Necrológicas

Socias de agrupación Esfuerzo e Igualdad se suman a denuncia de discriminación en el municipio

María Mansilla, Silvia Triviños y Luisa Alvarado, integrantes de la nueva Agrupación Esfuerzo e Igualdad acusaron a la presidenta del Sindicato de Cesantes -denominado “Sindicato de Pintura, Aseo y Ornato”-, Dora Ojeda, de obstaculizar su derecho a trabajar durante cuatro meses.
[…]

Por La Prensa Austral Martes 1 de Julio del 2014

Compartir esta noticia
57
Visitas


María Mansilla, Silvia Triviños y Luisa Alvarado, integrantes de la nueva Agrupación Esfuerzo e Igualdad acusaron a la presidenta del Sindicato de Cesantes -denominado “Sindicato de Pintura, Aseo y Ornato”-, Dora Ojeda, de obstaculizar su derecho a trabajar durante cuatro meses.

Las tres mujeres aseguraron que desde hace cuatro meses se encuentran sin trabajo y que han debido sortear su difícil situación económica realizando trabajos menores o recurriendo a sus ahorros o con la devolución de impuestos, en algunos casos.

Luisa tiene un hijo con discapacidad; Silvia, un hijo que se está atendiendo en el Centro de Rehabilitación, debido a un accidente que sufrió, y María es jefa de hogar y madre soltera, por lo que la necesidad de trabajar de estas tres mujeres es imperiosa.

Al respecto, exhibieron una carta que redactaron y dirigieron al alcalde de Punta Arenas, Emilio Boccazzi, y al intendente regional Jorge Flies.

En ésta se identifican como del grupo de trabajadores de Asmar, que tuvieron a su cargo la confección de las cortinas de las cámaras de votación y pintura de las urnas, en las últimas elecciones, así como la instalación de la señalética de tsunami.

“Ha pasado el tiempo y nos encontramos desilusionadas, ya que no hemos sido consideradas para nada, no hemos recibido ningún tipo de ayuda. Hemos golpeado muchas puertas (…)”, señalan en uno de los párrafos de la misiva.
Hoy esperan que en la Oficina Municipal de Intermediación Laboral (Omil) se considere a su agrupación para realizar trabajos de pintura en cuatro sedes vecinales de la ciudad.
Al hacer referencia a la raíz del conflicto con Dora Ojeda, Luisa relató: “Nosotras empezamos a trabajar con ella en enero. Teníamos que hacernos partícipe de su sindicato, pero ninguno quiso pagar (las cuotas) para poder trabajar, porque no lo encontrábamos lógico. Y averiguamos que no era obligación hacerlo”.
“No corresponde que la gente gane tan poca plata y más encima tenga que pagar para poder trabajar. No tiene sentido”, agregó.
“Es una persona demasiado agresiva. (…) Ella nos dijo que en el próximo proyecto que hubiera, no nos quería ver. Y lo logró: hace cuatro meses que estamos sin trabajo. En la agrupación de nosotras hay gente que realmente lo necesita, están muy mal económicamente y todo gracias a ella”, expresó, por su parte, María.
“(…) De las 25 personas que somos en la agrupación, cuatro hicimos un curso de soldadura. Estuvimos cuatro meses estudiando para recibir nuestro cartón de soldadora. O sea, ahora estamos calificadas. Y con harto esfuerzo lo hicimos. (Pero) ahora estamos cuatro meses sin trabajo, sin poder trabajar en ninguna parte, esperando este proyecto (de pintura de sedes vecinales), donde ha habido puras trabas. Hace tiempo que debió haber salido. Y va pasando el tiempo. Detrás de nosotras hay muchas personas que tienen necesidades”, añadió Luisa.
La agrupación Esfuerzo e Igualdad está integrada por 22 mujeres y tres hombres, y fue creada hace dos meses, con el fin de poder postular a proyectos o planes de absorción de mano de obra.
Versión de
presidenta de cesantes
Bastante molesta al ser requerida por este medio, la presidenta del Sindicato de Pintura, Aseo y Ornato, Dora Ojeda señaló, en una primera instancia, que no iba a hacer ninguna declaración, porque “no se iba a prestar para el juego de ellas”, indicando que ante cualquier denuncia o reclamo en su contra era el alcalde Emilio Boccazzi quien debía responder, pues él estaba al tanto de todo. Además se quejó de que no se le haya consultado de estas denuncias ante las mismas denunciantes.

Sin embargo, la dirigenta negó que estuviese coartando el derecho a trabajar de las denunciantes, y aseguró que el Sindicato de Pintura, Aseo y Ornato -que, indicó, se formó hace cinco años, con 33 socios, y que hoy contaría con 150 asociados-, es legal, y que lo que se buscaba, con su creación, era proteger a los vecinos y vecinas sin trabajo estable.
En este sentido, el director regional del Trabajo, Francisco Parada, ratificó lo afirmado por Dora Ojeda, ya que, según dijo, el Código del Trabajo establece la existencia de sindicatos de empresas, establecimientos educacionales, independientes, interempresas y de otro tipo, dentro de los cuales cabe una organización como la de personas desempleadas, para lo cual deben contar con un mínimo de 25 socios.

Además, la dirigenta afirmó que la inscripción en dicho sindicato era de $3.000 y negó tajantemente que las cuotas mensuales fueran de $10.000, sino que eran de $1.000, cuota que por lo demás, todo sindicato tiene derecho a cobrar, sostuvo.

Finalmente, Ojeda señaló que las tres denunciantes eran ex trabajadoras de plantas pesqueras que se habían salido de su sindicato, y negó que no estuviesen trabajando.
Efectuar denuncia formal
“Yo se los dije a ellos, en presencia de la Cut (Central Unitaria de Trabajadores). Un sindicato que cumple los requisitos de estar inscrito en la Omil, con estar cesante y no estar trabajando en otro empleo, nos permite ordenar, efectivamente. Hemos trabajado perfectamente y si hay algunas acciones que tienen que ver con abuso de poder de parte de un grupo o de alguna persona, lo que tiene que hacer esa persona que se siente vulnerada, es denunciar al municipio y donde corresponda”, afirmó sobre este tema el alcalde Emilio Boccazzi.

“Distinto es lo que hemos conversado, también, el viernes (pasado) con los grupos de trabajadores de plantas procesadoras pesqueras, que terminan en agosto con su trabajo, y que nos están demandando muchos más cupos. Para nosotros no es ningún agrado estar teniendo una planta de funcionarios paralela, donde hay que contratarlos, fiscalizarlos y pagarles quincenalmente. Pero somos responsables y solidarios respecto de personas que, a pesar de los indicadores de buenas condiciones laborales que hay en la región, en términos de pleno empleo, quedan al margen de esto y nos ocupamos de ellas”, agregó.

Además, el alcalde negó que los asociados al Sindicato de Pintura, Aseo y Ornato sean trabajadores de plantas pesqueras.

“Hoy día tenemos cien trabajadores y ninguno de ellos pertenece a plantas pesqueras. Si hoy día no hay más interés por trabajar en plantas pesqueras, es porque la gente no quiere trabajar o porque, efectivamente, las condiciones que se están ofreciendo no son las mejores o son de extrema dureza”, declaró.