Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

82 familias de Punta Arenas recibieron el esperado subsidio habitacional

Por La Prensa Austral Domingo 9 de Agosto del 2015

Compartir esta noticia
373
Visitas

La posibilidad de cumplir con el anhelo de la casa propia finalmente se concretará para 82 beneficiarios de Punta Arenas. Ellos recibieron de parte del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) sus respectivos subsidios DS01 correspondientes al primer llamado 2015 para la obtención de viviendas dirigidas a familias de sectores emergentes y de clase media de la capital regional.

La actividad se desarrolló en una ceremonia simbólica en el auditorio de los Servicios Públicos y estuvo a cargo del seremi de Vivienda, Fernando Haro, y de la directora del Serviu, Hina Carabantes. De igual modo, estuvieron presentes el intendente Jorge Flies y el seremi de Gobierno, Baldovino Gómez.

155 familias

La selección corresponde a la postulación de mayo 2015 y que en Magallanes beneficiará a 155 familias, explicando una inversión que bordea los 1.145 millones de pesos (45.610 UF). De esta manera, además de los 82 beneficiarios de Punta Arenas, 64 son de Natales; 6 de Porvenir y 3 de otras comunas de la región. Todos podrán por cierto, construir en sitio propio.

En específico la asignación de subsidios se desglosa en 82 para los tramos emergentes y 72 para familias de clase media regular.

En cuanto a los subsidios para los grupos emergentes (título 1, tramo 2), estos permiten la adquisición de viviendas de hasta 1.600 UF. Lo anterior, con un monto de subsidio decreciente que llega hasta las 570 UF. Para optar a la modalidad, es requisito mínimo contar con un ahorro de 30 UF y la ficha de protección social cuyo puntaje no exceda los 13.484 puntos, en tanto que los ingresos mensuales del grupo familiar deben ser como tope 50 UF; es decir, 1 millón 230 mil pesos.

En el caso de los sectores medios, la adquisición de viviendas a través de este beneficio considera aquellas de hasta 2.200 UF, afectas a subsidio entre 525 y 140 UF. A diferencia de los grupos emergentes, el ahorro requerido es de 50 UF; no es necesaria la ficha de protección social y el promedio de ingreso familiar no debe exceder la cifra de 1 millón 845 mil pesos.

La entrega de estos subsidios no es sólo una oportunidad para que los beneficiarios mejoren su calidad de vida, sino que además es la instancia de adquirir un sentido de pertenencia al sector donde residirán y, por ende, a la territorialidad de cada punto de nuestra región, donde próximamente se construirán más de 3 mil viviendas.

Respecto de los subsidios, Hina Carabantes relevó la trascendencia de que las soluciones habitaciones también apuntan a lograr mayor igualdad y confluencia de distintas realidades socioeconómicas. “Lo importante de esta entrega es que todos los programas (de gobierno) que trabajan los ejes de inclusión y equidad tienen que ver con que de ahora en adelante nuestros loteos sean integrados por familias de sectores medios y de sectores vulnerables”, señaló.