Necrológicas
  • Guillermo Gallardo Riquelme
  • María Elsa Mercado Estefó
  • Adolfo Espinoza

“Siempre recuerdo que en 1983 me recibieron en Punta Arenas como si fuera John Kennedy”

“El gorrión de Conchalí” actuó anoche en el Hotel Casino Dreams y vuelve a presentarse
hoy desde las 23,30 horas en el mismo recinto.

Por La Prensa Austral Miércoles 30 de marzo del 2011

Compartir esta noticia
7
Visitas


Pese a todas la experiencias adversas que ha vivido muestra un optimismo y humor que sorprende. Así es Zalo Reyes quien anoche actuó en el bar Lucky 7 del Hotel Casino Dreams en su reencuentro con el público magallánico.

Hoy el cantante nacional volverá a presentarse en el mismo recinto a partir de las 23,30 horas, donde sólo se debe pagar la entrada de ingreso a la sala de juegos ($2.600), mientras que para los socios del club Mundo Dreams la entrada es gratis de 18 a 22 horas.

Conversó con nuestro medio de su tratamiento para combatir la diabetes y su recuperación tras la amputación de su pie izquierdo en 2008.

“El gorrión de Conchalí” también se mostró contento por el reconocimiento artístico que ha tenido en el último tiempo, agregando que a sus 58 años tiene la agenda copada de conciertos y proyectos, mostrándose además muy feliz por su último sencillo “Acorralado entre mis lágrimas”.

“El recuerdo más grande que tengo de Punta Arenas fue el año que vine después que triunfé en el Festival de Viña del Mar en 1983, sólo pregúntale a los viejos, los jóvenes no te van a creer ni ca… En el centro, desde los edificios me tiraban papeles y cosas igual que cuando pasaba John Kennedy (el ex Presidente de EE.UU.) y yo iba en un auto convertible por la calle principal. Ese recuerdo lo tengo muy presente”.

“Tengo también recuerdos de cuando fui a Cerro Sombrero, Porvenir, Puerto Natales y Puerto Williams”.

– ¿Tu público es fiel acá?
“Zalo Reyes es de Arica a Punta Arenas, cuando estaba en ‘El Festival de la Una’ en TVN (década de 1980) durante tres años yo cantaba todos los días y por eso me hice conocido. Ahora está internet y la Radio Corazón que llega a todo Chile con mi música”.

– Han grabado y versionado muchas canciones tuyas en el último tiempo…
“Me han pasado cosas buenas, el año pasado en el Bicentenario el Mario Guerrero cantó ‘Una lágrima en la garganta’ y se le olvidó la letra y junto a Lucho Gatica estamos entre los cantantes del Bicentenario”.

“Grabé hace poco ‘Mi prisionera’ con Los Shamanes que son número uno y me invitaron al Arena Movistar donde había ocho mil cabros chicos que cantaban todas mis canciones. Ahora voy también a los show kitch en la discotheque y los cabros se sabían todas las letras. Yo creo que la televisión no sabe eso, ahora no hay programas para cantar, ya que ¿Dónde quedó la Quintanilla, el Leandro y todos esos cantantes que no pudieron ser más promocionados? Pero los shows en vivo ahora están en los casinos y en los eventos de las cajas de compensación para la tercera edad”.

“Todos los fines de semana estoy copado, siempre voy a cantar a los casinos, justamente vengo de los casinos de Iquique y Calama, donde los hombres trabajan y las mujeres gastan su plata jugando (risas)”.

“Estoy contento porque llegué con un tema que se llama ‘Acorralado entre mis lágrimas’ una canción que me dio el cantante Daniel Guerrero. Ahora voy a grabar con un grupo que se llama Movimiento Original y con los Juana Fe”.

– ¿Y cómo está tu salud?
“Sigo con la diabetes que es muy fregada, mucha gente pensó que me habían amputado uno o dos dedos pero fue el pie izquierdo completo justo a la altura de donde te abrochas los zapatos. He sufrido harto, he estado dos años en silla de ruedas, pidiéndole a Dios que me pudiera parar. Gracias a Dios ya estoy de pie y cantando, ya que incluso un tiempo perdí un poco la voz y ahora la recuperé”.

“Me entró el pánico porque habían muchas casualidades, es que cuando fue el terremoto y a Raphael (de España) se le cayó el diente en el Festival de Viña, el doctor me dijo que tenía que mudarme ya que en mi barrio (Conchalí) había plaga de guarenes y baratas y podía contraer una bacteria en la herida que tengo en el pie izquierdo”.
“Justo me contrató Daniel Vilches, quien hace poco había contratado a Eduardo Thompson quien se murió, después contrató a la Helvecia Vieira quien se murió, también a Chicho Azúa quien se murió y me contrató a mí…(risas) Pero yo dije ¡Soy artista, no voy a morir! Se murió Sandro, Michael Jackson, Lucho Barrios, ¡Puta que se han muerto hue…!(risas). Entonces yo estaba asustado, ya que fallecieron mis padres y cuatro hermanos, así que andaba sólo pensando en los gladiolos (risas)”.

Comenta esta noticia