidato”.

– ¿En qué medida se hace cargo de los cuestionamientos a la forma en que está funcionando la Concertación, de la desconexión interna y la desafección de las personas? ¿Cómo se va a solucionar eso? Porque una Presidenta sola no puede gobernar.

– “No comparte ese diagnóstico que uno escucha por aquí, por acá. Vayamos viendo: la lista Concertación Democrática –así se llamó casi como una provocación- entre la DC y el PS obtuvo el 27% de los votos; y la lista Por un Chile Justo, del PPD, PRSD y el PC, un 22%. Entonces, uno, esta coalición de centro-izquierda tuvo un buen resultado y me alegro también del resultado de nuestros aliados, en que juntos sumamos casi el 50% de los votos válidamente emitidos. Por lo tanto, sin contar la abstención. Por lo tanto, ciertamente hay un llamado de atención de los políticos, de la política y de la propia Concertación que tiene que hacernos reflexionar y rectificar, pero sin actitudes histéricas y sin desandar lo que hemos andado y sin renegar de los 20 años de la obra transformadora de la Concertación”.

– En esta alianza más amplia de centro-izquierda, se plantea que la DC se puede perder por las presiones y tirón a la izquierda del Partido Comunista.

– “Eso lo he escuchado desde el año ’89. Primero nos iba a comer el Partido Socialista y ahora nos va a comer el Partido Comunista. Bueno, la DC tuvo un buen resultado electoral apostando a la unidad de la oposición y la Concertación, pero con un claro perfil e identidad propia, con mucha fuerza en torno a nuestros 1.238 candidatos y candidatas. Por lo tanto, si hacemos las cosas bien, nos va a ir bien. Al contrario, en la medida que la gente se preocupa del conflicto y la polarización, la gente tiende a valorar más el rol de un partido como la DC. Hay que perseverar en esa línea”.