Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Salud fiscalizará condiciones de seguridad y acústica en locales con más de 100 personas

En cumplimiento del Reglamento de Condiciones Sanitarias, Ambientales y Seguridad Básicas en establecimientos de uso público.

Por La Prensa Austral Jueves 22 de Septiembre del 2011

Compartir esta noticia
16
Visitas


A partir del 25 de septiembre, la secretaría regional ministerial de Salud comenzará a fiscalizar el cumplimiento del Reglamento de Condiciones Sanitarias, Ambientales y de Seguridad Básicas en Locales de Uso Público, normativa que fue publicada en el Diario Oficial en la misma fecha del año pasado, y que busca, como señaló el seremi subrogante de la cartera, Sergio Ruiz, velar por las condiciones de seguridad y saneamiento básico para este tipo de locales, especialmente para aquellos que tengan una capacidad simultánea de 100 personas o más, como discotecas, cabarets y cines, entre otros.

Lo anterior debido a que este reglamento entró en vigencia para todos los establecimientos nuevos, pero a los locales que se encontraban en funcionamiento para esa fecha se les otorgó un año para dar cumplimiento a las exigencias, plazo que se cumple en la fecha antes mencionada.

La información la entregó en conferencia de prensa el seremi (s) de Salud Sergio Ruiz acompañado de la jefa del Departamento de Acción Sanitaria, Angélica Carrillanca, y el encargado del Servicio de Atención Comunitaria, Sergio Pérez.

Entre sus principales iniciativas, destaca que todo local de uso público deberá ser diseñado, construido y funcionar en términos de asegurar el cabal cumplimiento de la Norma de Emisión de Ruidos Molestos, especificando si se tocará música en vivo o envasada. A su vez, cuando el nivel de presión sonora continuo equivalente sea superior a 86 decibeles dB (A), deberá colocarse un aviso gráfico donde se señale que la permanencia al interior de este recinto durante un prolongado período de tiempo puede producir daños permanentes en el oído.

El no cumplimiento de este reglamento dará inicio a un sumario sanitario, siendo la sanción desde una amonestación, prohibición de funcionamiento, hasta la clausura del local.