Necrológicas
  • René Lopeteguis Trujillo
  • Luisa Mancilla Soto
  • Juan Mario Moreira Añazco
  • César Barrientos Cárdenas
  • Raúl Low Bórquez
  • Nancy Cofré Yévenes

Envían a la cárcel a joven que comercializaba marihuana en Playa Norte

Por La Prensa Austral Viernes 13 de Octubre del 2017

Compartir esta noticia
4.414
Visitas

“No soy un peligro para nadie, soy una persona de bien. Sólo tengo marihuana para mi consumo y nada más, si quieren investíguenme, pero no me envíen a la prisión”, imploró en plena audiencia de control de detención el joven Luis Emilio Aguilar Ojeda, de 28 años, acusado por el Ministerio Público por el delito de tráfico ilícito de drogas.

Según los hechos relatados por el fiscal Manuel Soto, el imputado fue detenido en horas de la noche del pasado miércoles 11, luego de que personal de la Brigada de Antinarcóticos de la PDI se encontrara realizando un patrullaje preventivo instruido por la Fiscalía Local, momento en que se percataron que el conductor de un vehículo se estacionó afuera de un domicilio en calle Mardones, en la población Playa Norte, ingresando a éste y saliendo a la brevedad, para emprender su rumbo. Tras dicha acción, los efectivos policiales controlaron su identidad, encontrando en el interior de su mochila 8,7 gramos de Cannabis sativa, asegurando que dicha droga se la acababa de comprar al imputado.

Acto seguido, los funcionarios policiales ingresaron al domicilio referido, encontrando en el dormitorio del joven acusado elementos propios utilizados para  el cultivo “indoor” de marihuana, hallando además siete plantas y un total de 696,7 gramos de dicha droga en distintos recipientes y bolsas plásticas, más 400 mil pesos de dinero en efectivo.

Ante los acontecimientos descritos por el ente persecutor, se le solicitó al magistrado Juan Enrique Olivares decretar la medida cautelar más gravosa, argumentando la gravedad del ilícito respecto a las altas penas que podría alcanzar, añadiendo el hecho de registrar condenas anteriores por los delitos de abuso sexual y robo por sorpresa.

Considerando estos antecedentes, el juez de garantía resolvió enviar a la cárcel al joven de 28 años, al considerar que su libertad constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, estableciendo finalmente un plazo de 60 días para que la Fiscalía lleve a cabo la investigación de rigor.