Necrológicas
  • Orlando Vera Muñoz
  • Yerco González Cárcamo
  • Leonor Silva de la Fuente
  • Francisco Moreno Chávez
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Margarita Ríos Collier
  • Elena Cea Vidaurre

“Si cometí algún error que afectara a la comunidad, quiero pedir perdón”

Imponente desfile de infantería y material blindado marcó la ceremonia militar.

Por La Prensa Austral Sábado 15 de Diciembre del 2012

Compartir esta noticia
180
Visitas


Una emotiva ceremonia marcó el cambio de mando de la comandancia en jefe de la Quinta División de Ejército en Punta Arenas.

Con un impresionante despliegue de infantería que contó con más de 1.000 efectivos de las seis unidades que conforman la repartición castrense y cerca de 70 carros blindados de ingeniería y combate, el general de brigada Leonardo Iván Martínez Menanteau asumió el mando que entregó el general Luis Felipe Zegpi Pons, quien durante los últimos dos años lideró la institución.

Pasado el mediodía de ayer la marcha firme de los soldados y el rugir de los motores de las unidades blindadas hicieron vibrar la tierra en el patio de ceremonias de la Cuarta Brigada Acorazada Chorrillos, en el sector de Ojo Bueno, donde se realizó la ceremonia, frente a las máximas autoridades civiles y militares de la región.

El nuevo comandante en jefe Martínez Menanteau agradeció el recibimiento de la comunidad magallánica y señaló a La Prensa Austral que “esta es la División (militar) del fin del mundo y con ésta particularidad es que debemos trabajar junto a las entidades civiles. Personalmente es un desafío especial porque es la primera vez que estoy en la región, pero será muy interesante conocer la idiosincrasia y el estilo de vida de la gente de Magallanes y poder sobreponernos a las características del clima y su desafiante geografía”.

Por su parte, Zegpi agradeció de sobremanera el trabajo que logró realizar en conjunto de la comunidad magallánica y destacó que “cuando llegué, hace dos años, no conocía la región pero me pude adaptar rápidamente y profesionalmente pudimos trabajar muy bien, pero como ser humano si cometí algún error que afectara a la comunidad, quiero pedir perdón”, acotando que tras entregar el mando de la Quinta División de Ejército se irá a retiro y se radicará en Santiago junto a su familia.

Finalmente el general que se despide de la región realzó el trabajo que pudo realizar en conjunto a la comunidad en el combate del dantesco incendio que asoló al Parque Nacional Torres del Paine, haciendo un llamado a cuidar el patrimonio de la humanidad que Chile y Magallanes regalan al mundo, agregando que durante el desborde del río de las Minas se pudo apreciar el estrecho lazo que une al Ejército con la sociedad en todo momento.

Al terminar el desfile, con el cual concluía la ceremonia de entrega del mando a su sucesor, el general Zegpi se emocionó y derramó lágrimas, pues así, a los 54 años de edad, ponía fin a una dilatada carrera militar de 37 años.