Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín

9 días sin agua potable y sin soluciones concretas cumplirá hoy villa Cameron

Por La Prensa Austral Martes 10 de Mayo del 2016

Compartir esta noticia
135
Visitas

– Dos camiones aljibes y la entrega de agua mineral eran los únicos paliativos para los pobladores.

Durante estos 9 días de crisis sanitaria se ha debido suspender las clases

Hoy será el noveno día que los 46 hogares de villa Cameron, en la austral comuna fueguina de Timaukel, no dispongan de agua potable, después que hace más de una semana se rompiera la red de distribución del sistema de Agua Potable Rural (APR) del poblado, produciendo una crisis sanitaria que el municipio ha intentado superar -hasta ayer- infructuosamente. De acuerdo a lo explicado por la administradora municipal de Timaukel, Ivonne Araya, los contratistas que cumplían trabajos particulares para reparar el alcantarillado de la Escuela Rural Ignacio Carrera Pinto, al trabajar con una retroexcavadora, rompieron un  cañería de la red distribuidora del APR.

Sucedido el percance, le avisaron al operador del APR que suspenda el suministro para poder hacer la reparación. Una vez hecha, no fue posible volver a dar el agua, pues la válvula al parecer habría cumplido su vida útil y no se pudo abrir para reanudar el suministro del agua desde la copa. Ante esto, se dio aviso a Aguas Magallanes (que mantiene un convenio con la Dirección de Obras Hidráulicas para estos casos), cuyo personal se hizo presente el miércoles pasado en la villa, vaciando el estanque, pero sin conseguir reparar la válvula dañada.

Tras cuatro viajes desde Punta Arenas, los empleados de la sanitaria cambiaron la válvula de corte y solucionaron otros aspectos de la matriz, dejando instrucciones al operador para volver a llenar la copa de agua y dar el suministro. No obstante, sólo llegó un “hilo” de agua a los hogares y servicios públicos (incluida la Posta rural de salud), porque no había presión, lo que según la gente de Aguas Magallanes se debía a la presencia de bolsones de aire en la línea.

Agua potable “importada”

“Todas las gestiones que se hicieron, que incluyó el trabajo de personal municipal y de voluntarios, de acuerdo a lo instruido por Aguas Magallanes, no resultaron. Como municipio, el martes coordinamos con la Municipalidad de Porvenir, que envió su camión aljibe con agua potable”.

“El jueves vino el camión aljibe del Destacamento Caupolicán y además, distribuimos bidones de agua mineral a los pobladores”, reseñó Ivonne Araya al detallar las medidas paliativas, que incluyeron la extracción de agua potable desde el estanque y el llenado con los camiones aljibes, de otro depósito para distribuirle a los pobladores.

Durante estos 9 días se debió suspender las clases, pues el Servicio de Salud -cuyo personal llegó el viernes avisado por el gobernador de Tierra del Fuego, Alfredo Miranda- no lo permite. Los mismos evitaron iniciar un sumario sanitario, admitió Araya, porque se enteraron de los esfuerzos para superar la crisis, pero siguen a diario el desarrollo de los trabajos para reactivar la red de APR.