Necrológicas

Siete reclusos recibieron su certificación laboral

Luego de un semestre de clases, siete internos del complejo carcelario de Punta Arenas recibieron certificados como monitores en prevención de riesgo, tras participar en un curso impartido por el profesor Mario Almonacid del Instituto de Seguridad Laboral del Ministerio del Trabajo.
[…]

Por La Prensa Austral Jueves 10 de Enero del 2013

Compartir esta noticia
19
Visitas


Luego de un semestre de clases, siete internos del complejo carcelario de Punta Arenas recibieron certificados como monitores en prevención de riesgo, tras participar en un curso impartido por el profesor Mario Almonacid del Instituto de Seguridad Laboral del Ministerio del Trabajo.

En la ceremonia, realizada en el centro penitenciario, se destacó las cualidades que algunos internos demuestran para lograr rehabilitarse y adquirir competencias laborales que les permitan encontrar una opción de trabajo una vez que cumplan condena u opten a beneficios extracarcelarios.

Especialmente emotivas fueron las palabras del alcaide, mayor de Gendarmería Juan Carlos Zamora. “Lo que ustedes es tán consiguiendo, demuestra la clase de personas que son, y más allá de los motivos que los hayan traído a cumplir una condena, demuestran que con esfuerzo y perseverancia se puede ser alguien útil en la vida”.

Aprender para trabajar

Alfredo Tarumán, de 23 años, está cumpliendo una condena por robo con violencia hace cuatro años, y ha participado en diferentes talleres laborales que se ejecutan al interior de la cárcel, tales como manejo de calderas, estructuras metálicas y construcción, especializaciones que vienen a reforzar los conocimientos en obras que tenía antes de delinquir.

“Espero que una vez que salga, pueda poner en práctica lo que nos han enseñado, que la gente afuera pueda ver que uno puede rehabilitarse, y no por haber cometido un error en la vida, quedar marcado para siempre”, afirmó el ahora monitor de seguridad certificado.

Reconoció que ya ha podido desempeñarse en el ámbito laboral al interior del recinto, lo que le ha permitido tener opción de generar recursos para su familia.

En total, 17 personas participaron de la instrucción laboral, y siete fueron los que recibieron la certificación, conocimiento orientado a prever accidentes laborales, adoptar medidas de seguridad en ambientes de trabajo y prevenir incluso siniestros de fuego en talleres u hogares.