Necrológicas
  • Mirta Yanet Andrade Márquez
  • Juanita María Vukovic Boskovic
  • Vanessa Alajendra Vera Díaz
  • Juan Humberto Mellado Candia

Seremi de Educación: “Es triste ver el estado en que quedó el Liceo de Excelencia”

La autoridad estimó los daños en 2 millones de pesos, además del robo de los 21 notebooks.

Por La Prensa Austral Sábado 16 de Julio del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
20
Visitas


Con tristeza y preocupación, el seremi de Educación, Raúl Muñoz Pérez, se retiró del Liceo de Excelencia Luis Alberto Barrera luego de recorrer sus dependencias junto al secretario general de la Corporación Municipal, Orlando Estefó. La visita tuvo como fin constatar el estado en que los alumnos entregaron el establecimiento, tras el robo de 21 computadores personales.

“Es triste para un profesor y autoridad ver el estado en que quedó el liceo. Es triste el panorama que vimos”, expresó Muñoz, refiriéndose a que los daños son evidentes.

Puertas rotas, pisos marcados con combustible quemado, muebles tirados, cerraduras forzadas, bisagras dañadas, vidrios quebrados, extintores tirados en el suelo y “groserías” escritas son parte del escenario descrito por la autoridad.

“Es lamentable que dañen su propia casa de estudios”, planteó, agregando que “más aún cuando el alcalde (Vladimiro Mimica) y Orlando Estefó han recurrido al diálogo con los alumnos”.

Muñoz calculó los daños y destrozos en unos dos millones de pesos, además del reciente robo de los notebooks avaluados en siete millones de pesos, cuyo pago será compartido entre los estudiantes involucrados en la “toma” y la Corporación Municipal de Punta Arenas.

Reparaciones
La autoridad lamentó que los dineros entregados por el Ministerio de Educación (Mineduc) para “levantar” el colegio y los esfuerzos, en parte, se hayan perdido a raíz de los acontecimientos.

Según su percepción, volver a habilitar el liceo tardará más de una semana por lo que aún es incierta la vuelta a clases de los estudiantes.

El seremi destacó que hay una inversión en el Liceo de Excelencia que no se puede desaprovechar, tanto en materia de infraestructura, como académico. Muñoz contó que las obras para mejorar el gimnasio que debieron comenzar el 4 de julio están atrasadas y que la pérdida de clases podría afectar en la evaluación de conocimientos y habilidades que se efectúa en todos los liceos Bicentenario del país.

“Hago un llamado a que los estudiantes reflexionen y entreguen sus establecimientos”, enunció Raúl Muñoz.