Necrológicas

Un 56% de los preescolares magallánicos tiene exceso de peso

Diagnóstico de la Junji reveló preocupante realidad de los párvulos de la región. La situación más compleja la vive un jardín de Porvenir, donde el 72% de los niños tiene problemas de malnutrición por sobrepeso

Por La Prensa Austral Lunes 24 de Octubre del 2011

Compartir esta noticia
59
Visitas


Más de la mitad de los preescolares de la región de Magallanes presentan problemas de sobrepeso, según reveló un diagnóstico de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) en los establecimientos de su administración, este año.

Las cifras son realmente preocupantes: un 55,8% de los párvulos está malnutrido por exceso, de los cuales un 22% es obeso y un 33,8% está por sobre su peso normal. Los resultados fueron calculados en base a un universo de 1.549 niños de cuatro comunas de la región: Punta Arenas, Cabo de Hornos, Porvenir y Puerto Natales.

De ellos, sólo el 41,5% se encuentra dentro de lo considerado “normal”, el 2,6 por ciento restante está en riesgo o desnutrición.

En comparación con las cifras a nivel nacional, también se activa una fuerte alarma. En 2010 el porcentaje de preescolares con exceso de peso, en todo el país, alcanzaba el 44,2%; disminuyendo a un 42,7% este año. En Magallanes ocurrió lo contrario. Mientras el año pasado un 54,7% tenía problemas con el peso, el 2011 aumentó a un 55,8%. Estos datos revelan que Magallanes supera en trece puntos porcentuales la tendencia nacional.

Casos

La situación particular del jardín “Papelucho” de Porvenir preocupa a la institución por la gran prevalencia de sobrepeso y obesidad que presentan los párvulos. De 118 niños, 85 están sobre su peso; es decir, el 72% del recinto educativo. De los restantes, 32 están en el rango normal y uno con desnutrición.

Otro de los jardines con alto índice de malnutrición es el Ukika, de Cabo de Hornos, donde un 66,7% de los preescolares presenta esa condición, es decir, 59 de 76.

Mientras que en Punta Arenas, el jardín Laguna Azul alcanza un 26,5% de obesidad y un 35,3% de sobrepeso. Recientemente iniciaron un programa de estilos de vida saludable que pretende disminuir las cifras y hacer participar a toda la comunidad educativa.

“La región presenta uno de los mayores índices de obesidad infantil y los jardines infantiles no escapan de esa realidad; por lo tanto, estamos llamados por nuestro Gobierno a hacer acciones tendientes a mejorar la calidad de vida de nuestros niños y niñas”, expresó la directora de la Junji, Paula Vidal.

Causas de la obesidad

La obesidad infantil es considerada un exceso de grasa corporal, sobre un veinte por ciento del ideal. Por ejemplo, el peso ideal de un niño de dos años es de 12 kilos y si pesa 14,5 se considera obeso.

La nutricionista de la Junji, Nelly Cabezas, revela que las causas son principalmente tres: hábitos alimenticios, falta de actividad física (sedentarismo) y genética (sólo en el uno por ciento del total de los casos de obesidad).

Para la especialista, el rol de los padres es primordial para combatir y prevenir una futura obesidad o sobrepeso en los niños. La obesidad materna sería un determinante, ya que compromete en 2 a 3 veces el riesgo de obesidad en los hijos. Además, “los padres influyen en la oferta y la demanda de alimentos, en la planificación y preparación de las comidas, así como en el tamaño de las porciones”, asegura Cabezas.
Por esto, recomienda no dar dulces ni bebidas antes de tiempo; y en caso de enviar colación, considerar frutas, leche semidescremada o sándwich pequeño con quesillo.

Por otro lado, los padres influyen de forma significativa en el tiempo de actividades de sus hijos, por lo que sugiere “dar el espacio para que aprovechen su energía y no ponerlos frente a la televisión o al computador”.

Estos hábitos son trasmitidos a los padres y apoderados de los niños de la Junji, cuyos jardines están bajo diagnóstico permanente y con programas adecuados según la necesidad de cada uno. En los casos más graves de obesidad, los niños son derivados a consultorios para su tratamiento.

Cabe destacar las iniciativas de los centros de padres, que han tomado conciencia de esta realidad y han llevado a cabo proyectos para combatir la obesidad, como es el caso del jardín Laguna Azul, donde un 61% de los párvulos presenta problemas de peso y gracias a la propuesta de los padres el Fosis financió con 1 millón 800 mil pesos un programa preventivo.