Necrológicas
  • Hugo Hernán Maureira Menghini
  • María Victoria Zúñiga Cid

Tío de odontólogo magallánico muerto en Concepción niega que sobrino haya ido bajo los efectos del alcohol

Fernando González Soto, de 28 años, dejó de existir el domingo pasado tras ser chocado por un bus de pasajeros.

Por La Prensa Austral Jueves 30 de Octubre del 2014

Compartir esta noticia
39
Visitas


En medio del dolor que invade a la familia de Fernando González Soto, joven profesional magallánico fallecido el pasado domingo en la mañana en un accidente de tránsito en el centro de Concepción, un tío salió en defensa de la honra y descanso eterno de su sobrino, desvirtuando la información divulgada en primera instancia por Carabineros, donde se aseguraba que él manejaba en estado de ebriedad.

Lamentó públicamente los desafortunados dichos del capitán de la Siat de Carabineros de Concepción, sin que contara con algún antecedente científico que avalara dicha afirmación, afirmó Fernando, Lucio González Hernández, tío de Fernando.

El capitán de Carabineros, Boris Yáñez, declaró a los medios de prensa asegurando que “el conductor venía bajo los efectos del alcohol en un grado no determinado, lo que se establecerá con el informe que emane el Servicio Médico Legal. Pero a su vez también pudimos establecer en el sitio del suceso que el conductor del bus también lo hacía bajo los efectos del alcohol al momento del accidente”, indicó en su oportunidad, lo que fue reproducido en el portal electrónico de Radio Bío Bío.

Esto sería erróneo según explicó el tío, ya que según quedó consignado en el Dato de Atención de Urgencia del Hospital Guillermo Grant Benavente, Fernando iba en normal estado de temperancia, de acuerdo a lo firmado por el médico de turno del Servicio de Urgencias, lo que no se condice con la situación del conductor del bus involucrado, cuyo examen habría arrojado un gramo de alcohol en la sangre, según la prueba de aliento que le practicó la policía.
“Hoy (ayer) me reuní con el prefecto de Concepción, coronel Carlos Quintana quien acogió mi reclamo, y aseguró que se efectuarán todos los trámites pertinentes para abordar la materia, aunque me dijo que no puede emitir una opinión al respecto. En definitiva hice el reclamo formal a la institución donde solicité tres cosas, que se realice la investigación correspondiente; que se adopten las medidas administrativas que correspondan; y que se emita una aclaración pública para reivindicar la memoria de mi sobrino”, explicó González.

“Los desafortunados dichos del oficial no sólo dañan el prestigio personal de Fernando y su calidad humana, sino que hiere la dignidad de todos los que lo conocimos y participábamos con él. La comunidad magallánica quedó con una visión distorsionada de los hechos, lo que no es para nada bueno”, concluyó el familiar, tras la reunión sostenida con el prefecto de Carabineros.

Finalmente, el tío puntualizó: “Mi deber es limpiar su honra e imagen tras su partida”, añadiendo que los restos de su sobrino fueron cremados, y que los padres decidirían qué ocurrirá con sus cenizas.