Necrológicas

Punta Arenas se convertirá en la segunda ciudad en implementar plan de entrenamiento en protección civil

El martes el director nacional del Instituto Nacional de la Juventud (Injuv), Luis Felipe San Martín, junto al director regional de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Cristián Gallardo, presentó el programa de capacitación y entrenamiento “Jóvenes voluntarios en prevención y emergencias” en Punta Arenas.
[…]

Por La Prensa Austral Jueves 20 de Diciembre del 2012

Compartir esta noticia
6
Visitas


El martes el director nacional del Instituto Nacional de la Juventud (Injuv), Luis Felipe San Martín, junto al director regional de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Cristián Gallardo, presentó el programa de capacitación y entrenamiento “Jóvenes voluntarios en prevención y emergencias” en Punta Arenas.

En la ocasión también estuvieron presentes el intendente Mauricio Peña y Lillo, la secretaria regional ministerial de Desarrollo Social, Sandra Amar; y la directora regional del Injuv, Carolina Vásquez.

Se trata de un proyecto pionero, que se elaboró a raíz del incendio que afectó al Parque Nacional Torres del Paine, a fines del año pasado. Al respecto, el director nacional del Injuv destacó que en apenas 48 horas 10 mil jóvenes se inscribieron como voluntarios para ayudar al gobierno a combatir el siniestro, en lo que se convirtió en el proyecto estatal de voluntariado más grande de los últimos 20 años.

Con dicho plan de capacitación y entrenamiento, se pretende dar una institucionalidad y estructura al voluntariado que desea capacitarse en protección civil, entregándoles las herramientas necesarias para ello.

“Ya hemos venido en dos oportunidades (a Magallanes), se han movilizado más de 300 jóvenes y eso derivó en un sistema de voluntariado en todo Chile. Hoy día nos quieren parques (nacionales) como La Campana, Longuén y próximamente, este verano, en Conguillío, Villarrica (en La Araucanía) y Vicente Pérez Rosales, de la Décima Región, después de haber trabajado más de 20 días en el Parque Nacional Torres del Paine, donde reforestamos y plantamos más de tres mil árboles nativos. Cada vez que hay una emergencia en Chile, son los jóvenes los primeros que salen a las calles, los primeros que se asocian en Facebook o en las redes sociales, y lo que falta hoy día es una institucionalidad que les dé a esos jóvenes capacitación y los prepare para saber cómo ayudar (…)”, manifestó San Martín.

De acuerdo a lo acordado, se planea llamar a postular, en febrero, a todos los jóvenes de Magallanes, entre 18 a 30 años, quienes tendrán que someterse a una evaluación psicológica y de su condición física para cumplir con el perfil exigido.

Seleccionarán a
treinta jóvenes

Treinta serán los seleccionados, quienes iniciarán su capacitación y entrenamiento en emergencia, específicamente para realizar labores de prevención y reparación, en marzo próximo y durante cuatro meses, lo cual estará a cargo del Injuv y de la Onemi, con la colaboración de la empresa privada.

Punta Arenas, se transformará, así, en la segunda sede en Chile en donde se llevará a cabo este programa pionero.
“La idea es que tengamos, al cabo de dos o tres meses, la primera brigada de jóvenes de la región capacitados, el próximo invierno. Si llega a ocurrir un hecho como el aluvión, estos jóvenes sabrán inmediatamente dónde acudir, con equipamiento y capacitación en primeros auxilios y en el liderazgo de grupos de personas para que los puedan convocar, transportar o dirigir las labores de reparación que haya que hacer”, agregó el director nacional del Injuv, aclarando que, en ningún caso, se pretende que reemplacen el trabajo que realizan los profesionales, como Bomberos, Brigadistas y Carabineros.

Apoyo en prevención

Por su parte, el director regional de la Onemi, Cristián Gallardo, precisó que el enfoque que se le pretende dar a este plan de entrenamiento es que permita “generar una red de apoyo para el organismo del Estado, cuando debemos dirigirnos a apoyar a la comunidad cuando ésta se vea afectada por una emergencia o catástrofe, como la que ya hemos vivido en diciembre del año pasado, en el caso del incendio de Torres del Paine, o en marzo, con el desborde del río de las Minas”.

“Uno de los principales problemas que se presenta en el tema de la emergencia tiene que ver con la desorganización y con el poco conocimiento de cómo se deben llevar a cabo algunos procedimientos, desde el punto de vista administrativo. La idea es preparar a una cantidad de jóvenes que cumpla con cierto perfil, definido en conjunto con el Injuv, para que puedan apoyar en labores de preventivas y de respuesta, cuando ocurre algún tipo de emergencia.
Estamos hablando de liderazgo, conocimiento en organización, de cómo operan y cuáles son los alcances de los organismos de respuesta de la gestión de riesgo, que tiene que ver con el levantamiento de amenazas y vulnerabilidades, y no sólo en el territorio regional. Estamos pensando con una mirada a largo plazo para que esta estructura, esta red, pueda ir en apoyo de otras regiones”, añadió.