Necrológicas
  • Pascual Nocera Ferone
  • Aurelio Aladino Rebolledo Espinoza
  • Mireya Córdova Chamorro

Abogado y su esposa mueren en ruta argentina tras un terrible choque frontal

Por Poly Raín Lunes 13 de febrero del 2017

Compartir esta noticia
10.198
Visitas

Poly Raín

prayn@laprensaaustral.cl

A Marco Antonio Venegas Martínez y Millaray de las Mercedes Neira Sanhueza le sobreviven tres hijos,
todos adultos, solteros, quienes se quedaron en la ciudad, en su hogar de calle Señoret.

Cuando habían andado 550 kilómetros en el inicio de su largo viaje al norte del país, el vehículo Nissan Tiida que conducía el abogado Marco Antonio Venegas Martínez (51) chocó frontalmente con un camión Scania pasado la ciudad argentina de Comandante Luis Piedrabuena, en la provincia de Santa Cruz. El terrible impacto costó la vida de manera instantánea al conductor chileno y a su esposa Millaray de las Mercedes Neira Sanhueza (51), únicos ocupantes del rodado.

La tragedia se desató alrededor de las 17,40 horas del sábado a unos 50 kilómetros al norte de la ciudad de Piedrabuena.

El matrimonio llevaba casi 30 años viviendo en Punta Arenas. Venegas se había retirado de la Fuerza Aérea de Chile y desde hace algunos  años trabajaba en la Fiscalía Local como técnico judicial. Estudió derecho en la Universidad de Magallanes y en noviembre de 2015 juró como abogado en la Corte Suprema. Su esposa, en tanto, era dueña de casa. La familia vivía en una casa de calle Señoret, a la altura del número 300, la que se componía, además, de tres hijos, todos adultos jóvenes.

Sobre las causas que desataron el accidente carretero, un bombero relató este domingo a La Prensa Austral que el desgraciado episodio sucedió cuando el conductor chileno realizó una desesperada maniobra para no colisionar con un tercer vehículo, un station wagon Renault Duster, patente argentina AA-712-QQ, conducido por Rafael Ojeda, que apareció en sentido contrario, hacia el sur. Lo cierto, es que el conductor trasandino adelantó un camión Scania que también venía en su misma dirección. Venegas Martínez al darse cuenta que el conductor del Renault no tenía espacio ni distancia para adelantar, pues venía sobre él, traspasó el eje central de la pista para evitar ser chocado por un station, instante en que fue embestido frontalmente por el camión Scania, patente argentina KYX-663, manejado por Sergio Costa, quien venía en dirección a la ciudad de Río Gallegos.

De inmediato, hasta el lugar se desplazaron bomberos de las ciudades de Piedrabuena y Puerto San Julián. Esta última se ubica a 60 kilómetros al norte donde estalló la tragedia.

Los dos ciudadanos chilenos perecieron en el mismo lugar a raíz de las irreversibles lesiones sufridas producto de la violencia del choque.

La liberación de los cuerpos desde la desintegrada cabina y la investigación misma del accidente, demandaron largas horas, prácticamente hasta la madrugada del domingo.

Otro bombero relató a este medio que eran las 23,30 horas del sábado y estando en plena faena del procedimiento mismo que implica un accidente de tráfico con estas consecuencias, en el lugar se produjo otro choque, aunque de menor envergadura, cuando un chofer en estado de ebriedad se estrella contra una camioneta de la policía y un bus, pese a que la ruta estaba cortada, con todas las señalizaciones de reglamento.

Consternación

La muerte de este matrimonio caló hondo en Punta Arenas y en Santiago, donde vivían sus familiares.

El Ministerio Público en Magallanes inició a tempranas horas de este domingo las gestiones para agilizar la tramitación para la repatriación de los restos a esta ciudad.

Marco Venegas era un funcionario muy apreciado en la Fiscalía Local. Hace poco había sido integrado a la reciente creada Unidad de Tramitación General que puso en marcha el fiscal regional Eugenio Campos.

Amistad

Anoche La Prensa Austral tomó contacto con Gloria Hidalgo Carrasco, quien vive en Santiago. Era muy amiga de Millaray Neira, a quien cariñosamente llamaba “Pepa”.

Gloria vivió 15 años en Punta Arenas, tiempo donde se forjó una estrecha cercanía y amistad con el matrimonio. Eran vecinos en la villa Torres del Paine, habitada mayoritariamente por funcionarios de la Fuerza Aérea de Chile.

Mientras el tiempo que Venegas estuvo en la Fach prestó funciones como radarista, por lo que habitualmente viajaba a Cerro Sombrero.

Pese a vivir en Santiago, Gloria Hidalgo viaja una vez al año a Punta Arenas para visitar a su hijo y de paso reunirse con sus amistades. Una de ellas era “Pepa”, con quien en su última visita en noviembre, habían concordado que desde aquí en adelante, en una tradición que proyectaban mantener en el tiempo, se reunirían una vez al año en un café de Avenida España, frente a Unimarc.

“La Pepa fue una excelente mamá y dueña de casa, que dejó muy criado a sus tres hijos, una amiga sin igual”, recalcó la amiga, recordando que Millaray estuvo grave el año pasado, incluso se temió un cáncer, lo cual se descartó y finalmente consiguió recuperarse.

El jefe de hogar había recibido en enero pasado la visita de todos sus hermanos en Punta Arenas.

Y los tres hijos -Ignacio, Alvaro y Javier, de alrededor de 19, 24 y 27 años- eran súper apegados a la mamá.

Se casaron en Santiago y una vez que Marco egresó de la Escuela de Especialidades de la Fach fue destinado a Punta Arenas, donde formaron su hogar y tuvieron sus hijos.

No hay claridad si ambos viajaban a Santiago o al sur de Chile al momento perder la vida en una carretera argentina.

El velorio del matrimonio se realizará en Punta Arenas y los funerales en Santiago, donde viven sus familiares.