Necrológicas
  • Leonilda Florencia Bargetto Orellana
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • Laura Rosa Prado Cuevas

“Queremos mejorar la velocidad de respuesta para las urgencias”

– Hoy cumple 10 años al servicio de los habitantes de Punta Arenas.

Por La Prensa Austral Domingo 15 de Mayo del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
39
Visitas


Hoy se cumplen diez años desde que comenzó a funcionar el Sistema de Atención Médica de Urgencia (Samu) en Punta Arenas, el que no es precisamente, como muchos piensan, un medio de transporte para ir al hospital, sino que se trata de profesionales que están para asistir emergencias.

Atropellos, choques, aeroevacuaciones, accidentes laborales, campañas o dar atención pre hospitalaria a personas que están sufriendo alguna situación crítica de salud en sus domicilios, que puede incluso, significar la muerte, son algunas de las funciones que ejecuta el Samu.

Sin embargo y tal como ocurre con otros Servicios de Urgencias, hay personas que no logran comprender cuál es la función real que cumple esta importante entidad en la ciudad.

El supervisor subrogante del Samu, Alexis Millalonco, reconoce que si bien han tenido avances en cuanto a que parte de la comunidad entiende cuándo debe llamar al 131, también señala que la utilización de la línea de urgencia, a veces, no es la más prudente.

“Durante el tiempo se han mantenido las llamadas que no corresponden, no hay tantas llamadas falsas de atención, sino lo que continúan, son las consultas por la farmacia de turno, médicos de turno, y eso provoca que la línea quede tomada por unos minutos, siendo que puede haber una real emergencia en ese momento”, explicó el enfermero.

Avances
La base del Samu ha tenido un crecimiento importante en cuanto a infraestructura, recurso humano y en el área asistencial.

Su “centro de operaciones” se encuentra en Avenida Bulnes frente al Hospital de las Fuerzas Armadas, y ahí trabajan 28 personas, hombres y mujeres que cumplen diversos roles como: secretaria, auxiliar de aseo, conductor, técnicos paramédicos y enfermeros.

Millalonco asegura que haber establecido protocolos de actuación, les ha permitido tener brechas más cortas con otras instituciones para el manejo de accidentes con múltiples víctimas.

“Tenemos un staff de profesionales a cargo de las ambulancias de avanzada, otros que están en constantes capacitaciones y que a la vez han replicado lo aprendido en la base, porque dichos conocimientos los adquieren en otras ciudades. Nuestra entrega de cuidados es más profesionalizada hoy que años anteriores”, señaló el supervisor (s).

La regulación 24 horas de la línea 131 a cargo de un profesional, ahora es una realidad. Esa persona tiene la importante misión de definir qué ambulancia envía a la emergencia, lo que genera que la atención sea más rápida.
Como proyectos, se cuenta ampliar más la capacitación a la comunidad, “capacitarnos más para poder entregar un mejor servicio, y sobre todo de coordinarnos mucho más con el resto de las instituciones en caso de incidentes de múltiples víctimas”.

Equilibrio emocional
Enfrentarse a accidentes que terminan con graves consecuencias no es algo fácil, y los funcionarios del Samu lo saben. Sin embargo a pesar de todo, logran mantener un equilibrio emocional que les permite hacer su trabajo.
Millalonco manifiesta que cuando acuden a un llamado que los impacta, si bien no cuentan con un apoyo específico, lo que hacen es conversar la situación en grupo, viendo cómo se sintieron y lo abordaron.

“Para este tipo de labores donde se trabaja con las emociones y la vida de las personas, el apoyo de tu equipo de trabajo y familia es lo principal. En lo personal escogí el Samu, porque tienes que tener un muy buen equilibrio cognitivo y emocional, y pienso que cuando van de la mano, te permite hacer bien tu trabajo y así te puedes de-sempeñar en el aspecto laboral y personal de manera plena”, sostuvo.

El Samu se proyecta como un sistema que crece gracias al entusiasmo y la cooperación de quienes se desempeñan allí.

Al cumplir 10 años, se han logrado metas que se veían un poco utópicas, y en cuanto a los desafíos a futuro, Millalonco señala que están relacionados con el plano asistencial.

“Queremos mejorar la velocidad de respuesta para las urgencias y comprometernos con la comunidad, a entregarles más herramientas educativas en relación a la buena utilización del recurso urgencia, y a la actuación pronta en cuanto a las emergencias que pueden presenciar. Nuestros objetivos son menos ambiciosos y eso habla bien del sistema, porque quiere decir que hemos cumplido objetivos bastante valorables”, dijo.

También de aniversario
Carlos Vargas es enfermero del Samu desde que iniciaron sus labores en la ciudad.
El comenta que cuando comenzaron a trabajar eran cuatro enfermeros reanimadores y cuatro técnicos paramédicos.
“Empezamos bien escuetos en términos de recursos físicos, porque funcionábamos en una base compartida con movilización en el hospital antiguo, y la habitabilidad no era de las mejores. Pero con harto entusiasmo fuimos desarrollando la idea de que la comunidad de Magallanes pueda internalizar la atención pre hospitalaria”, recordó.
De acuerdo a su experiencia, destaca la evolución que ha habido del recurso humano, material, aunque asegura que a su juicio, falta camino para llegar a un nivel óptimo.

En relación a las atenciones que otorgan, explica que indudablemente ha habido un aumento de las llamadas y también de la complejidad de las mismas.

“En el transcurso del tiempo y a través de la capacitación nuestra situación para acceder a las emergencias y resolución de los problemas, ha ido aumentando, por lo tanto estamos mejor capacitados y nos hemos dado cuenta que la gente de a poco se ha ido acostumbrando a solicitar la ambulancia sólo en los casos que es necesario”, afirmó Vargas.

El enfermero está orgulloso de pertenecer al equipo Samu, y está conciente de que lograr estar diez años ha significado un esfuerzo personal y de su grupo familiar, porque está dispuesto las 24 horas y los 365 días del año para acudir a una emergencia.

“Cuando comenzamos asumimos ese compromiso y eso obviamente ha tenido un costo familiar, pero ya a la fecha ya está asimilado y la familia apoya”, enfatizó.

Sub base sector sur
Hace unas semanas, comenzó a operar en el Hospital de Día en calle Las Heras, una sub base del Samu, que cuenta con una ambulancia básica cuya línea de acción es Avenida Independencia hacia el sector sur.
Esa área se categorizó como prioritaria en llamadas básicas, y ese fue el motivo por el que estratégicamente está ubicado ahí ese móvil. Mañana se realizará la inauguración oficial de ese servicio.