Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

Pueblo gallego donó “cruceiro” a Punta Arenas

El secretario de Migración de Galicia, Santiago Cambas, hizo entrega del monumento, una cruz de piedra, al alcalde Vladimiro Mimica,
en reconocimiento a los estrechos vínculos existentes desde hace tantos años.

Por La Prensa Austral Viernes 5 de Agosto del 2011

Compartir esta noticia
25
Visitas


Una cruz de madera de gran tamaño, con la imagen de Jesucristo, denominada “cruceiro”, donó ayer la Junta de Galicia, a través de su secretario de Migración, Santiago Cambas Bouzas, a la Municipalidad de Punta Arenas, en reconocimiento a la comunidad de esta ciudad y cuya ubicación final será el Puerto del Hambre, a unos 58 kilómetros al sur de esta ciudad.

El acto se realizó alrededor de las 10,30 horas, en la Plaza de Armas Benjamín Muñoz Gamero, y contó con la presencia del alcalde Vladimiro Mimica Cárcamo, el obispo de la Diócesis de Punta Arenas, Bernardo Bastres Florence; del vicecónsul de España en la comuna, Rodrigo Fernández Dübrock, concejales e invitados especiales.

“Magallanes es una región con la cual tenemos ligazones desde hace muchísimos años. Hay que pensar que el pueblo gallego es ante todo, un pueblo con vocación marítima. En ese sentido, la Región de Magallanes es para nosotros muy importante. En unos años más se cumplen 500 años del descubrimiento de este Estrecho, que marcó un cambio tremendo en lo que son las rutas marítimas entre Europa y el Pacífico. Y Los gallegos tenemos mucho que ver en esas expediciones. (…) Es importante conservar las relaciones que nos unieron como pueblos marítimos, como los son las regiones de Magallanes y Galicia”, señaló, el miércoles, Combas, luego de efectuar un saludo protocolar a la intendenta subrogante, Gloria Vilicic Peña.

El cruceiro es una de las manifestaciones más genuinas y antiguas de la arquitectura popular gallega. Se trata de cruces de piedra, con ornamentos del Cristianismo y de gran tamaño, que se colocan en cruces de caminos y rutas, e incluso a la entrada de cementerios, donde adquieren un significado sagrado. Llevan esculpido la figura de Jesucristo y normalmente de la Virgen (que se hace patrona del lugar), también, y del apóstol Santiago.

“Es un reconocimiento al pueblo de Punta Arenas, a través del cual queremos entregarles lo mejor de lo nuestro”, concluyó Cambas.