Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Vicente Karelovic: el inquisidor municipal

– Hace ocho años prometió ser una “pulga en el oído” para el alcalde. Este año, el concejal se despachó frases para el bronce y amenazas varias, que terminaron en la Fiscalía.

Por La Prensa Austral Domingo 1 de Enero del 2012

Compartir esta noticia
69
Visitas


Fue en 2004 cuando Vicente Karelovic Vrandecic llegó para ocupar un lugar en la sala del Concejo Municipal.
El ex diputado lanzaría de inmediato una advertencia: “Seré una pulga en el oído para el alcalde (en ese entonces Juan Morano Cornejo).
Hombre de frases para el bronce “Don Vicente” tuvo un 2011 bastante agitado. Ya en mayo armó una trifulca de aquellas cuando dijo que en el municipio había “perfume de corrupción”, lo que meses después reiteró con la amenaza de revelar antecedentes de lo que consideraba irregularidades en la gestión municipal. Días después esas “irregularidades” eran a su juicio “corrupción”.
En una conferencia de prensa, que por convocatoria recordó a los futbolistas sancionados de la selección (bromeó el propio edil), Karelovic dio cuenta de lo que, a su juicio, son elementos constitutivos de ilegalidad.
Saltaron sobre la mesa antecedentes respecto a los buses amarillos, licitación de la basura, traspasos de recursos a la Corporación Municipalidad sin acuerdo del concejo y más de 51 representaciones y observaciones efectuadas por el Departamento de Control del Municipio sin respuesta por parte del alcalde.
Sin embargo, fue una de sus denuncias la que marcó el fin de año: el convenio existente entre el municipio y la Universidad al Mar.
Días después parte de sus pares respaldarían sus dichos y harían suyas las denuncias, aportando nuevos antecedentes en lo que dice relación con contratos y proyectos que ligan a la entidad edilicia con la casa de estudios.
Karelovic, cuan Torquemada, terminó cumpliendo su advertencia hecha hace ocho años. Su presencia en la sala de concejo asegura discusión, discrepancia, cuestionamiento. Para algunos, ha sido capaz de sacar la voz para fiscalizar y denunciar; para otros, ha ido demasiado lejos calificando al alcalde como “corrupto”.
“Tengo argumentos sólidos para denunciar irregularidades y a mí no me van a callar. De, una vez por todas, hay que terminar con tanta sinvergüenzura”, sentencia Vicente Karelovic Vrandecic.