Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Abigeato sigue golpeando a estancieros: denuncian robo de más de 250 ovinos

Por Nicolás Ulloa Jueves 21 de Enero del 2016

Compartir esta noticia
1.335
Visitas

“En los 7 años que estoy en la administración de la estancia, van más de 2 mil 500 animales que hemos perdido (…) en todas las ocasiones hemos interpuesto las denuncias, sin embargo la Fiscalía nunca nos ha llamado para nada que no sea para informarnos que se cierra sin resultados las investigaciones”, reclamó el administrador de la estancia Cañadón Grande, Carlos Antonín Mansilla, desde donde cuatreros sustrajeron 255 ovinos en un lapso de 3 meses.

El pasado 14 de enero, a Carabineros del retén de Monte Aymond, ingresó la nueva denuncia por abigeato interpuesta por la administración de la estancia situada en el kilómetro 20 de la ruta a Posesión, esto es, a unos 198 kilómetros al norte de Punta Arenas, antes de llegar al paso fronterizo con Argentina. Desde ahí, según reveló el último conteo efectuado el pasado 9 de enero, cuatreros robaron los animales, que estaban apostados en el campo denominado Munición Límite.

“Ese campo, tiene alrededor de 20 pozas de GeoPark funcionando, con acceso de vehículos de la empresa y sus subcontratistas, circulando durante todo el día (…) al ingreso de esa portería hay una persona que debiese controlar que los vehículos no lleven animales y dejar registros de quienes transitan por ahí”, señaló Antonín, reclamando sobre falencias en las indagaciones hechas por las policías cuando se han encargado diligencias.

Asegura que “algo extraño está sucediendo en dicho terreno, algo no huele bien”, ya que según explica el último robo que sufrieron, más de 100 ovinos, también se registró en el mismo predio.

Pesquisas no llegan
a nada

Sin embargo, el abigeato que afecta el predio de la familia Marín, no es algo nuevo, ya que aseguran que se arrastra hace años, sin tener resultados a sus requerimientos de justicia. “Todos los años tenemos pérdidas de animales. Pese a eso, hemos hecho todas las denuncias a través de Carabineros, pero nunca hemos tenido algún resultado, normalmente sólo nos llega una carta diciendo que no hay más antecedentes para investigar, por ende se cierra el caso”, subrayó el administrador.

Sumado a los robos de animales, lo que sólo queda en evidencia al momento de los conteos, dado que en un ‘piño’ (rebaño) promedio de 2 mil ovejas, imposible resulta detectar la falta de 200; se suman los cortes de alambrado, que constantemente deben ser reparados, y que probablemente tienen relación con la sustracción de ovinos.

Los antecedentes de la denuncia fueron derivados a la Fiscalía de Punta Arenas, a la espera de las diligencias que se ordenen.