Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

206 familias recibieron las llaves de su casa propia

Por R Martinez Viernes 5 de Agosto del 2016

Compartir esta noticia
947
Visitas

En un ambiente colmado de emoción y ansiedad, y luego de haber esperado más 590 días desde que comenzó la obra emplazada frente al complejo penitenciario de Punta Arenas, sector surponiente de la ciudad, autoridades de Vivienda hicieron entrega de las anheladas propiedades a las agrupaciones Integración 2012 I y II.

Una atmósfera de emoción, satisfacción, y una sensación de orgullo generalizado se percibía ayer a eso de las 15,30 horas en la esquina de las calles 1 Poniente con Ramón Carnicer, en la nueva villa Mirador del Estrecho, inaugurada por autoridades de Vivienda y Bienes Nacionales, quienes hicieron la entrega oficial de las 206 viviendas de 42,99 m2, con ampliación proyectada de 9,5m2, las cuales poseen comedor, cocina americana, un baño y dos dormitorios.

Más de 4.582 millones de pesos (185.729 UF) fue la inversión total del conjunto habitacional que se alza frente al complejo penitenciario de Punta Arenas, en la Avenida Circunvalación, sector surponiente de la ciudad, siendo 176.665 UF aportadas por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo a través de subsidios del Fondo Solidario de Elección de Vivienda y 9.064 UF de ahorro aportado por las familias, las que adquirieron con sus propios recursos el terreno donde se emplaza la nueva villa.

Luego de una enérgica y conmovedora entonación del himno patrio, donde más de un par de lágrimas fueron derramadas por los nuevos residentes que se congregaron en masa al intemperie, Violeta Torres Cárdenas, presidenta de la agrupación Integración 2012, grupo 2 (ahora Mirador del Estrecho) pronunció un discurso en el cual recalcó que “esto partió hace varios años y a través de un buen diálogo logramos llegar hasta acá. Son 206 familias que están súper agradecidas y esperamos crear un barrio y una villa que haga historia como lo hizo para llegar hasta acá después de varios años”.

Un leve rocío y los dedos entumecidos por la baja sensación térmica que a esa hora se apreciaba no fueron impedimento para que los músicos -y ahora propietarios- Carolina Saldivia y Rodrigo Pacheco, ofrecieran un dueto de guitarra y acordeón, interpretando la canción Brindis de la artista trasandina Soledad Pastorutti, para luego dar paso a la emblemática ceremonia de entrega de llaves a veinte personas del conjunto habitacional, las que entre el júbilo y la solemnidad recibieron el símbolo de la concreción del sueño que durante mucho tiempo tuvieron que esperar.

Testimonios

“Estoy feliz y orgulloso de haber recibido mi casa, y agradecido de todas las personas que hicieron posible este sueño, mi familia, a mi jefe y por sobre todo a la directiva, a la señora Violeta, Andrea, Pamela, Marcela y don Gustavo, que siempre estuvieron trabajando para conseguir esto que estamos celebrando. Yo estuve más de 15 años postulando a la vivienda para que recién y por fin venir a conseguir mi casita”, aclamó Sergio Paredes Levín, uno de los beneficiados al igual que Carolina Molina, quien junto a su marido Raúl Moscoso y su hija Pía Fuentes han arrendado por muchos años en el sector de Playa Norte, señalando que “no se puede explicar el sentimiento que tenemos ahora porque son tantos años de espera, que no puedo expresar bien lo que siento en estos momentos. Esto sea como sea es tu casa, es tu esfuerzo y son muchas cosas las que se pasan para tener lo de uno”.

Del mismo modo, y con una enternecedora emoción, el pequeño Benjamín Riveros, recorría su nuevo hogar, saltando por cada habitación y sumergiéndose en un llanto de tranquilidad, que su madre Carla Oyarzo compartió al momento de recibir las llaves. “Es una alegría inmensa, costó mucho ya que habíamos estado en otras agrupaciones y lamentablemente nunca pudimos terminar el proceso para conseguir nuestra casa hasta que por fin ahora se pudo y fue la tercera vez, y la vencida. La casa es bonita, y creo que cuando se espera con tantas ansias uno la ve con otros ojos, y estoy agradecida de todos los que hicieron posible este sueño”, aseveró.

Conforme y con la frente en alto tras ver materializado su esfuerzo en años de trabajo, Carola Mancilla, madre de Agustín y Tomás, y jefa de hogar que arrendaba en la villa Raúl Silva Henríquez, se unió al sentimiento de felicidad extendido entre los vecinos, indicando que “el hecho de tener una vivienda propia es un sueño como para todas las personas, sobre todo para que el día de mañana uno le deje algo a sus hijos. Además la villa es súper linda, son casas de mucha calidad, tiene lindas áreas verdes, está todo bien construido y tiene como todo un sentido nuevo porque son muy distintas a las villas que se han entregado años atrás”.

Según precisó Atircio Aguilera Burgos, seremi (s) de Vivienda y Urbanismo, “es importante ir concretando los anhelos y los sueños y las esperanzas de las personas. Esto es lo material, lo físico, son obras que tienen su costo y esfuerzo implicando una serie de gestiones que son difíciles y que toman tiempo, pero detrás de todo esto, lo que nosotros siempre destacamos es que acá hay rostros, hay personas y voluntades, en especial de todas las familias que hacen un esfuerzo inicial no tan sólo en el ahorro sino que en el trabajo cotidiano en el tiempo hasta que logran llegar a este día en particular, donde reciben las llaves que les dan la entrada a su vivienda propia”.

En un singular hecho, los presidentes de la villa entregaron además una condecoración al ex seremi de Vivienda, Christian Matheson, quien fue el que inició el proyecto que ayer se hizo realidad.

“Es una gran emoción ver un proyecto que comenzó en 2011, que se entregaron los subsidios durante 2014 y ver todo esto concretado después de tanto tiempo de espera realmente es una gran emoción y satisfacción. Yo no esperaba ningún tipo de homenaje, se los agradezco mucho y también el poder haber estado presente y que haya sido invitado por la gente beneficiada y ver sus caras de gran alegría al recibir el más preciado bien para las familias que es la casa propia”, puntualizó.