Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Siete jóvenes con mejor puntaje en la PSU proyectan estudiar fuera de la región

Magallanes, junto con Aysén, fueron las únicas regiones que
no consiguieron ningún puntaje nacional (850 puntos).

Por La Prensa Austral Miércoles 4 de Enero del 2012

Compartir esta noticia
309
Visitas


Radiantes y orgullosos por haber conseguido un importante logro en sus vidas, se encontraban ayer los jóvenes que obtuvieron puntaje regional en la Prueba de Selección Universitaria (PSU), en las diferentes asignaturas. Se trata de siete egresados de cuarto medio que se esforzaron durante la época escolar y gracias al apoyo de sus familias, profesores y amigos, hoy pueden postular a la carrera que soñaban.

En Matemáticas, dos jóvenes obtuvieron 834 puntos: Daniel Barrientos (Colegio Alemán) y Aquiles Mansilla (Liceo Contardi), quien además consiguió mejor puntaje en Ciencias con 825 puntos. En la prueba de Lenguaje, destacaron Cinthia Arriagada (Colegio Británico) y Aldo Ghisoni (Colegio Miguel de Cervantes); ambos con 807 puntos. Este último también logró el mejor ponderado regional, con 776 puntos. Mientras que en Historia, tres estudiantes consiguieron el mejor resultado: Matías Zúñiga (Liceo Contardi), Nicolás Alvarado (Liceo Contardi) y Marcelo Espinosa (Colegio Miguel de Cervantes), con 830 puntos.

Según la información proporcionada por el representante del Demre en la región, Víctor Pérez, Magallanes se sitúa dentro de las dos que no logró ningún puntaje nacional (850 puntos), junto con Aysén. En tanto, el mejor promedio ponderado (776 puntos) se ubicó en el último lugar dentro de las 15 regiones, seguido de Arica y Parinacota (788,5 puntos); lo que, de ninguna manera, resta mérito a los jóvenes que destacaron dentro de Magallanes.

Proyecciones de estudio
Algunos se sorprendieron con el llamado; otros, derechamente, se lo esperaban. Lo cierto es que todos sintieron una enorme alegría –y alivio- al contar con un alto puntaje que les permite proyectarse en la carrera que siempre quisieron estudiar, con el único dilema de elegir dónde hacerlo, según los beneficios y becas que ofrezcan las diferentes universidades.

La constancia y dedicación de Aquiles Mansilla dieron frutos para que pueda estudiar Medicina, probablemente, en la Universidad de Chile, Santiago. Confesó que se preparó en todas las materias; con Jorge Sánchez en Matemáticas, Luis Legaza en Lenguaje, Fredy Gómez en Biología y Patricio Rojas en Física. Además, sus padres son profesores, por lo que también fueron un importante apoyo académico.

Este joven egresado del Liceo Contardi, participó de la “toma” de su establecimiento desde los inicios hasta noviembre del año pasado. “Me retiré por la PSU, más que nada para regular el sueño”, aseguró, relatando que siempre intentó compatibilizar ambas actividades. “En el día estudiaba y en las noches iba a dormir o colaborar con mis compañeros”, señaló, confesando que, incluso, en ocasiones llevó libros para estudiar al interior de la “toma”.
Su compañero, Nicolás Alvarado, quiere estudiar Derecho o Licenciatura en Historia en la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. “La verdad, me lo esperaba. Siempre pensé que quería ser puntaje regional y logré mi sueño”, reveló, agradeciendo al profesor que lo preparó, Antonio Kirigin. Tanto él como Mansilla, concordaron con que la “toma” no perjudicó el desempeño en la PSU; por el contrario, favoreció en el tiempo disponible para estudiar.

Matías Zúñiga egresó del mismo liceo, pero se fue a vivir con su familia a Santiago. Vía telefónica contó que quiere estudiar Antropología en la Universidad de Chile y también agradeció la preparación del profesor Kirigin.
Daniel Barrientos es matemático y quiere estudiar Ingeniería, no sabe si Plan Común o en Física. Para ello postulará a la Universidad de Chile y la Universidad de Santiago de Chile (Usach), respectivamente. Relató que trabajó mucho por su propia cuenta, buscando información en Internet y en preuniversitario con Danny Perich y Cepech. Planea irse a Santiago donde estudia su hermano mayor, Pablo, quien hace 4 años también obtuvo puntaje regional.
Por su parte, Aldo Ghisoni obtuvo dos puntajes destacados y proyecta ingresar a Medicina, en la Universidad de Chile o la Universidad Católica, aunque los puntajes de corte son bastante competitivos. El es primer violín del Conservatorio de Música de la Umag y un alumno destacado en su colegio, con promedio 6,9. “Existen muchas herramientas disponibles para prepararse, pero depende de uno tomarlas y aplicarlas”, afirmó.
En tanto, Marcelo Espinosa, quiere estudiar Derecho en las mismas universidades que su compañero de colegio, Aldo. “No tengo a nadie en Santiago, de hecho, la mayoría de mis amigos se van a estudiar a Viña del Mar, pero será un gran desafío”, confesó. El joven también es destacado basquetbolista y participó en los Juegos de la Araucanía.
Finalmente, Cinthia Arriagada, se encuentra en un campamento de iglesia en Santiago; pero informó que deseaba estudiar Psicología en la UC, la U de Chile o la Adolfo Ibáñez.

Claves
Además de la motivación personal, esfuerzo, constancia y dedicación; los jóvenes entregaron algunas de las claves para salir airosos de la PSU y no morir en el intento. Una de las principales recomendaciones es tomar atención en clases desde primer año de enseñanza media, para evitar tener que aprender todos esos contenidos concentrados en un breve período de tiempo. También hacen un llamado a ser más amigos de la lectura, ya que leyendo se estimula el cerebro y se desarrolla la comprensión y análisis crítico.
Hacer buen uso de las herramientas que ofrece Internet para hacer ensayos e informarse acerca del proceso; buscar un profesor guía; y no dejar de lado el esparcimiento. “Es bueno salir a trotar y disfrutar de la vida, los amigos y la familia”, señaló Alvarado.

Sin temor a los paros
Todos los jóvenes entrevistados señalaron que sus expectativas eran ingresar a una de las universidades tradicionales con mayor prestigio, pese a que el año pasado adhirieron a las movilizaciones estudiantiles y estuvieron varios meses sin clases. “En la vida uno no puede achicarse y acobardarse frente a los paros o adversidades, porque si no, nunca emprenderíamos nada”, planteó Ghisoni, expresando que se deben correr riesgos.

Espinoza concordó con esa opinión y agregó que “hay que ser empático con las demandas de los estudiantes porque no todos tienen la posibilidad de estudiar con becas o que sus padres les paguen los estudios”, señalando que está dispuesto a asumir las movilizaciones de este año. Los demás estudiantes se mostraron de acuerdo con las posturas expresadas.

Felicitaciones del seremi
El seremi de Educación, Raúl Muñoz Pérez, felicitó a los siete puntajes regionales y visitó en sus hogares a tres de los jóvenes. “Es un gran logro, sobre todo, porque en un año complejo los resultados no fueron muy distantes al año pasado”, expresó, señalando que espera que todos puedan cumplir su sueño en los estudios superiores.
Por otra parte, advirtió que la región no obtuvo ningún puntaje nacional. “Las movilizaciones pudieron haber afectado y también porque siempre hay promociones que destacan más que otras”, señaló.