Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Recién en tres meses podrían estar calculadas pérdidas tras arder sede del Club Pesca y Caza

Dirigente indicó que esperan conformar una comisión de reconstrucción, para que analice las diferentes alternativas. Por otro lado, quedaría totalmente descartada eventual continuidad de arriendo a disco Kmasu.

Por La Prensa Austral Viernes 21 de Octubre del 2011

Compartir esta noticia
67
Visitas


Con nueva presidencia y directorio, el Club Pesca y Caza Punta Arenas se apresta a revertir una de sus etapas más difíciles, luego que el pasado 15 de septiembre un incendio -atribuido a una falla eléctrica- destruyera por completo su antigua sede de calle José Menéndez Nº551 y el gimnasio aledaño. Además de los invaluables documentos y reliquias históricas que se llevó el fuego, en esta última dependencia se aprestaba a funcionar la discotheque Kmasu, la cual perdió 120 millones de pesos invertidos allí.

El Club Pesca y Caza renovó el jueves 29 de septiembre su directorio para el período 2011-2013. En asamblea ordinaria, Hernán Haro Andrade, quien en otra época también estuvo al frente de la institución, fue confirmado en la presidencia, en reemplazo de Nelson Zúñiga.

El resto del directorio quedó conformado por: Mario Arecheta González, vicepresidente; Rodrigo Cabrera Serka, secretario; Arsenio Pérez Villar, prosecretario; Gaudio Cavellat, tesorero; Carlos Escobar Peralta, protesorero; Ricardo Miranda, Antonio Mora, Sonia Pérez, Luis Hutt y Hernán Lara, directores.

El flamante presidente señaló que actualmente pasan por un tiempo de espera, al estar abocados en una comisión mandatada por la asamblea y que recae en Carlos Escobar Peralta, además miembro del directorio. Haro se mostró motivado por la confianza depositada, al ser el más entendido en seguros, ya que él trabaja en el rubro hace décadas.

Generar ingresos

La idea es estar de aquí a dos semanas más encaminados en esta materia, ahora que la Fiscalía cuenta con los resultados de los peritajes. Indicó que en este trabajo “ya han pedido 75 papeles, certificados, planos y copias”. Si bien reconoció que “el seguro es bueno”, no se podrá dar por zanjado el tema mientras no se sepa a cuánto asciende el monto de la pérdida calculada. Calculó que en tres meses debiera quedar más o menos definido el monto, en tanto el proceso podría tomar seis meses.

Antes de eso se espera conformar una comisión de reconstrucción, para que vea las diferentes alternativas, y ésta será liderada por Mario Arecheta González.

Tampoco está claro si se reconstruye ahí mismo la sede o si se llega a vender el terreno, aspectos que serán debidamente estudiados en su momento.

Por de pronto, indicó que debían llevar el informe de las pericias del incendio a la compañía aseguradora para que de ahí les den la orden de demolición.

Lo de una eventual continuidad de arriendo a la Kmasu quedaría totalmente descartado, “porque eso era un arrendamiento del gimnasio y lamentablemente ellos no tenían seguros, porque perdieron todo lo que había adentro”.
Como sociedad deben afrontar aún desafíos importantes, y de partida no saben qué van a hacer para obtener ingresos en este coyuntural momento, aunque “nosotros para levantar nuestra sede, donde sea lo hacemos. La moral está en alto, lo que pasa es que nosotros tenemos que generar, aparte de nuestra sede que se puede comprar, debemos tener un motor generador de ingresos”.