Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

“Voy a ser candidato a alcalde con o sin apoyo de la Alianza”

El militante de Renovación Nacional se sumó a las declaraciones de un grupo de vecinos que se quejó públicamente del “acarreo” de votantes con fines electorales.

Por La Prensa Austral Lunes 14 de Noviembre del 2011

Compartir esta noticia
90
Visitas


Su firme decisión de repostular a alcalde de San Gregorio manifestó el ex jefe comunal y ex consejero regional de Renovación Nacional, Edgar Cárcamo Alderete.

“Voy a ser candidato a alcalde y voy a ganar las próximas elecciones, porque esta vez no existen argumentos -y nunca existieron-, para bajar mi candidatura 48 horas antes de las elecciones”, afirmó, refiriéndose a las municipales de 2008.
“Mi candidatura la bajó la Concertación, con el apoyo del juez Villa (se refiere al juez de garantía de Punta Arenas Juan Villa Martínez). Lograron hacer creer que yo nunca había sido residente de la comuna, en circunstancias que presenté escrituras de la propiedad, certificado de residencia de Carabineros de Chile y muchos otros antecedentes que avalan mi posición. Ese fue un manejo concertacionista de la época y que, desde esa perspectiva política, lo entiendo. Ellos veían perdida la elección, (porque) yo le ganaba por lejos al actual alcalde. El juez Villa decidió bajar mi candidatura, acreditando que yo no era residente de San Gregorio y anularon mi inscripción electoral”, recordó. “Pero este año, con o sin Alianza, voy a ser candidato a alcalde”.

Asimismo, Cárcamo señaló que se adhiere a la declaración que firmaron e hicieron pública cinco vecinos de San Gregorio, como son Héctor Vargas, Ercilia Godoy, Juan Ruiz, Wiston Alarcón, Fredy Barría y Oscar Pérez, quienes aseguraron estar cansados del “acarreo” de votantes que se registran con domicilios falsos, simulando vivir en esa comuna, con fines electorales por parte de los partidos políticos.

“Vengo a sumarme a las personas que firmaron la declaración de la cual se habla en la nota (publicada en La Prensa Austral el miércoles pasado). Efectivamente, ellos y todo el mundo se dan cuenta de cuál ha sido el resultado de los acarreos de gente. Quien inauguró el acarreo (de votantes) en San Gregorio fue precisamente el actual alcalde, el Sr. (Carlos) Mandriaza. El, en el año 2008, hizo un acarreo importante que llevó a elevar el padrón electoral a más de mil 200 inscritos. Gracias a ese acarreo y a lo que pagó en aquel entonces -me consta, tengo hasta la copia de la inscripción electoral de la persona que me asegura que le pagaron (diez mil pesos)-, ganó, en aquel entonces, esas elecciones y hoy vemos la realidad. Es gente afuerina, que no tiene ningún compromiso con la comuna, que no tiene ningún interés en ella y que de todas las promesas que hizo en campaña, ninguna cumplió”, aseguró.

– ¿Y en el caso suyo, usted sí está comprometido?

– “Me crié en San Gregorio. Los vecinos antiguos me conocen perfectamente bien, a diferencia de la gente que vive en la comuna hace dos o un año. Conozco cada metro de los 6 mil 648 kilómetros cuadrados de extensión territorial de la comuna. Por lo demás, voy a ser alcalde porque necesito terminar un proyecto de trabajo, el plan de desarrollo turístico, que tuvimos entre los años 2000-2004, período de máximo desarrollo de San Gregorio”.

– ¿Coincide Ud. con la apreciación de que los vecinos de San Gregorio viven en condiciones precarias?

– “Decir que vivimos en condiciones precarias es un poco exagerado, porque no hay que olvidarse que la municipalidad proporciona el agua potable y energía eléctrica a la comunidad gratuitamente. Por lo tanto, todos aquellos que tienen locales establecidos tienen que dar gracias, porque tienen un valor agregado dentro de sus costos bastante importante. Lo que sí es verdad es que debería mejorarse la calidad de vida, desde el punto de vista del alcantarillado, de áreas verdes. No se ve ninguna preocupación por parte del municipio por tratar de hacer de la villa un pueblo”.

Sobre este último punto, Cárcamo sostuvo que están pendientes el término de la plaza de armas, de la capilla y la construcción de un alcantarillado de aguas servidas.