Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Aliro Quezada Vera, un recorrido por la vida del eximio saxofonista, quien, con apenas 16 años pasó a integrar la banda instrumental de la III Zona Naval

Por La Prensa Austral Domingo 2 de Agosto del 2015
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
915
Visitas

En las festividades patrias de 1970, escuché un saxofón cuyo sonido me quedó grabado para siempre, y parece, que cada vez que paso por el recinto ubicado en Kuzma Slavic con Bulnes vuelvo a oír. Eran los días de fiestas patrias y en ese espacio se levantaba una de las tantas actividades populares con que Punta Arenas celebraba tan especial fecha.

Con los días supe que el ejecutante de tan lindos sonidos era el maestro Aliro Quezada Vera. Parte de una gran familia, llegó a Punta Arenas en 1942 a la edad de 9 años. Sus padres Isidoro Quezada Espinoza y Rosalba Vera Leal, junto a sus diez hermanos se instalaban en el sur del sur para buscar nuevos horizontes.

Don Aliro nació el 29 de octubre de 1933 en Carahue, Región de la Araucanía. Establecidos en la ciudad de Punta Arenas, Isidoro Quezada se dedicó a la explotación de una mina de carbón. Matriculó a su hijo en el Instituto Don Bosco en la esperanza familiar de que adquiriera una profesión que pronto lo prepara para el trabajo, pero los caminos de la vida tenían reservado a este muchacho sorpresas especiales. Ya en el instituto, junto a las labores escolares, según sus palabras, realizaba distintas actividades para ayudar a la familia. Sin embargo también llamó su atención la banda que mantenían los salesianos. Los recuerdos de Don Aliro van al sacerdote de origen esloveno Martín Marosa, quien dirigía la agrupación en la década del 40. De este religioso recuerda los primeros aprendizajes en el arte de la música, primero ejecutando pito y luego flautín. Así trascurrieron los días de escuela.

Hacia 1949 se formaba la banda instrumental de la III Zona Naval. Fue su encuentro con el maestro Oscar Díaz Solís, músico monitor de la banda escolar que cambiaría su historia. El maestro Díaz conociendo el talento del joven Quezada lo convenció de integrarse a la naciente banda. Con sólo 16 años necesito de los permisos correspondientes de sus padres para los exámenes, que Don Aliro recuerda, fueron cancelados por el propio maestro Solís, a esta altura uno de los jefes de la banda. El 18 de septiembre de 1949 debutó la Banda Instrumental de la III Zona Naval, bajo la dirección del Luis González Moya entre sus integrantes el propio Oscar Díaz Solís, Luis Greve y 18 instrumentistas, entre ellos un joven músico con apenas 16 años, Aliro Quezada Vera.

 

 

Bajo el alero naval

 

 

La Armada no solo fue una actividad laboral, sino una inagotable fuente de aprendizaje musical. Muy pronto se asoció con el saxofón, primero por necesidad institucional y luego por el cariño mutuo que surgió entre el aprendiz y el instrumento. Hacia 1945 contrajo matrimonio con Elba Vivar Vargas, de cuya unión nacieron sus 4 hijos, Aliro, Rosa, María y Elizabeth. En 1957 fue trasladado por la Armada a Valparaíso; el músico marino comienza su intensa actividad musical debutando en el club Valparaíso.

Recuerda que su joven esposa se encontraba en Punta Arenas, razón por la cual recibió prontamente su destinación de regreso con mucho agrado. A su regreso se incorporó a la intensa actividad musical de la ciudad. Su primera agrupación la conformó junto a Enrique Aguila (“Finito”), Miguel Simunovic, Patricio Torres y Armando Moraga. Los años 50 fueron de consolidación del saxofonista, diferentes agrupaciones y destacados músicos locales compartieron experiencias musicales, junto a Tini Sapunar, Jorge y Víctor Sharp, Fructuoso Comesaña, entre muchos otros, alegraron las innumerables veladas bailables de Punta Arenas. Participó por muchos años en la Orquesta “Bocetos de América” y es a mediados de los 60 que fundara su propia agrupación como la “Orquesta de Aliro Quezada”. En la primera formación participaron Enrique Aguila, Rubén Trujillo, Tini Sapunar, y su gran amigo y compañero de toda su vida el trompetista y arreglador musical naval, Romeo Garcés. De este último recuerda su gran talento y su gran calidad humana; por más de 20 años fueron inseparables compañeros en la música.

 

 

En la Esmeralda

 

En el 1967 fue enviado al buque Escuela Esmeralda, cerca de un año anduvo fuera de Punta Arenas navegando por mares de Europa, en esta oportunidad integrando la banda instrumental del bergantín-goleta.

Al retornar, asoció su trabajo con el director de la banda de la V División del Ejército, el maestro Enrique Lizondo Calvo. “Era un virtuoso del acordeón, un gran arreglador y por sobre todo un caballero”. Los recuerdos del maestro Lizondo lo trasladan a una década en que las bandas militares recorrían colegios ofreciendo conciertos y apoyando todas las actividades culturales: festivales de bandas, coronaciones, festivales de la canción, conciertos en aniversarios de colegios, y el infaltable izamiento del pabellón que se realizaba todos los domingos del año. Dirigía la banda de la III Zona Naval el maestro Dolorindo Soto, destacado músico naval que junto al maestro Lizondo, ofrecieron muchos conciertos en que las bandas de la zona se unían entregando momentos inolvidables para los magallánicos de entonces.

 

 

 

Actividad incesante

 

 

 

La actividad era intensa, el maestro Quezada compartía su trabajo de músico naval, más los ensayos para los fines de semana de su popular orquesta bailable y se debe sumar, la incansable labor de un grupo de músicos que hacía esfuerzos denodados por mantener la Orquesta Sinfónica de Magallanes, que a esta altura llevaba el nombre de su fundador el Maestro Benjamín Divasson. En esta odisea participaba junto a músicos como Manuel Ojeda, Mario Capellán, Andrés Ferolli, Francisco Petek, Jorge Sharp Corona, René Tonizzo, Romeo Garcés, Armando Moraga, Antero Bravo, dirigidos primero por Tena Canales , luego por Enrique Preller y finalmente Enrique Lizondo Calvo.

Este período, entre los primeros años de la década del 60 y casi toda la década del 70, surgió en Punta Arenas, una intensa actividad de las academias de danza, las que contaban con estos músicos que acompañaban cada una de sus presentaciones, amén de las actividades propias del conjunto orquestal, que ofrecía de manera permanente audiciones tendientes a mantener viva la llama de la música instrumental docta en la ciudad.

Cuando a finales de los años 60, el intendente Mateo Martinic, entrega su decidido apoyo a la orquesta incorporándola al Instituto de la Patagonia, Aliro Quezada es uno de los músicos que colocó su talento al servicio del arte. Una vez más, bajo la dirección del maestro Lizondo, revivieron viejas jornadas musicales que deleitaron a los magallánicos. Pero los años 80 trajeron malos aires para los músicos, la orquesta perdió el subsidio y el maestro Quezada decide dejar la música después de más de 35 años de incansable labor. Cuando revisa su vida se muestra agradecido del camino recorrido, “Gracias a la música eduque a mis hijos y los mande a la universidad”. No tiene enemigos, dice que nunca los tuvo. Los que le conocen lo recuerdan como un talentoso saxofonista, estudioso y muy respetuoso de sus compañeros de trabajo.

Hoy a sus 81 años, vive en la tranquilidad de su hogar y aunque se ha visto afectado por problemas de salud, se siente feliz de sus cuatro hijos, cuatro nietas y dos bisnietas. Al preguntarle que le gustaría que las personas digan de él, señala sin dudas “Que es una buena persona”.

Nos alejamos de la casa del maestro Quezada, con la alegría de los recuerdos de un hombre que fue parte fundamental del desarrollo de la música en nuestra ciudad. Larga vida Don Aliro, gracias por su entrega desinteresada.

 

 

Por Jaime Bustamante Bórquez                                                                                                                                                       Profesor de Educación Musical                                                                                                                                        Bustamag2000yahoo.com                                                                                                                               www.patagoniamusical.cl