Necrológicas

¿Quién financia la política en Magallanes?

Primero fue Penta. Luego Soquimich. Después Caval. Esta semana supimos que el grupo Angelini financió irregularmente a -al menos- un senador y una diputada mientras se votaba la ley de pesca.
[…]

Por Gabriel Boric Miércoles 3 de Junio del 2015

Compartir esta noticia
122
Visitas

Primero fue Penta. Luego Soquimich. Después Caval. Esta semana supimos que el grupo Angelini financió irregularmente a -al menos- un senador y una diputada mientras se votaba la ley de pesca.
Después de varios meses de disculpas poco creíbles, explicaciones contradictorias y dudosos informes copiados de internet, empezamos a ver claramente que no estamos frente a situaciones puntuales, sino a un sistema orquestado deliberadamente para inyectar recursos a la política. Todo esto al margen de la ley. Los partidos debieran reconocer que éstas eran y son prácticas generalizadas y no errores individuales que cometieron personas específicas.

Hay otro aspecto de estos escándalos que es aún más grave: ha quedado en evidencia dónde reside el poder en nuestra democracia, quiénes son los poderosos y cómo usan la política para lograr sus objetivos particulares. En Chile, el que tiene la plata pone la música.
¿Es sensato imaginar que este sistema opera sólo en Santiago? ¿Podemos suponer que no pasa lo mismo en Magallanes? ¿Los grupos económicos con intereses en la región le entregan dinero a los políticos y a los partidos regionales? ¿Son estos aportes legales, transparentes, fiscalizables?
Gracias al medio periodístico Ciper, estamos más cerca de tener una respuesta a estas preguntas. Hace un par de meses publicaron un reportaje titulado “La lista completa: la verdad sobre las 1.123 empresas que financian la política en Chile”. Ahí daban a conocer la lista de empresas que se acogieron a la franquicia tributaria que contempla la ley para donaciones a campañas o instituciones políticas. En el listado, obtenido a través de la ley de transparencia, aparecen varias empresas con presencia en Magallanes.

Queremos saber a quién y por qué los financiaron. Queremos saber si esos/esas políticos/as se abstuvieron de votar en los proyectos que involucraban a sus financistas. Queremos que se haga nítido quiénes representan los intereses de estas empresas en el Parlamento.
Gasco, Aguas Magallanes, Ultramar, Mina Invierno, Clínica Magallanes, Lan Chile, Casino Dreams y Ultraport aparecen en el reportaje de Ciper como empresas que hicieron donaciones entre 2005 y 2013. Por eso, esta semana enviamos un oficio a los gerentes de cada una de estas empresas, pidiendo que nos confirmen si la información es efectiva y que nos detallen el monto y el destino de sus donaciones.
Por nuestra parte, tenemos la tranquilidad de haber llegado al Congreso sin recibir un peso de empresa alguna, con 0% de aportes reservados. Invitamos, además, a la ciudadanía a que revise en www.gabrielboric.cl/transparencia/ nuestra rendición de campaña, escrute nuestras reuniones, revise nuestra asistencia al Congreso y fiscalice cómo gastamos mes a mes las asignaciones parlamentarias.