Necrológicas

Su experiencia de 40 años de chofer salvó vida de abuelo víctima de colisión frontal

Una providencial salvada tuvo el chofer jubilado de la dirección de Vialidad, Juan Arturo Delgado Ojeda, de 72 años, quien la mañana del martes se vio involucrado en un violento accidente automovilístico ocurrido en calle Hornillas, a metros del pasaje Claudio Gay, en la población Gobernador Viel. Con buen ánimo y ganas de regresar a su hogar, se recupera satisfactoriamente en la Clínica Magallanes.
[…]

Por La Prensa Austral Jueves 15 de Noviembre del 2012

Compartir esta noticia
15
Visitas


Una providencial salvada tuvo el chofer jubilado de la dirección de Vialidad, Juan Arturo Delgado Ojeda, de 72 años, quien la mañana del martes se vio involucrado en un violento accidente automovilístico ocurrido en calle Hornillas, a metros del pasaje Claudio Gay, en la población Gobernador Viel. Con buen ánimo y ganas de regresar a su hogar, se recupera satisfactoriamente en la Clínica Magallanes.

Como cada día, desde hace cuatro años, el experimentado conductor realizaba su viaje desde calle Elías Cruz, en la población Cecil Rasmussen donde reside, primero hacia la villa Split, donde recogía cada día a su nieto de 8 años, para luego llevarlo hasta el Colegio Contardi en la sede de calle Otto Maggens. “Ese es mi trabajo desde hace cuatro años, lo voy a buscar, bajamos por hornillas hasta Bulnes y de ahí derechito al colegio”, comentó la víctima.

No obstante, alrededor de las 8 horas del martes, la rutina diaria cambió drásticamente, luego de que, según su propio relato, fue impactado por una camioneta de grandes dimensiones. “No sé qué le pasó al otro conductor, pero vi que empezó abrirse hacia mi pista mientras yo bajaba de cerro a playa, yo intenté moverme hacia la derecha, pero había un auto estacionado, y no pude esquivarlo más cuando sentí el impacto”, relató.

Tras lo anterior, aparentemente Juan Arturo Delgado habría perdido la consciencia por algunos minutos, ya que sólo recuerda cuando su hijo, que ese día viajaba con él, y su nieto, se encontraban fuera del automóvil.

“Doy gracias a que siempre mi nieto viaja en la parte de atrás, sino quizás qué hubiese pasado; me he puesto a analizar el accidente y me he dado cuenta que si hubiera viajado más rápido yo no lo estaría contando, ya que mi auto es tan bajo (Daewoo Tico), que la otra camioneta me habría pasado por encima”, precisó.

Hoy, Delgado Ojeda se encuentra hospitalizado en el recinto médico privado, está siendo atendido por posibles lesiones internas y el profundo corte que sufrió en el costado izquierdo de su rostro, empero se mantiene de muy buen ánimo, se da el tiempo para bromear respecto del hecho y tiene conciencia de lo cerca que pudo estar de haber protagonizado una tragedia.
“Hoy vi las fotos en la prensa, y el auto quedó muy destruido, tuvimos suerte, y espero pronto recuperarme para volver a llevar a mi nieto a la escuela”, remarcó.