Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

Primarias: nosotros los de entonces ya no somos los mismos

Por Juan Francisco Miranda Jueves 5 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
196
Visitas

Para nadie es un misterio que, por error o simple incapacidad de llegar a acuerdos para elegir candidatos a alcalde en la Nueva Mayoría, hoy tenemos un ambiente de incertidumbre, pues aún no hay claridad de como los miembros y simpatizantes de centro izquierda vamos a elegir al candidato o candidata que vamos a presentar ante la comunidad en octubre en las próximas elecciones municipales.
El 2012 habíamos avanzado en Punta Arenas mostrando al país que nos podíamos poner de acuerdo en generar un sistema para que la comunidad eligiera a sus candidatos mediante primarias. También avanzamos en la nominación de candidatos a diputados mediante elecciones primarias en 2013. No fue fácil, en principio hubo desconfianza (incluso el actual alcalde de Punta Arenas renunció a su militancia por el trauma de 2008), pero al final ante la buena convocatoria, fuimos aprendiendo de los errores manteniendo siempre incólume el principio de participación de la comunidad. Con pocos recursos, con mucha imaginación y con orgullo: ¡la hicimos! El mundo de centro izquierda eligió a su candidato y luego a su alcalde.
¿Qué ocurre hoy? ¿Acaso nosotros los de entonces ya no somos los mismos?
El triunfador de la primaria de 2012, el actual alcalde Emilio Boccazzi en ese entonces decía: “Durante más de 5 años he señalado que el camino de elecciones primarias abiertas es el correcto y no la designación a dedo de los candidatos, o el espurio sistema del que tiene mantiene que se impuso por conveniencias personales y de pequeños grupos de la política en Chile, en el proceso municipal de hace 4 años, el año 2008, en particular acá en Punta Arenas”.
¿Qué pasó? ¿Dónde quedó esa convicción de 2012 y la lucha por primarias de más de 5 años? ¿Será que el sistema del que tiene mantiene ya no parece tan espurio?
Entiendo las legítimas ganas de continuar por un período más de cualquier autoridad que siente que aún le quedan cosas por hacer. Pero no entiendo la ley del embudo, ni el cambio de discurso en cuestiones de principios. Cuando se trata de comunidad, debe imperar lo común, y se debe fortalecer la unidad.
Así como ayer se luchó por un proceso de participación junto a muchos, hoy no ha cambiado la esencia de un colectivo formado por diversas posiciones y visiones, que se enfrentan y se logran poner de acuerdo para someter sus ideas y programas ante una comunidad mediante una elección o ejercicio de participación, en este caso, de la comunidad política de centro izquierda. Hasta ahora entiendo que el PPD y el alcalde siguen siendo de la Nueva Mayoría, pero no aparecieron junto a todos los demás partidos políticos exigiendo con igual fuerza y convicción primarias, aunque sea de las que hacíamos antes, con más ganas que presupuesto.
Una primaria permite plantear ideas, propuestas, confrontar miradas, y finalmente construir una propuesta colectiva. Eso espera la comunidad, con transparencia, sin soberbia, sin excusas. Que no se olvide el sueño colectivo de buscar más justicia social, de luchar por más calidad de vida, de acompañar a los más solitarios o abandonados, de pensar en el lugar común que permite llevar una vida buena, que permite apoyar en momentos difíciles, y de celebrar en tiempos buenos. Todo es mejor si lo hacemos entre muchos. Mucho mejor si nos cuidamos y apoyamos entre todos. El barrio debe ser un lugar de encuentro, la ciudad un lugar de crecimiento, y la democracia la forma de convocar a las mayorías.