Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach
Gremio de usuarios de Zona Franca y rubro turístico exigen que alguien tome cartas en el asunto

Advierten que paro de portuarios afecta abastecimiento de mercancía y la imagen local ante los extranjeros

Por La Prensa Austral Jueves 1 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
349
Visitas

Preocupación crece en estos sectores, mientras los estibadores se mantienen movilizados en espera de una respuesta satisfactoria de la Epaustral y del gobierno, a su demanda de obtener mitigación por las obras que se desarrollan en el muelle Prat.

Preocupación transversal es la que a nivel empresarios ligados al turismo y Zona Franca, se está dejando ver ante el incierto final que tendrá la movilización que los dirigentes de la Federación de Trabajadores Portuarios iniciaron el lunes, en demanda de acciones de mitigación por la merma económica que a su juicio, han generado en sus labores, las faenas de extensión del muelle Arturo Prat, en Punta Arenas.

En la oportunidad, bloquearon desde tempranas horas los accesos de las entradas a este terminal, como el del muelle Mardones, ambos puntos que permiten la carga y descarga de contenedores que contienen mercadería y materiales necesarios para el desarrollo de la industria comercial y turística de nuestra región.

En virtud de la preocupación que comenzó a generar la situación, el martes, el gerente general de Epaustral, Ignacio Covacevich, se reunió con los movilizados, a quienes les indicó que la solicitud no es aplicable en el caso de dicho terminal y les transmitió su preocupación por las consecuencias que este paro generará para la economía regional y la actividad turística, dañando con ello la imagen del destino, poniendo en riesgo el abastecimiento de algunos productos a la región.

Por su parte, los trabajadores sostienen que alguna entidad, especialmente el gobierno, deberían tomar cartas en el asunto y hacerse cargo de ver cómo indemnizar con el monto de 2 millones de pesos que se estima, merece cada trabajador por los seis meses que toman en rigor los trabajos en el muelle y que reduce a la mitad los turnos posibles para laborar, al existir media franja para desenvolver acciones, sumado a un menor arribo de barcos.

Cámara Franca

Mientras eso sucede, desde la Cámara Franca de Punta Arenas, su presidente, Luis Lépori, fue enfático en señalar las implicancia tanto de ésta como de las anteriores movilizaciones que se han suscitado en la ciudad. “Lo primero que queremos señalar es que nuestro gremio ha sido fuertemente golpeado por los paros. Primero por el de los servicios públicos, después por el bloqueo de los camioneros y el paro de Aduanas. Ahora tenemos el cierre de los accesos al puerto y viene el 13 de diciembre un paro del Sag.

Añadió que “el cierre del acceso del puerto no permite el movimiento de carga. Tenemos falta de stock para productos que son para consumo en las fiestas de fin de año y se trata de los principales meses de venta para Zona Franca. Hacemos un llamado a los involucrados a buscar una rápida solución y que se terminen de inmediato las movilizaciones, ya que aquí se está afectando a la Región de Magallanes”.

Distribuidor afectado

Por su parte el gerente de Distribuidora Memo Punta Arenas Ltda. José Manuel Zamudio, planteó su molestia por las movilizaciones, ya que su labor comprende la entrega de alimentos en general y artículos de Navidad. Actualmente son 590 los clientes que abastece diariamente en la región, pero las bajas ventas asedian. “Lamentablemente por esta situación nos hemos visto enfrentados a un desabastecimiento de mercadería que son propias de la Navidad y el rol que nosotros cumplimos como distribuidores dentro de la Zona Franca. En este momento tenemos 22 contenedores en el puerto y 17 camiones paralizados, sin poder llevarlos en nuestra bodega y por ende, distribuirlos. Si no vendemos el pan dulce y otros productos, quedarán obsoletos. Necesitamos que alguien se haga cargo de esta situación. Le pedimos al gobierno que tome esta situación. Tenemos 12 camiones con harina en el puerto y no los podemos sacar, nuestro stock crítico da para tres días y eso perjudica el compromiso que tenemos con todas las panaderías locales.
Finalmente, Zamudio indicó que por cada día que no sacan su mercadería desde las bodegas de la Epaustral, están afectos al cobro de entre $35.000 y $42.000. “En nuestro caso, por la cantidad de camiones, eso significa que si esta huelga se extendiera 10 días, estaríamos hablando fácilmente de $4 millones. La huelga de Aduanas nos costó cerca de $6 millones, qué como todos saben de alguna manera se tiene que recargar en el costo de las mercaderías”.

Turismo

Con una especial cercanía al rubro artesanal y hoy como delegado cultural del municipio, Cristián Zerega brindó apoyo a quienes hoy en el Mercado Municipal y en puntos afines, se han visto perjudicados por los recientes paros, como el de los estibadores. “La gente tiene derecho a reclamar, pero eso trae consecuencias y afecta al resto. Espero que las personas que tengan que ver en esto solucionen de mejor manera, ya que se está empañando la imagen región en cuanto al turismo”.
En línea con ello, el presidente de Austro Chile, Eduardo Camelio sostuvo que este tipo de manifestaciones, especialmente en plena temporada alta de turismo, constituyen una situación muy nociva para la comunidad en general. “Lamentablemente los turistas cuando ven que un destino se pone complicado, simplemente sacan al lugar de la lista contemplada para visitar, porque no reúne los requisitos mínimos de libertad de libre desplazamiento para los turistas”.

Complementó estos dichos, el presidente de la Cámara de Turismo de Ultima Esperanza, Teobaldo Ruiz. “Es lamentable que siempre cuando llega la época de verano, tengamos que pagar las consecuencias de las situaciones laborales de distintos organismos públicos. Chile tiene convenios internacionales firmados donde la Organización Mundial de Turismo dice que quienes ingresan al país deben tener acceso libre. En eso hay una tremenda contradicción porque el Estado ha invertido millones de dólares en promocionar al país como destino turístico y a nuestra región en particular. Pero cuando llega el turista aquí, se encuentra con estas situaciones.
No hay que olvidar que todavía estamos pagando las consecuencias del paro del gas, hay agencias que simplemente no mandaron nunca más un pasajero a la Patagonia. Una vez que se quiebran las confianzas es muy difícil volverlas a crear”.

Finalmente, la gerente del centro turístico Puerto del Estrecho -ubicado a la entrada del muelle Prat-, Verónica Gómez Fuentes, señaló que su venta de artesanía y ofrecimiento de tours ha sido afectada con estos últimos hitos de paralización. “Para nosotros ha sido una preocupación muy grande lo que ha estado ocurriendo, porque más allá de la disputa que pueda haber internamente en la empresa portuaria con los estibadores o con quien sea, nos está afectando a los empresarios del rubro turístico. El que un crucero que ha viajado miles de kilómetros para llegar acá, no pueda atracar acá para cumplir con su itinerario, es un daño futuro enorme y daña nuestra imagen”.