Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín

180 monitores prepararon actividades para más de un centenar de menores de los Cevas

Por La Prensa Austral Martes 12 de Enero del 2016

Compartir esta noticia
676
Visitas

Con el apoyo de 180 jóvenes voluntarios, ayer comenzaron los Centros de Vacaciones (Cevas), actividad didáctica y recreativa organizada por el Obispado de Magallanes, que busca ser una alternativa para más de un centenar de niños que permanecen en la comuna durante enero y no pueden salir de vacaciones.

La coordinadora de los Cevas en Magallanes, Tatiana Leuquén, comentó que el martes 5 recién pasado comenzaron los Centros de Vacaciones en la Parroquia San Miguel y la Parroquia María Auxiliadora, con sus comunidades Cristo Redentor (Playa Norte), Dios Padre (Las Naciones), San José (Barranco Amarillo) y Virgen del Carmen (Río Seco). Estos finalizarán el próximo viernes 15 de enero.

Además, ayer, se iniciaron los Cevas de la Iglesia Catedral y en las parroquias Santa Teresa, Fátima,  y Santo Cura de Ars (población Nuevo Horizonte) y San José el Carpintero (Pedro Bórquez, esquina Puerto Varas), Padre Pío (Avenida Castro) y Parroquia Cristo Obrero (Barrio Prat) con sus comunidades Corazón de María, Parroquia Domingo Savio, San Juan XXIII, Cristo Amigo ( Avenida España) Nuestra Señora de las Nieves (Villa Las Nieves). Estos finalizarán el 22 de enero.

Tatiana Leuquén invitó a todos los niños de la comuna a participar de esta experiencia y comentó que los talleres se realizarán de lunes a viernes desde las 14 horas a las 17,30 horas. Para ser parte de estos talleres los niños, entre 6 y 12 años de edad, sólo tienen que acercarse a las parroquias para ser parte de esta experiencia.

La coordinadora de los Centros de Vacaciones recordó que para el jueves 14 de enero esta programado el tradicional “Cevas Cantan a Magallanes”, actividad que se desarrollará en la Plaza de Armas Benjamín Muñoz Gamero.

Frente al comienzo de estos talleres, el obispo Bernardo Bastres instó a los niños y jóvenes a seguir manteniendo viva la experiencia de participación. En el caso de los monitores a servir a los menores con alegría y compromiso.