Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Investigador magallánico participó en expedición en el Artico

Por La Prensa Austral Miércoles 20 de Septiembre del 2017

Compartir esta noticia
182
Visitas

Biólogo marino Benjamín Cáceres formó parte de The Arctic Circle Expedition, proyecto multinacional que recorrió por tres semanas las aguas del Polo Norte junto a una treintena de científicos, educadores y artistas de distintas nacionalidades

Cada año, en el mes de junio, el pequeño pueblo minero de Longyearbyen se convierte en el punto de partida de una expedición internacional que recorrerá las aguas del Artico. La localidad noruega de unos dos mil habitantes vive de minería y del turismo de cruceros. En este peculiar lugar del mundo, donde no es difícil encontrarse con renos que circulan por los alrededores del poblado, comienza The Arctic Circle Expedition, proyecto estadounidense que une a científicos, educadores y artistas de diferentes nacionalidades, motivados por el objetivo de abordar temáticas vinculadas al cambio climático y el Artico.

El biólogo marino Benjamín Cáceres Murrie fue activo protagonista de la expedición de este año, que se extendió por casi cuatro semanas de navegación, a bordo del Antigua, embarcación charteada en la que se realiza el programa de residencia para los profesionales. El reciente viaje reunió a representantes de naciones como Inglaterra, Dinamarca, España, Holanda, Canadá, Estados Unidos, Australia, Brasil y Chile.

En el caso de Benjamín, se unió al viaje gracias a la invitación formulada por la jefa de la expedición, la holandesa Sara Gerats. Durante la travesía, el investigador del Centro Regional Fundación Cequa y gestor del Museo de Historia Natural Río Seco se desempeñó como guía y guardia de osos polares. Su misión -previa capacitación- apuntó a prevenir que esos animales atacaran a las personas, considerando que se trata de carnívoros a veces agresivos y peligrosos. “Yo debía procurar el generar un ambiente propicio para que los integrantes de la expedición pudieran realizar sus actividades con normalidad. Al descender de la nave se delimitaba un área en que no hubiera osos y cada uno bajaba y realizaba su proyecto mientras el resto vigilaba el espacio”, señala.

La doctora Paola Acuña, directora ejecutiva de Fundación Cequa, comenta que Benjamín Cáceres es el investigador más joven de la institución y que “refleja plenamente el espíritu del Centro de investigación en cuanto a la visión amplia de vinculación efectiva en diferentes aspectos”. Como ejemplo, menciona el vínculo entre regiones extremas y polares que se dio en el año 2015, cuando la Armada de Chile y Cequa organizaron el XV Congreso internacional de Hielos Marinos que, por primera vez se realizaría en el Hemisferio Sur y con sede en Punta Arenas, aprendiendo de la larga experiencia de los países árticos. “En el vínculo entre disciplinas como ciencia, educación y arte hemos sido pioneros y constantes en activar vínculos con actividades permanentes con los diferentes colegios de la región con la compañía de danza Brisa Austral, con artesanos regionales, con diferentes museos regionales con las juntas de vecinos. Es un orgullo para Cequa que sus jóvenes investigadores tengan esta nueva visión amplia, integradora y colectiva de la actividad científica”.

Ciencia, educación y arte se unen

El programa de residencia para científicos, educadores y artistas que impulsa The Arctic Circle Expedition es único en su tipo. Permite recorrer aguas de jurisdicción de Noruega y Rusia a bordo del Antigua, embarcación que en la práctica es la base de las operaciones de los viajeros.

La travesía consideró un recorrido por el archipiélago de Svalbard, en los 78º de latitud Norte. En la travesía que parte en Longyearbyen se aprecia abundante hielo marino y, desde ahí, empieza el recorrido hacia el Polo Norte hasta retornar al lugar de origen. Entre las múltiples curiosidades del viaje destaca el paso por un pueblo ruso que ya no está habitado y que antiguamente se dedicaba a la minería del carbón. En él se encuentra la estatua de Lenin en la latitud más nórdica del mundo y, por lo mismo, es considerada un récord de Guinness.

Intercambio entre latitudes

En cada parada los viajeros se organizaban para realizar sus actividades. Entre el grupo de expedicionarios quizás los más llamativos eran los ligados a las artes, sobre todo los relacionados con el performance, ya que plasmaban en los mismos lugares varias de sus obras creativas.

Benjamín comenta que ése era uno de los aspectos más enriquecedores del viaje, ya que había constante interacción entre el científico que estudia las microalgas del hielo, el de una arquitecta que aborda el cambio climático en su obra, o el de un artista que apela al paisaje para inspirar una obra pictórica que plasme la belleza del lugar.

“Efectivamente se da un intercambio entre todos y hay una fuerte conexión con disciplinas ligadas a la ciencia, la educación y el arte, que no siempre están relacionadas. Fue una instancia súper enriquecedora, porque se forman diálogos muy importantes entre áreas que no desligadas unas de otras. Se generan conversaciones y acciones muy atractivas, que permiten desarrollar otras instancias de conocimiento a futuro”, refuerza.

En su caso particular, volvió a Magallanes con el objetivo de difundir los conocimientos aprendidos en el Artico, además de generar vínculos concretos entre Magallanes, la Antártica y el Artico.

“Por ejemplo, hay poco intercambio entre el Artico y la Antártica y, de hecho, ése es uno de los desafíos que me mueven como investigador a futuro”, advierte.

De regreso a Magallanes, el biólogo marino está trabajando en la posibilidad de que se concrete un programa de residencia entre representantes del Artico en Magallanes. Y para ello cuenta con el apoyo del Centro Regional Fundación Cequa y el Museo de Historia Natural Río Seco.

El interés está y la idea es conseguir recursos de instituciones sin fines de lucro que apoyen este tipo de iniciativas. De esta manera se puede aprovechar el ejemplo de The Arctic Circle Expedition, proyecto que se financia con recursos internacionales.