Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín

Trabajadores de Aduanas posponen paro vislumbrándose un feliz término en negociaciones con el gobierno

Por La Prensa Austral Miércoles 23 de Noviembre del 2016
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
5.289
Visitas

Desde la semana pasada que los trabajadores de la Asociación Nacional de Funcionarios de Aduanas de Chile (Anfach) se han reunido con diversos personeros, tanto con representantes de la institución como con delegados gubernamentales y parlamentarios, donde se ha intentado llevar a cabo el diálogo para encontrar una solución concreta que evite una paralización total de los servicios y operaciones, debido al no cumplimiento de la principal demanda exigida por los empleados aduaneros que apunta a una ampliación de planta y de funcionarios.

En 2015, los trabajadores pusieron en la palestra esta situación, reflejándola en una movilización, que tras nueve días de paro concluyó con la firma de un protocolo de acuerdo, el cual quedó estipulado por la Dirección de Presupuestos (Dipres), el Ministerio de Hacienda y por Aduanas, prometiendo que el proyecto de ley para ampliar la dotación de personal ingresaría en diciembre del año pasado, situación que nunca vio la luz.

Inicialmente, el cese total de las actividades estaba agendado para hoy, pero se ha postergado a raíz de las conversaciones que, según afirmó el presidente regional de Anfach, Jorge Restovic, están fructificando, y podrían llegar a buen puerto, por lo que ambas partes han tenido que ceder en sus exigencias.

“Nos está cooperando fuertemente en hacer estos enlaces y aunando las partes, la senadora Carolina Goic, quien ha destrabado las conversaciones y nos pudimos sentar nuevamente a la mesa, pero estamos recién acercando las posiciones. Estaría dado todo para que podamos llegar a un feliz término y esperemos que no ocurra nada en el camino que nos distancie ya que nosotros tenemos la mejor de las voluntades”, manifestó el dirigente, dilucidando que “hemos modificado los tiempos y le hemos ofrecido al gobierno que si el proyecto ingresa este año, la incorporación de las contrataciones nuevas empezarán en 2018, por lo tanto no sería una carga financiera para este año que viene. Hay una diferencia bastante sobrellevable entre la propuesta nuestra y la de ellos para la contratación en tres etapas”.

En este sentido, Restovic precisó que el aumento de personal que se requiere en la región oscila entre los 28 y 30 funcionarios. Asimismo, no resta importancia al hecho de que las negociaciones no prosperen, enfatizando en que el plazo máximo para que ingrese el proyecto finaliza en diciembre, por lo que amenazó con una paralización total de los servicios que afectarían las operaciones en puertos, aeropuertos, complejos fronterizos, entre otros puntos.

“Yo no me atrevo a señalar nada más porque uno sabe que de repente el pan se quema en la puerta del horno. Tenemos muchas expectativas, pero también es cierto que ya no tenemos la misma confianza con la que negociamos el año pasado. En esta oportunidad no nos vamos a conformar con un protocolo de acuerdo, porque queremos que esto sea el proyecto, que firmamos en mayo de 2015, que ingrese a fines de este año al Congreso, porque a eso se comprometió Hacienda y nosotros fuimos más que pacientes”, añadió.

Asimismo, puntualizó que “la autoridad muchas veces firma acuerdos bilaterales y no se preocupa de la cantidad de gente que involucra. Monte Aymond es una aduana yuxtapuesta, con cabecera de entrada y de salida, tenemos una frontera compartida, lo que obligó a aumentar la dotación en más funcionarios. Luego se firmó el acuerdo de 24 horas de atención y eso obligó a tener gente trabajando durante la noche, que tiene que dormir al día siguiente y que alguien tiene que suplirla. Por tanto, se va sobrecargando la tarea de la Aduana mes a mes, año a año, con todos estos nuevos tratados. La fiscalización tiene que ser cada vez menos invasiva, con más tecnología y ahí hay que contratar más técnicos e ingenieros en computación, y nosotros nos hemos quedado pegados en la planta. La verdad es que ya nos está sobrepasando el tema, y acá no hablamos de aumento de salarios ni nada de eso, solamente estamos pidiendo más dotación porque ya no somos capaces de responder a las exigencias que hoy día impone el Estado y el comercio internacional con la gente que tenemos”.

Finalmente, el líder de los 82 trabajadores de la Anfach Magallanes, expresó que las operaciones se desarrollarán con normalidad este miércoles, y a la vez pidió perdón a la comunidad y a los sectores involucrados en esta situación, asegurando que “esto ha causado una verdadera psicosis y entendemos perfectamente los perjuicios que esto trae”. Sin embargo, aclaró que están dispuestos a “conversar lo que sea necesario”, advirtiendo que “todos los trabajadores permanecen en estado de alerta” si es que el asunto no llega a buen puerto en el último mes del año.