Necrológicas
  • Orlando Vera Muñoz
  • Yerco González Cárcamo
  • Leonor Silva de la Fuente
  • Francisco Moreno Chávez
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Margarita Ríos Collier
  • Elena Cea Vidaurre

“Vivimos en una cultura centrada en la desconfianza” Dictó taller en el Casino Dreams.

Ayer el connotado científico, filósofo, Doctor en Biología de la Universidad de Harvard, fundador de Matríztica y Premio Nacional de Ciencias, Humberto Maturana, junto a la orientadora de Relaciones Humanas y de Familia, epistemióloga Ximena Dávila, realizó el taller work-shop organizacional “Procesos de transformación cultural en organizaciones productivas y de servicios que desean ser sustentables y responsables socialmente”, en el Casino Dreams de Punta Arenas, organizado por Bangor, Ingenieros Consultores.
[…]

Por La Prensa Austral Viernes 21 de Diciembre del 2012

Compartir esta noticia
60
Visitas


Ayer el connotado científico, filósofo, Doctor en Biología de la Universidad de Harvard, fundador de Matríztica y Premio Nacional de Ciencias, Humberto Maturana, junto a la orientadora de Relaciones Humanas y de Familia, epistemióloga Ximena Dávila, realizó el taller work-shop organizacional “Procesos de transformación cultural en organizaciones productivas y de servicios que desean ser sustentables y responsables socialmente”, en el Casino Dreams de Punta Arenas, organizado por Bangor, Ingenieros Consultores.
En un ambiente relajado y donde el público asistente tuvo un rol muy participativo, por la tarde Maturana y Dávila procuraron un espacio de reflexión y autorreflexión en donde cada uno de los asistentes iba aportando ideas en torno al motivo que genera la desconfianza en las organizaciones.
Al respecto, Maturana fue enfático en señalar que ésta (desconfianza) es un factor cultural, que aparece cuando hay deshonestidad pues los seres humanos nacen en la confianza implícita, no pensada, que viene desde la hechura. Por lo tanto, la confianza es arbitraria, porque existe de antemano.
Sobre la base de lo anterior, la comunicación se convierte, así, en un acto, “un juego de interacciones entre dos seres que quieren estar juntos, donde estas interacciones le hacen sentido en su vivir”, indicó Maturana.

Todo cambia cuando aparecen elementos culturales como la falta de comunicación, la deshonestidad, la inconsecuencia y el irrespeto, entre otros.

Por su parte, Ximena Dávila, señaló que, frente a la sociedad actual, el acto de confiar es una actitud, un modo de estar en el vivir de uno mismo.

“Yo decido y quiero vivir en la confianza, yo quiero confiar y asumo las consecuencias de ello”, dijo. Y la confianza “se gana en un proceso donde el otro hace lo que dice y no traiciona”, agregó.

La investigadora añadió que cuando aparece la desconfianza, aparece el miedo, emoción negativa que impide a los seres humanos desarrollarse en plenitud.

Otro de los temas analizados fue la competencia, que tampoco tiene un origen biológico, sino, económico, según destacó Maturana, basado en la teoría de Darwin sobre la sobrevivencia del más apto y no del apto.

Al respecto, Dávila sostuvo que “los dolores más grandes de la humanidad son por la competencia” y que la selección natural de la especie es un resultado.

Por su parte, Maturana indicó que la competencia es una creación estrictamente humana, basada en la negación del otro, donde lo más fundamental es el perdedor.