Necrológicas
  • Mirta Yanet Andrade Márquez
  • Juanita María Vukovic Boskovic
  • Vanessa Alajendra Vera Díaz
  • Juan Humberto Mellado Candia

“Veremos cómo mejoramos la celebración de las misas”

Monseñor señaló que no esperaban una aprobación tan alta sobre
la realización de la eucaristía.

Por La Prensa Austral Jueves 30 de Junio del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
19
Visitas


Aun cuando parezca algo obvio, la mayoría de los católicos que acostumbra ir a misa es un feligrés ocasional. Así lo confirma una encuesta sobre la participación en la eucaristía, publicada en el boletín diocesano El Amigo de la Familia, en base a una muestra de 3.017 personas de parroquias (56,2 por ciento) y sedes parroquiales (43,8 por ciento).
Este trabajo determinó que el 97 por ciento de los asistentes a misa se sienten acogidos, y que al 87,5 por ciento le sirven las motivaciones iniciales para entender la misa.

Sólo el 45 por ciento de los encuestados asiste todos los domingos a la eucaristía. Del resto, el 33,6 por ciento lo hace con cierta frecuencia (algunos domingos), en tanto el 18,6 por ciento acude en forma ocasional.

Los valores más altos para asistir a misa todos los domingos se dieron en las capillas Jesús de Nazareth, Virgen del Carmen (Río Seco) y Cristo Amigo, en tanto los más bajos se registraron en la Escuela La Milagrosa, Liceo Monseñor Fagnano e Instituto Don Bosco.

Para vivenciar mejor la eucaristía, un 70 por ciento de los encuestados solicitó que les explicaran los pasos de la misa.
Otros aspectos evaluados fueron los lectores, los guías o animadores, los ministros de la comunión, los acólitos, el canto y el coro, la amplificación, la cantidad de laicos en la misa y cómo celebra el sacerdote o diácono. Todos ellos recibieron más de un 70 por ciento de aprobación.

A estos elementos recogidos en la encuesta, se agregó el sábado pasado un trabajo hecho en la iglesia Catedral en una gran asamblea, a la que invitó a los fieles a expresar lo que pensaban de la iglesia. Participaron más de 100 personas.
Para el obispo Bernardo Bastres, esto fue consecuencia de la encuesta sobre la misa, en que los fieles en algunos momentos se quejan de que podría mejorarse la amplificación o algunos otros servicios, “y para eso sirve y en eso estamos trabajando. La participación fue muy buena, y por eso demoramos en entregar la encuesta, porque la hicimos a la buena de Dios y había que hacerla más científica”.

Remarcó que tampoco es menor el número de encuestados, comparado con otros sondeos, “pero lo que nos interesaba era escuchar qué piensa la gente y creo que la gente es mucho más benigna de lo que uno puede pensar, salimos bastante bien evaluados y tendremos que tomarla y ver cómo poder mejorar el servicio”.

Añadió que “en la medida que vamos escuchando a las personas también vamos a salir al encuentro de las necesidades que tienen”.