Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Robo de 21 notebooks motivó que alumnos del Liceo de Excelencia devolvieran colegio en “toma”

Los estudiantes que mantenían “tomado” el Liceo de Excelencia Luis Alberto Barrera desde hace casi un mes, entregaron el establecimiento a la Corporación Municipal de Punta Arenas, alrededor de las 17 horas de ayer, tras descubrirse el robo de 21 computadores personales del establecimiento educacional, durante la madrugada de ayer.
[…]

Por La Prensa Austral Jueves 14 de Julio del 2011

Compartir esta noticia
75
Visitas


Los estudiantes que mantenían “tomado” el Liceo de Excelencia Luis Alberto Barrera desde hace casi un mes, entregaron el establecimiento a la Corporación Municipal de Punta Arenas, alrededor de las 17 horas de ayer, tras descubrirse el robo de 21 computadores personales del establecimiento educacional, durante la madrugada de ayer.
Los equipos sustraídos corresponden a notebooks HP G42-364LA, color gris, avaluados en 350 mil pesos cada uno; es decir, más de siete millones de pesos de pérdida total.

A tempranas horas de ayer, los mismos alumnos dieron aviso del hecho al secretario de la Corporación, Orlando Estefó, quien hizo la respectiva denuncia a la Policía de Investigaciones (PDI).

En las primeras diligencias, personal policial logró detectar la existencia de huellas que podrían conducir a los responsables del hecho que, según las versiones recogidas entre los estudiantes, serían personas ajenas al movimiento estudiantil.

Para no obstaculizar la investigación, los cerca de quince alumnos que permanecían en la ocupación decidieron entregar pacíficamente el liceo y terminar con la “toma”.

Según la versión de Estefó, los estudiantes habrían manifestado que fue una situación que “se les escapó de las manos” y que no corresponde al espíritu de las movilizaciones.

Mientras que el alcalde Vladimiro Mimica calificó el episodio como un “atentado” y dijo que “nada tiene que ver con poner en la mesa las conversaciones sobre el mejoramiento de la educación pública”.

Ambos personeros informaron que el recinto quedó en manos de la Corporación Municipal, que ya comenzó con el proceso de realizar un inventario completo de las pérdidas, daños y destrozos. Además, solicitaron mayor vigilancia por parte de Carabineros y dispondrán de nocheros para redoblar la seguridad.

Protocolo de acuerdo

Una vez que abandonaron el liceo, los jóvenes se dirigieron inmediatamente a la Corporación Municipal para elaborar y firmar el protocolo de acuerdo entre ambas partes.

En él se estipula que la entidad instruirá a la dirección del liceo para que los alumnos “no sean sancionados académicamente ni disciplinariamente por su participación” en la toma, agregando que “se deja expresa constancia que los ocupantes manifiestan que no asumen responsabilidad alguna por conductas inapropiadas o delictuales ocurridas en el establecimiento y que colaborarán en la acción de la justicia”.

El escrito también manifiesta que los alumnos continuarán protestando por otros medios y se deja constancia del “más absoluto repudio a la conducción que el Ministerio de Educación ha tenido en este conflicto”.

Sobre la responsabilidad por los daños, se define que los “ocupantes” asumirán en primera instancia el costo y la Corporación ayudará en la reposición de los daños que no puedan ser financiados.

Otro de los puntos, es que las partes se comprometen a trabajar en conjunto para solicitar al gobierno el aumento del financiamiento para la educación pública y mejorar la infraestructura a través de proyectos regionales.

Finalmente, se acuerda cumplir con el plan de recuperación de clases y aceptar las respuestas planteadas por la entidad a partir del petitorio local.

Diálogo

A partir de los acontecimientos, el secretario de la Corporación convocó a los representantes de cada liceo en “toma” a un diálogo que se efectuará hoy a partir de las 9,30 horas, con el fin de informar sobre los hechos, advertir la responsabilidad de los alumnos y reiterar el compromiso con el cuidado y seguridad de los colegios.

El presidente del Centro de Alumnos del Instituto Superior de Comercio (Insuco), Sebastián Rivas, expresó el apoyo a sus compañeros del Luis Alberto Barrera. “Fue una buena medida la que tomaron para no intervenir en las investigaciones policiales, pero nosotros no vamos a bajar las movilizaciones”, aseguró el miembro de la Asamblea de Estudiantes Secundarios (Aes).