Necrológicas
  • Francisco Cárdenas Oyarzún
  • Silvia Cárcamo Guajardo
  • María Eugenia González Hernández
  • Juan Humberto Mellado Candia

2 mil millones de pesos en pérdidas dejó incendio que arrasó con gimnasio Mario Zavattaro de Porvenir

Por La Prensa Austral Sábado 19 de Septiembre del 2015

Compartir esta noticia
945
Visitas

Más de dos mil millones de pesos en pérdidas materiales, la imposibilidad de desarrollar eventos deportivos, culturales y recreativos a nivel masivo y la desesperanza de toda la comunidad fueguina, produjo en la madrugada de ayer la pérdida debido a un voraz incendio, del gimnasio Padre Mario Zavattaro de Porvenir, emplazado en la calle del mismo nombre.
El siniestro habría comenzado poco antes de las 2,30 horas en el quincho del Servicio Agrícola y Ganadero (Sag) de Tierra del Fuego, aledaño al recinto deportivo, el cual comenzó a arder por causas inexplicables y que se irradió a la multicancha del gimnasio, ya que no existía muro cortafuego, pese a estar adosado a la pared oeste del histórico edificio.
De acuerdo a los testimonios recopilados, el fuego lo advirtió una pareja de vecinos que pasaba por fuera del edificio del Sag, después de percibir olor a humo, quienes rápidamente avisaron a los moradores de una de las casas del servicio, ubicadas en el mismo terreno.
El jefe de la oficina provincial del Sag, Javier González, dijo que fue despertado por alguien que le indicó la presencia de fuego en el quincho, por lo que de inmediato trataron de apagarlo echando agua con baldes, uso de extintores y sacaron los autos del garaje anexo.
Marcos Parra (locutor de Radio Tierra del Fuego), el autor del aviso y quien pasaba con su pariente Antonio Cossio, detalló que atinó a sacar a la calle dos balones de gas que observó cerca del quincho, en tanto daba aviso a Carabineros y su familiar hacía lo propio con Bomberos. Estos llegaron en pocos minutos y en su percepción, cree que el fuego podría haberse controlado.
Ingreso de aire avivó
el fuego
Sin embargo, apuntó que alguien ordenó abrir los portones grandes del pequeño espacio, lo que provocó un gran estallido de fuego que en cosa de segundos envolvió el inmueble, haciéndose poco después incontrolable. Minutos después, el fuego pasó al sector de la multicancha del gimnasio Zavattaro, con suelo en parquet de madera, propagándose rápidamente por el resto de las instalaciones interiores, donde todo era inflamable.
Bomberos, que llegó con todas sus unidades aunque con poco personal, combatió las llamas por espacio de dos horas y concentró además sus esfuerzos en impedir que la emisión de calor afectase el vecino edificio de la municipalidad, para lo cual refrescaba muros y ventanas con chorros de agua. No obstante, la parte del fondo del gimnasio, debido al intenso calor, logró que el también vecino Museo Municipal (de concreto y con amplios ventanales) se viera afectado en el estallido de vidrios y daños en las estatuas de madera que exhibe el patio de esculturas.
Resultaba impresionante en la oscuridad de la noche, ver desde distintos puntos de la ciudad cómo el centro cívico de Porvenir se veía amenazado por un fuego intenso con una alargada columna de negro humo, en tanto que el calor y el olor a quemado se percibían varias cuadras a la redonda. Por la parte norte, donde el incendiado edificio colindaba con el patio de Vialidad, todo el personal de esa repartición extremaba medidas de salvataje, ya que se mantenía depósitos de combustible y maquinaria muy cerca del sector amagado.
Por su parte, Gasco y Edelmag cortaban los cables y suministros en los edificios consistoriales (el antiguo y el actual, pareados), el Museo y en las instalaciones viales. Por fortuna, no existió el viento intenso registrado hace pocos días, pues de lo contrario, la historia habría sido más dramática.
Dos horas de extinción
El incendio fue controlado aproximadamente a las 4,30 horas, cuando los bomberos iniciaron el asalto final al interior de la -a esa hora- ya derruida infraestructura y continuaban evitando la propagación a los inmuebles inmediatos. Para entonces ya no había nada que salvar pues el mobiliario, equipo electrónico, máquinas de ejercicios, documentación y otros elementos que contenía el destruido gimnasio se habían perdido por completo, si bien la estructura metálica, erigida en 1969 y remodelada varias veces, siguió en pie.
Peritaje de Labocar
y Bomberos
Ayer en la mañana, por orden del fiscal (s) de Tierra del Fuego, Marcelo Figueroa, llegó a Porvenir personal del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar), que en conjunto con Bomberos realizaron un exhaustivo peritaje del destruido conjunto. En ese contexto, fue detenido el reportero Guillermo Barría, que hacía fotos del incendiado interior con atuendo de bombero, facilitado por la misma institución.
Carabineros estimó que su proceder podía alterar el sitio del suceso, pese a que el afectado sólo desarrollaba su labor periodística. El trabajo de Labocar y Bomberos se extendió al quincho del Sag, donde presuntamente se centró el foco de inicio del siniestro, de lo que no obstante, no se entregó información.
Seguros comprometidos
La alcaldesa de Porvenir, Marisol Andrade, avaluó las pérdidas en unos 2 mil millones de pesos y confirmó que existen seguros comprometidos vigentes por parte del municipio, aunque contratados por la reposición de sólo unos $600 millones. Anunció que ya coordinó con el intendente Jorge Flies una reunión para el lunes con la Dirección de Arquitectura para comenzar a delinear un proyecto de reconstrucción del coliseo destruido.
En tanto, el director ejecutivo de la Corporación Comunal de Deportes, Andrés López, clarificó que el gimnasio Zavattaro -que fue objeto de por lo menos tres proyectos de remodelación y mejoras- era propiedad del Instituto Nacional de Deportes (IND) y que el municipio sólo lo administraba. Lamentó la pérdida, ya que el plantel no sólo le servía al deporte, también a las actividades culturales, de gobierno, municipales, eventos artísticos, recreativos y hasta militares.
Estimó que aun cuando se proyecte una solución urgente, va a pasar al menos un año para que se cuente con un recinto que más o menos reúna las condiciones de albergue y capacidad del destruido, que tenía capacidad para más de mil personas. Justo dijo que ayer se iniciaba un campeonato de futsal internacional, en el que participarían 3 equipos argentinos, 2 de Punta Arenas y tres locales, evento que ya no podrá efectuarse porque los gimnasios escolares no tienen suficiente espacio para público.
Habla el jefe del Sag
En entrevista concedida a este medio, el jefe fueguino del Sag, Javier González, reconoció que en el quincho de esa unidad, personal y sus familias disfrutaron un asado en el marco de Fiestas Patrias, que comenzó de noche y duró hasta poco después de las 24 horas, cuando se apagó el fuego y se cerró el espacio. Por eso no se explicaba qué pudo ocasionar el fuego.
Dijo que tras sacar las camionetas, los funcionarios apoyaron la labor de Bomberos, que ayer en la mañana acudió a prestar su declaración a Carabineros y también se entrevistó con Labocar, aunque admitió que éstos fueron muy herméticos. Admitió que tiene varias teorías sobre las causas del fuego, pero por responsabilidad, “no me las juego por ninguna”.
Finalizó detallando que en el caos que se produjo cuando se trataba de apagar el incendio, llegaron -aparte de Bomberos- muchos desconocidos, significó la pérdida de algunas cosas, como las llaves de su propia camioneta, una linterna y hasta la chequera de un funcionario. Extrañamente, a esas personas después no se las vio más, afirmó.
La intendenta subrogante Paola Fernández afirmó en Punta Arenas, que es importante que la comunidad fueguina sepa que el gobierno y los actores involucrados en la reconstrucción del gimnasio pondrán todo su empeño para recuperar esta infraestructura.