Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro

Ausencia de Boccazzi marcó acto protocolar de entrega del cargo a alcalde Radonich

Por La Prensa Austral Miércoles 7 de Diciembre del 2016

Compartir esta noticia
1.377
Visitas

Al igual que en las 345 comunas del país, la Municipalidad de Punta Arenas renovó ayer a sus representantes comunales, en un acto ciudadano que fue organizado por el ex administrador municipal Claudio Flores Flores, quien -bajo instrucción del alcalde saliente Emilio Boccazzi- procedió a organizar, junto a los funcionarios de la repartición edilicia la ceremonia de instalación del nuevo Concejo Municipal.

Sin embargo, al acto protocolar que estaba fijado para las 11 horas, y donde se sellaba el cambio de mando, en un abrazo simbólico de quien entrega el poder comunal al alcalde entrante, tuvo un ingrediente que no pasó inadvertido: la ausencia de Boccazzi. Algo que no dejó de sorprender, dado que él mismo había asegurado a este medio que sí asistiría.

“El día martes 6 de diciembre voy a estar en el Teatro Municipal, acompañando al nuevo alcalde y al nuevo Concejo Municipal”, aseveraba Boccazzi en entrevista con La Prensa Austral.

Sin embargo, la no concurrencia del simpatizante PPD, comenzó a ser reparada, al momento de la llegada de cada una de las autoridades civiles, militares y eclesiásticas que se hicieron presente ayer, concurriendo al Teatro Municipal José Bohr.

Así, en primera fila destacó la figura del intendente Jorge Flies así como de los parlamentarios Gabriel Boric, Juan Morano y Carolina Goic. También asistió a este acto la gobernadora Paola Fernández Gálvez, así como el comandante en jefe de la Tercera Zona Naval, contralmirante Ivo Brito Sánchez; comandante en jefe de la IVª Brigada Aérea, general Manuel Sainz Salas; jefe de la XIIª Zona de Carabineros, general Leonardo Espinoza Vega, y el jefe regional de la PDI, prefecto inspector Rubén Silva Sandoval.

Entre las autoridades religiosas, destacaron la presencia del obispo Bernardo Bastres Florence y del presidente de la Confraternidad de Pastores Evangélicos, David Paillán.

Integrantes del Consejo Regional de Magallanes liderados por Miguel Sierpe Gallardo, también se ubicaban entre el público. En otro sector del auditorio y representando a las organizaciones vecinales, se pudo apreciar a la dirigenta Rosa Zúñiga Ruiz, Carlos Aro Pérez, y al presidente de la Unión Comunal del Adulto Mayor, Eleodoro Andrade.

Reacciones

Consultado por la ausencia del ex jefe comunal a la ceremonia de traspaso de mando, el alcalde Claudio Radonich puso “paños fríos”, destacando el apoyo presencial recibido por las autoridades de la coalición gobernante a nivel regional, así como la de los dirigentes vecinales.

“Este es un acto de instalación de quienes asumimos como representantes de la comuna. Por lo tanto, no era obligación que él estuviera (refiriéndose a Boccazzi). Yo estoy contento, porque ha venido el intendente Flies, la gobernadora Paola Fernández, los diputados Gabriel Boric y Juan Morano, la senadora Carolina Goic. Y sobre todo la comunidad de Punta Arenas que se hizo presente aquí (en el Teatro José Bohr). Vimos un auditorio repleto, con dirigentes sociales, quienes -a pesar de las restricciones de espacio- se dieron el tiempo para poder acompañarnos. Quedo agradecido por este gran respaldo que hemos tenido hoy (ayer) y lo tomo, como el gran mandato que me ha dado cada uno los ciudadanos, entregándome a mí y al Concejo Municipal un apoyo transversal”, afirmó Radonich.

Por su parte, la concejala María Teresa Castañón (RN) calificó la ausencia del ex alcalde Boccazzi, como “una vergüenza”, afirmando que la ex autoridad no habría tenido valor para enfrentar a la ciudadanía, que concurrió masivamente al acto de traspaso de mando. “Quiso evitar el emplazamiento de la ciudadanía, producto de su deficiente gestión”, expresó.

Similares aseveraciones, fueron planteadas por los concejales reelectos  Vicente Karelovic y José Aguilante. “Su ausencia demuestra lo derrotado que quedó Boccazzi, después de las elecciones municipales. Además tampoco, estuvieron los concejales salientes, porque sólo uno (refiriéndose a Villegas), recibió invitación, pero tampoco asistió”, agregó Karelovic.

“Su ausencia a un acto tan importante para la ciudadanía, es simplemente el corolario de lo que fue su gestión, porque aquí hay un tema de respeto y honorabilidad de quien hace la entrega del cargo y eso no lo vimos”, afirmó Aguilante.

“No corresponde a un ejercicio democrático”

Para los ediles Germán Flores (DC) y Arturo Díaz (Movimiento Autonomista) la no concurrencia de un alcalde que termina su ciclo para traspasar el mando a otro, no es coherente con el ejercicio de la democracia.

“Por respeto a los ciudadanos que lo eligieron, debió haberse hecho presente en este acto y venir a decirle ‘gracias’ a toda la comunidad, considerando que se congregaron en este acto, las fuerzas sociales vivas y su ausencia no responde a un accionar democrático”, acotó Flores.

“Entiendo que debe estar muy aproblemado por todas las críticas a su gestión, pero por respeto a la gente que lo eligió hasta el último día, hubiera sido un buen gesto haber entregado el cargo, porque eso es lo que corresponde. Así se ha hecho siempre en la historia de los traspasos de mando de las alcaldías, desde el retorno a la democracia. Es una actitud que no corresponde al ejercicio democrático, dado el cargo que tuvo, de haber sido alcalde de Punta Arenas”, expresó Arturo Díaz.

“Es una decisión personal”

Tanto Mauricio Bahamondes (PR), como Daniela Panicucci, coincidieron en que la no concurrencia del ex alcalde Emilio Boccazzi, al acto ciudadano realizado ayer, responde a una decisión más bien personal.

“Desde lo protocolar no hubo traspaso, pero sé, que -desde lo administrativo- hubo coordinaciones entre ambos (reifiréndose a Boccazzi y Radonich). Yo me quedo con eso y finalmente es una decisión personal”, expresó Bahamondes.

Por su parte, la concejala Daniela Panicucci, prefirió archivar lo ocurrido. “Si la decisión del ex alcalde Boccazzi fue cerrar así su mandato, es un criterio propio. Es una lástima lo que ocurrió, pero ya forma parte del pasado”, sentenció.