Necrológicas
  • María González Hernández
  • Silvia Cárcamo Guajardo
  • Susana Julia Levinieri vda. de Gallardo

Sólo dos de los 23 detenidos por los disturbios del jueves comparecieron ante el Juzgado

Gobierno regional interpondrá una querella criminal contra los autores del ataque con pintura
y piedras al edificio de la intendencia.

Por La Prensa Austral Sábado 6 de Agosto del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
83
Visitas


La accidentada marcha por la educación, que la noche del jueves terminó con 23 detenidos y un carabinero herido, entró ayer en su etapa judicial con la formalización de dos de los manifestantes mayores de edad, en tanto el resto fue liberado entre la noche del jueves y la mañana de ayer.

Ambas audiencias fueron seguidas de cerca en el Juzgado de Garantía por familiares y el docente Juan Marcos Henríquez, de la Universidad de Magallanes. Los dos imputados fueron identificados como Carlos Alberto Vera Nahuelquín, 22 años, albañil, y Noelia del Carmen Barría Barría, 18 años, estudiante de cuarto año medio.

El trabajador de la construcción fue detenido en la intersección de José Menéndez con Chiloé, tras ser sindicado de haber arrojado piedras y pintura contra el frontis del edificio de la intendencia en Plaza Muñoz Gamero. Vera fue formalizado por daños calificados y una falta a la Ley 20.000, luego que al registro de sus vestimentas le fueran encontrados dos cigarrillos artesanales con droga ilícita del género Cannabis sativa (marihuana).

El joven manifestaría durante la audiencia que él se hallaba parado en calle Chiloé y fue el primer detenido, reconociendo que hubo violencia hacia su persona, en circunstancias que “nunca tiré piedras y nunca arranqué”.

Antes de que se decretara su libertad, el juez de garantía Juan Villa Martínez dio lugar a la medida cautelar de arraigo regional para el imputado, fijándose 60 días para investigar.

En tanto, la estudiante, que había sido detenida a las 20,15 horas del jueves, en José Menéndez esquina Chiloé, fue formalizada por daño simple al imputársele la rotura del parabrisas delantero de un vehículo, patente BSPX-96, de una pedrada. Los destrozos fueron avaluados en 200 mil pesos por su propietario M.H.F.L.

La joven fue dejada en libertad luego que se fijara para el 26 de agosto una audiencia para buscar una salida alternativa en este delito. Se fijó un plazo de 90 días para investigar.

El resto de los 21 detenidos quedó citado y deberá responder ante la justicia por los delitos de desórdenes y uno por desacato, tras desobedecer una orden que prohibía su acercamiento a la Plaza de Armas.

El seremi de Gobierno, Miguel Schweitzer, anunció que el gobierno regional interpondrá una querella criminal contra todos quienes resulten responsables del ataque con pintura y piedras contra el frontis del edificio de la intendencia.