Necrológicas
  • Abigail Oyarzo Osses
  • Juan Millapani Muñoz

“Yo creo que no hay rivalidad entre las nuevas tecnologías y la literatura”

Las nuevas tecnologías se pueden convertir en el mejor aliado para incentivar el hábito lector entre las nuevas generaciones.
[…]

Por La Prensa Austral Miércoles 6 de Abril del 2011

Compartir esta noticia
13
Visitas


Las nuevas tecnologías se pueden convertir en el mejor aliado para incentivar el hábito lector entre las nuevas generaciones.

Ese es el argumento central que plantea el académico e investigador de la Universidad Austral de Chile (Uach), Oscar Galindo, al referirse a la necesaria alianza que debe generarse entre dos ámbitos que pueden ayudar al desarrollo del conocimiento en niños y jóvenes.

El vicerrector académico de la Uach llegó a Punta Arenas gracias a una invitación de la carrera de Pedagogía en Castellano y Comunicación de la Universidad de Magallanes. Además de una serie de encuentros con alumnos de esa especialidad, el doctor en Filología Hispánica y Literatura Hispanoamericana de la Universidad Complutense de Madrid ofreció ayer una charla centrada en las nuevas corrientes de la poesía latinoamericana.

Como “Neovanguardias latinoamericanas: el retorno de lo real” se presentó la exposición que abordó una de las investigaciones de Aguilera, centrada en la evolución de la literatura y especialmente la poesía a nivel latinoamericano desde los años ‘60 en adelante, considerando los movimientos de avanzada e innovadores. En ese contexto, se mostraron ejemplos de países como Argentina, Ecuador, Venezuela, Colombia y Chile.

Para el investigador, la visita a Punta Arenas se convirtió en una estupenda ocasión para conocer la carrera en la Umag y llevarse una positiva opinión de los estudiantes que han participado en las actividades programadas durante su estadía en la zona.

– ¿De qué manera los profesores pueden encantar a las nuevas generaciones en el hábito de la lectura?
– “Si hay algo entretenido en esta vida es la literatura. Entonces no hay que hacer mucho para hacerla entretenida. Lo único que hace falta para que resulte entretenida la enseñanza de la literatura es un profesor que ame la literatura y que transmita ese entusiasmo a los estudiantes y, al mismo tiempo, que sepa escoger un repertorio de textos que sean de interés para las edades de los jóvenes que están formando. Para lograrlo hay que trabajar por identificar cuáles son los intereses de los jóvenes, ya que es muy difícil que les atraiga la literatura frente a otros estímulos que hay hoy. La literatura debería ser entretenida para cualquier joven y creo que lo es en general”.

– ¿El mensaje entonces es aprovechar las nuevas tecnologías?
– “Sí, claro. Yo creo que no hay rivalidad entre las nuevas tecnologías y la literatura. Hoy día la web permite un acceso a literatura, fuentes bibliográficas y la documentación sobre la literatura sumamente extraordinaria. Es cosa de saber orientar a los niños y jóvenes para que se apasionen con los libros”.

– Es bueno que lo diga, porque hay quienes creen que no se puede complementar la forma tradicional de leer con las nuevas tecnologías.
– “Claro, pero quizás pasó lo mismo cuando Gutemberg inventó la imprenta. A lo mejor había quienes preferían los libros escritos a mano antes que los de imprenta. Sin ser un fanático de las nuevas tecnologías, creo que no hay ninguna contradicción y sobre todo si consideras hoy día que los jóvenes pertenecen al mundo de las nuevas tecnologías. Entonces no hay manera de sacarlos de esa realidad y pretender que el libro tiene que ser una opción contraria a la tecnología. Si se piensa así se va en contra de la dinámica social que está ocurriendo hoy día”.