Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

 “Primer round” verbal vivió alcalde con funcionarios

 Autoridad comunal fue duramente criticada por “dilatar” incremento previsional, tema que le vienen
planteando hace dos años y que hoy ven factible de solucionar.
La paralización contó con 90% de adhesión y hubo servicios municipales que no atendieron público.

Por La Prensa Austral Viernes 10 de Junio del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
10
Visitas


Una paralización funcionaria con bastante ruido se vivió ayer en dependencias de la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco), lugar donde a las 11 horas se desplazó el alcalde Vladimiro Mimica con los concejales Antonio Ríspoli, Claudia Barrientos, Mario Pascual y Emilio Boccazzi.

Allí, lo que debía ser una conferencia de prensa, a raíz del paro indefinido iniciado ayer por los empleados municipales, tuvo un inicio bastante accidentado. Ante los gritos de “mentiroso, mentiroso”, el edil salió a encarar a los manifestantes preguntándoles en qué les ha mentido. Ellos le sacaron a colación los dos años que llevan esperando sin tener avances en el tema del Incremento Previsional (DL 3501, de 1980), motivo del paro.

Ante ello, Mimica enumeró las gestiones y entrevistas a todo nivel en la materia, y en lo cual ha hecho llegar los antecedentes a la Asociación Chilena de Municipalidades.

“No hay voluntad” y “hay que escuchar a los dirigentes”, le espetaron. Ello lo llevó a sacar a colación la reunión sostenida el domingo con el gremio en la alcaldía, donde se acordó entregar todos los antecedentes al Concejo, pero los funcionarios le insistieron que “los antecedentes están a la vista”, criticando lo que consideran “otra maniobra dilatoria”.
El alcalde les recordó que se reunió con los dirigentes para ir ante el Consejo de Defensa del Estado (CDE) y llegar a un avenimiento, y que es tanta la voluntad existente que se dejaron 400 millones de pesos del presupuesto municipal que serían destinados para comenzar a pagar a los funcionarios. No obstante, hizo ver que el CDE seguirá defendiendo a todos los municipios del país, por lo que es un tema que supera sus atribuciones. 

“Las cosas no están bien”

 Junto con recriminársele una “visión sesgada” a la solución de este problema, en alusión a una carta de la directora de Control del municipio que ve inviable cualquier pago en tanto haya una demanda sin resolver, le plantearían: “los hechos son los que valen, señor alcalde”.

Le hicieron ver que la solución ante la Contraloría está a su alcance, bastándole generar un avenimiento entre las partes en la actual demanda ante el Consejo de Defensa del Estado.

“Estoy dispuesto a conversar en el transcurso de la tarde”, añadió el alcalde, ante lo cual le exigieron: “ahora”.
“Alcalde, usted debe entender que las cosas no están bien”, le plantearía el presidente del gremio, Jorge González, en alusión a hechos que se vienen dando en el último tiempo en la municipalidad.

El dirigente incluso debió intervenir ante el tono subido del diálogo y los gritos de: “que se vaya, que se vaya”. La molestia también se canalizó hacia uno de los concejales. González llamó a la prudencia: “aquí nadie quiere dañar la imagen de los señores concejales, ellos también son autoridad”.

Sin embargo, planteó la necesidad de que se les reconozca el daño previsional y que se les mejoren sus remuneraciones. Asimismo, instó a que no se les menoscabe diciendo que hay 80 municipalidades (de 340) a las que se les ha cancelado el incremento previsional-a ellas se sumó la de Cabo de Hornos-.

Los dirigentes le solicitaron una asamblea perentoria a Mimica para llegar a algún avance que permita deponer la movilización. Si bien hasta las 18 horas existía la intención, el alcalde finalmente se excusaría por motivos de fuerza mayor: su hija estaba hospitalizada de gravedad. A primera hora de hoy se podría concretar dicho encuentro.

Sin atención

 Con servicios paralizados como los Juzgados de Policía Local y las direcciones de Tránsito y Operaciones, un 90 por ciento de los empleados municipales (unos 360) adhirieron al paro. Esto impactó directamente en el público usuario, que no estaba al tanto de la medida.

Aun cuando hubo servicios como Desarrollo Comunitario y Rentas y Patentes, que atendieron con sus directores y empleados a honorarios, Jorge González dejó entrever su preocupación, ya que estos últimos no tienen responsabilidad administrativa, aunque “estamos trabajando para que ellos también tengan ciertos derechos”.

Por otro lado, remarcó que en la masiva asamblea de ayer, junto con analizar y discutir la situación que enfrenta la municipalidad, se les entregó “el irrestricto apoyo a los funcionarios que han sido vejados por los buses amarillos, y vamos a seguir caminando en conjunto”.

Ante la eventual instrucción impartida por el alcalde para hacer un listado de todos los adherentes al paro, indicó que luego de sus muchas declaraciones señalando ser “pro trabajadores”, y que “en este minuto tan importante para nosotros se nos venga a condicionar de esa manera, no, señor, eso no es aceptable”.