Necrológicas
  • Mirta Yanet Andrade Márquez
  • Juanita María Vukovic Boskovic
  • Vanessa Alajendra Vera Díaz
  • Juan Humberto Mellado Candia

Yohana Llanquimán: “No me voy a echar a morir, si la vida continúa”

Sufre de una insuficiencia renal crónica y viajó desde Coyhaique hasta Punta Arenas para efectuarse una diálisis peritoneal. Yohana Llanquimán tiene sólo 16 años, pero se le ve con una entereza y una madurez que asombrarían a cualquiera.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 18 de Julio del 2011

Compartir esta noticia
17
Visitas


Sufre de una insuficiencia renal crónica y viajó desde Coyhaique hasta Punta Arenas para efectuarse una diálisis peritoneal. Yohana Llanquimán tiene sólo 16 años, pero se le ve con una entereza y una madurez que asombrarían a cualquiera.

“Yo estoy en control de mi enfermedad por casi dos años. Estoy acostumbrada a viajar cada cierto tiempo. Antes iba hasta Santiago para mis tratamientos, pero ahora como está la tecnología en Punta Arenas, desde el hospital de Coyhaique me enviaron para acá”, señala Yohana.

La adolescente que viene viajando desde los 14 años de edad producto del mal que padece tuvo, inclusive, que viajar cada quince días a la capital.

Hoy, la joven tiene una nueva y mejor oportunidad gracias al Hospital Clínico de Magallanes.

En lo que respecta a la atención en el recinto hospitalario, la paciente añade que ha sido excelente. Las enfermeras y los médicos la han tratado de maravilla y ella piensa que es porque viene de lejos.

A Yohana se le ve tranquila a pesar de su situación de salud y no demuestra, pese a su corta edad, los efectos de los tratamientos y el estar fuera de su hogar.

“Nunca me amargué cuando me diagnosticaron que tenía insuficiencia renal, a cualquiera le pudo haber pasado y me pasó a mí lamentablemente. No me voy a echar a morir porque la vida continúa”, añade Llanquimán.

Yohana lleva en Punta Arenas 56 días y se encuentra pronta a ser dada de alta.

Según comenta, es probable que ya no vuelva a la ciudad, pues le han dicho que prontamente en Coyhaique se instalarán los equipamientos necesarios para su diálisis peritoneal.

“Allá en mi región hay nefrólogos, pero lo que no existen son los tratamientos de diálisis peritoneal. Ojalá salga todo bien allá, si no tendré que volver a Punta Arenas”, explica la adolescente.

La familia

Yohana es nacida en Chile Chico, una localidad que se encuentra a cinco horas de Coyhaique. Pero fue trasladada hasta la capital de Aysén, ya que, por algunos problemas familiares, se encuentra viviendo en un hogar de menores, desde hace un año.

-¿Tu mamá te llama para saber de ti?
– “Sí”, responde y piensa. “En algunas oportunidades me llama para saber algo, pero no siempre. Bueno, no le hago mucho caso tampoco, ya que con ella tuve los problemas que me llevaron hasta un hogar de menores. Aparte tampoco la veo, porque ella vive en Chile Chico y yo estoy en Coyhaique.

“Extraño harto a mis amigos y mi familia en mi casa, pero a mis amigos principalmente, ellos me llaman todos los días. Acá es un poco aburrido, ya que no tengo nada que hacer. Estoy todo el día en cama. Antes había otra chica que tenía lo mismo que yo (Graciela) y ella tenía computador. Ahí chateábamos y veía Internet, pero ya se fue, así que ahora cuando me aburro debo ir a ver a otro chico que tiene notebook”.

Agrega: “En el hogar me deben estar esperando, pero no les he dicho nada. Quiero llegar de sorpresa, porque hace una semana me dijeron que me daban de alta y no fue así, entonces no quiero crear falsas expectativas”, dice riendo Yohana.

– ¿Te duele algunos tratamientos que te aplican?
– “No. No duele para nada, puede ser que algunos les moleste, pero a mí, no. En Santiago, me practicaban unos tratamientos intravenosos. Esos dolían un poco, pero esos eran cuando no estaba tan agravada mi situación”.