Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Retienen en Argentina camión con insumos médicos para Natales

En la aduana argentina del Paso Internacional de Pino Hachado, provincia de Neuquén, se mantiene retenido desde el sábado pasado un camión de la empresa Transportes Cono Sur, con un equipo de 40 toneladas con cargas diversas, entre las cuales figuran insumos hospitalarios para Puerto Natales.
[…]

Por La Prensa Austral Miércoles 14 de Diciembre del 2011

Compartir esta noticia
98
Visitas


En la aduana argentina del Paso Internacional de Pino Hachado, provincia de Neuquén, se mantiene retenido desde el sábado pasado un camión de la empresa Transportes Cono Sur, con un equipo de 40 toneladas con cargas diversas, entre las cuales figuran insumos hospitalarios para Puerto Natales.

Esta máquina, que tendría que haber llegado el lunes de esta semana a la capital de Ultima Esperanza, permanece detenida en aquel control argentino junto a otros dos camiones que traen abastecimiento para las farmacias locales.

Según lo señalado por el empresario transportista afectado, Roberto Sekulovic, a su chofer le comunicaron que, en virtud de una nueva resolución, no se puede transportar medicamentos vía Argentina, “aunque ellos tampoco tienen muy claro eso, y para hacer este tipo de transporte dicen que hay que realizar una certificación en Buenos Aires pidiendo una autorización para su transporte a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (A.N.M.A.T.)”.

Sekulovic expresó que sus camiones de transporte traen a la región estos artículos hace más de 30 años y nunca habían tenido este tipo de problemas en los controles fronterizos argentinos.

El empresario añade que lo contradictorio de esta situación es que recién ayer llegó a Punta Arenas sin inconvenientes, vía territorio argentino, otro camión de su propiedad con 19.610 kilos de insumos para el Hospital Clínico de Magallanes, vehículo que venía un poco más adelante de la máquina que resultó retenida.

Lamentó que el Servicio de Aduanas en Chile no sólo no pueda hacer nada al respecto, sino que más aún “les dan todas las facilidades del caso a los argentinos, a veces entran sin M.I.C. (Manifiesto Internacional de Carga), sin lonas y entran y descargan, hacen lo que quieren. Pero nosotros, cualquier cosita que cometemos nos multan y somos detenidos”.

Más que eso, señaló que a su camión retenido en suelo argentino no le permiten ni siquiera regresar a Chile, y el jefe de Aduanas de Pino Hachado insiste que aquel equipo, patente JF-9434, transporta medicamentos cuando en realidad se trata de 300 kilos de insumos hospitalarios. Con el manifiesto en la mano, detalló que se trata de agua destilada, suero, agua destilada, bolsas, guantes, sacarinas, bisturíes médicos, vaselina, pañales, tela adhesiva, sondas y mascarillas, entre otros artículos.

Autoridades “ausentes”

“Los hospitales y las farmacias necesitan de estos insumos, y si no les llegan van a tener que comprarlos por otro lado”, expresó Sekulovic.
A raíz de esto, el presidente de la Asociación de Dueños de Camiones, Miguel Cárdenas, se ha entrevistado con personeros de la Cancillería, pero hasta ahora el único camino que se ve es tener que solicitar una autorización en Buenos Aires. Ello, pese a no existir ninguna resolución conocida que señale que este tránsito está prohibido.

Sekulovic llamó incluso ayer a Buenos Aires y una funcionaria que se identificó como Ana Losada le dijo que debía presentar una solicitud para traer estos artículos y pagar 410 pesos argentinos (41 mil pesos chilenos), aparte de tener un apoderado allá, por lo que “ni ellos saben tampoco cómo es el asunto”.

Lo que más lamentó es que hace tres semanas se realizó en Punta Arenas la reunión del Comité de Integración Austral entre Chile y Argentina, “y seguimos igual y cada día peor. La cuestión ya no tiene nombre, aquí el problema es que nuestra Cancillería chilena tiene que ponerse los pantalones largos de una vez por todas y exigirle a los argentinos lo mismo que ellos nos exigen a nosotros”.

Recordó cuando se cerró el paso Cardenal Samoré que el intendente de Villa La Angostura “llegó y prohibió que los camiones pasaran, y nuestra Cancillería no dijo nada”. Agregó que se mantienen a la espera de que a alguien se le ablande el corazón y diga: pobrecitos chilenos, pasen nomás. Ni siquiera nos dejan volver a Chile, esto es algo nunca visto en ninguna parte del mundo”.