Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín

Una Catedral repleta despidió a Constanza Lago

El sacerdote, Fredy Subiabre, llamó a familiares y amigos a seguir el ejemplo de vida de la joven, viviendo cada minuto con alegría.

Por La Prensa Austral Lunes 14 de Julio del 2014

Compartir esta noticia
155
Visitas


“La peor muerte es olvidar”, fue parte del mensaje entregado en la ceremonia religiosa de despedida de los restos de la joven Constanza Alejandra Lago Polo, de 23 años, fallecida el pasado 6 de julio tras ser embestida por un automovilista a la salida de un pub, en la comuna de Providencia, Santiago.
Una iglesia Catedral repleta llegó a acompañar a los familiares en el último adiós de la “Cony”, como la llamaban cariñosamente.
En el templo se encontraban los padres de la joven, Roberto Alejandro Lago y Laura Polo Ahern, quienes portaban en una ánfora las cenizas de su hija.
La misa fue celebrada por el vicario de la Diócesis de Magallanes, Fredy Subiabre, quien en su homilía, destacó el legado de alegría y unión que dejó la joven. “Los signos hablan más que las palabras y la gran presencia de gente es muestra del cariño y la cercanía hacia Cony”, afirmó.
Luego, hizo una analogía con la lectura del Evangelio, donde se hablaba de la unión entre la vida y la muerte. “La partida de Cony la semana pasada representa la muerte; pero se confluye con el inicio de una nueva vida, constituida en la semilla que ella portaba. (…) Podríamos decir que hoy, Cony nos invita a vivir la vida, por el legado que ella nos deja”, prosiguió el sacerdote, destacando que en una época en la que se habla de crisis familiares y división, la primera señal que ella dejó es la profunda unión con sus padres y el amor hacia sus amigos, donde posiblemente buscaba a la hermana o hermano que nunca tuvo.
“La peor muerte es olvidar. En medio de la muerte, seguir amando a Cony es mantenerla con vida. Debemos continuar viviendo como ella lo hacía, con alegría, bailando y entregando vida a todos a su alrededor. Que el fallecimiento de Cony no nos paralice, sino que nos inspire a vivir de una forma distinta”, afirmó el vicario.
La ceremonia contó, también, con las palabras de Rodrigo Polo Ahern, tío de Constanza quien agradeció a los familiares y amigos que llegaron a acompañar a la joven en su despedida.
Finalmente, Carolina Yáñez Noziglia, una de sus mejores amigas de la época escolar, realizó un emotivo discurso, recordando la pasión compartida por el idioma inglés y los lindos momentos vividos durante esa etapa.
Desde la ciudad de Valdivia, la abogada magallánica Claudia Polo Ahern, tía de la joven fallecida, dijo que hoy, en el Senado, comienza la discusión de la llamada “Ley Emilia II”, que busca penas más altas a quienes causen lesiones graves, gravísimas o la muerte de una personas por conducir en estado de ebriedad. “Espero que la muerte de Cony sirva para remover conciencias”, enfatizó la tía, por lo que espera que el chofer (Cristián Pinochet Contreras) imputado por el trágico accidente de su sobrina, sea el último condenado por la permisiva actual legislación.